Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

La repartición del pastel y el futurismo anticipado

CONTEXTOS

 

Gerardo Sandoval Ortiz

 

La conquista de la presidencia municipal de Morena, no es suficiente aliciente para unificar a sus militantes, pues la contienda arrojó entre ellos ganadores y perdedores; los primeros, mostraron fidelidad y la imposición, el alegato de quienes se alejaron del partido y se apostaron al color verde y perdieron con Luis Munguía.

En cualquier circunstancia, los victoriosos en una elección son un poderoso imán que atrae a militantes y simpatizantes dudosos y dolidos de un proceso anterior por mas accidentad que este haya sido.

Pero, un sector de morenos ha sido infectado por la arrogancia propia de un triunfo que lo asumen propio y no de quienes respaldaron a un candidato y partido distinto. A estos no le importa que individuos como el ingeniero Juan Ramón Mora Ornelas, Rocky Nick Santana, o Alfredo Sánchez Rodarte, por citar dos nombres, que dedicaron años y años a consolidar el Movimiento de Regeneración Nacional desde su fundación y antes.

Humildad no lo hay en los envalentonados morenos que se sometieron a la designación de Luis Alberto Michel Rodríguez. Quién pensé hallar perdón y olvido, halla repudió y rechazo por el pecadillo de procurar un nuevo instrumento para impulsar al modelo de la Cuarta Transformación. Hay evidencias de que con el color verde, Fuerza México los tachados de desertores y traidores a Morena defendieron el estandarte de la 4t toda la campaña.

Naturalmente, en las líneas del párrafo anterior ni por descuido referimos a Luis Munguía y sus amigos. Estos no se conducen bajo ningún principio ideológico y se puede constatar en la zigzagueante trayectoria política de Munguía y sus íntimos. Juan Carlos Castro Almaguer pasó por el PRI al igual que Rodrigo “el rorro” Pérez Hernández, los dos principales coordinadores; Laurel Carrillo fue hasta la campaña 2015 férrea opositora a la izquierda y en el 2012 apoyo decididamente a Enrique Peña Nieto. No se guían por colores de partido, sino por su espíritu aspiracionista a los que Andrés  Manuel López Obrador dijo detestar.

Escuchamos a nuestros amigos morenos presumir que su partido está de moda. Otro individuo hizo alarde en sus redes que seguramente miles de vallartenses tocarán la puerta a Morena para decirse morenos, un militante más, y declararse ganador. Ignoramos si ha ocurrido ese fenómeno de las estampidas humanas en el domicilio del profe Michel. Nos dicen que son pocos quienes lo buscan y quienes lo hacen, van a pedirle chamba, a reclamar o cobrarle algún viejo compromiso. Los bien enterados identifican perfectamente que el de los compromisos y “negocios” es Salvador Llamas Urbina y en ciertos casos, el hijo del profe Chuy Michel. Este zacatecano anda tan activo que ya comprometió hasta la candidatura del 20124. Ya en otra ocasión les confiamos con quien es el tema de las “aviadurías”.

Nuestros dos o tres electores están en su derecho de creer o no que Salvador Llamas presume tener en su portafolio, entre muchos otros temas, poseer el don de poner al candidato la alcaldía en 2024 de Morena. Y muchos se la creen.

Ahora, lo ideal es que los amigos morenos se dediquen a integrar cuidadosamente las piezas del engranaje municipal que gobernará la ciudad. Si es cierto que Llamas ya negocia candidaturas para el futuro es tal como hacer pura politiquería, algo que también se repele en las mañaneras de López Obrador.

El derrotado verde, Luis Ernesto Munguía González, apenas se reintegró a su curul en el Congreso del Estado informó a sus seguidores que analiza si acepta la supuesta invitación a tomar las riendas del PVEM en Jalisco. Suena a puro blof. En todo caso, lo interesante es que Munguía retoma su agenda política y nos avisa que se propone reconstruir a su partido, reunificar a sus seguidores, mantener el hilo con sus 25 mil electores que lo votaron, machacar y persuadir para relanzarse su candidatura a la alcaldía en el 2024.

El Partido Acción Nacional tiene en su agenda inmediata renovar sus dirigencias locales en todo el estado. Al PAN le urge reconstruirse para resurgir de sus cenizas. Si no logra contener su caída está en riesgo de perder hasta el registro local en los comicios del 2024 y seguir la ruta del PRD.

Algunos amigos del Movimiento Ciudadano nos han expresado sus preocupaciones porque desmadejó a sus principales figuras y exhibió la vulnerabilidad del MC en Puerto Vallarta.

Cualquiera pensará que dos semanas es suficiente para recuperarse de una derrota por muy dolorosa que esta sea. En lo personal, consideramos que los naranjas ya estarían reorganizándose para nuevas batallas y hacer planes y proyectos a mediano y largo plazo. Pero extrañamente están en shock y tal parece que guardaron sus arreos y entregaron sin pelear la plaza.

El MC arañó los 30 mil votos, un caudal generoso de votos peor también una cifra que revela que 9 años ha sido el periodo confiado por los vallartenses y arranca el retroceso. Si los amigos naranjas no reaccionan ante la derrota, les ocurrirá lo que a los panistas y priistas, incapaces de interpretar el rechazo de los electores, prolongaron su agonía en eternas disputas por ocupar las dos o tres primeras posiciones en la planilla.

El deplorable papel de panistas y priistas en las últimas campañas, lo pudieran vivir los del MC si no aflora su aliento y salen a pelear el terreno de su reinado que concluye en septiembre. Es urgente salgan y se quiten la máscara del abatimiento y muestran fortaleza ante los suyos. A la de ya deben sacar la garra. Cuesta creer que se resignen a “administrar” esas tres regidurías obtenidas en el reparto de las pluris. Si es así, que no cause asombro si en tres años, esas regidurías se reducen a dos, luego a uno hasta languidecer en cualquier atardecer de un domingo de elecciones. Así le ocurrió al PRI y al PAN.

Revolcadero

Por cierto, este lunes 21 de junio en un hotel de Guadalajara el IEPC entregó constancias de mayoría a alcaldes, regidores y diputados locales electos y Luis Alberto Michel Rodríguez posó con constancia al pecho. La delegada política de Morena en la entidad, Yeidckol Polevsky atestiguó el acto y exhortó a desempeñarse apegados a los principios y estrategias de morena. Le enviada del CEN morenista destacó el avance de su partido en las elecciones del domingo 6 de junio por haber increment5ado los cargos de elección popular, 12 alcaldías y 74 regidurías. Los regidores electos son: Carla Berenice Esparza Quintero, Cristian Eduardo Alonso Robles, Claudia Alejandra Íñiguez Rivera, José Rodríguez González, Eva Griselda González Castellanos, Pablo Ruperto Gómez Andrade, María Elena Curiel Preciado y Sara Mosqueda Torres. El síndico será Juan Carlos Hernández Salazar.****** Por cierto, nos dicen que el síndico electo, Juan Carlos Hernández Salazar, si bien no es recomendado ni está vinculado, por lo menos es amigo del ex síndico, Alfonso Bernal Romero, quien fue síndico en el trienio 2007-2009, cuando Javier Bravo Carbajal fue presidente municipal. Otro dato adicional. En la segunda posición de los regidores suplentes, aparece el nombre de  Adriana Paola Paniagua Peña. Es la suplente de Carla Esparza quien hasta hace unos días intentó en vano sustituirla como su suplente. Debemos añadir que Carla Esparza ya se apuntó para un futuro relanzamiento frente al 2024. De momento nos reservamos más datos.****** En la reunión semanal de la Comisión Ejecutiva del Consejo Regional de Seguridad Pública Costa Norte, se informó que los índices delictivos en la región muestran tendencias a la baja. Se reportó en un boletín de prensa “Autoridades de los tres niveles de gobierno, continúan fortaleciendo los lazos de coordinación y el trabajo en conjunto por la seguridad de Puerto Vallarta, Cabo Corrientes y Tomatlán”. En la reunión de esta semana se analizaron estadísticas del mes de mayo  integrantes de dicha comisión de los tres municipios ya citados, implementan en coordinación estrategias y labores preventivas con apoyo de los tres niveles de gobierno, incluyendo las fuerzas armadas.******Vaya, vaya. Que ahora a nuestro presidente Andrés Manuel  López Obrador se le ocurrió organizar algo llamado “Tianguis del Bienestar” y nosotros creemos que es buena ocurrencia. Si usted desea, póngale su dosis de ironía que adorna las líneas. Que en dichos tianguis se comercializará, solo en zonas pobres, (ojalá incluya Ixtapa) ropa, telas, zapatos, ventiladores, juguetes, aires acondicionados, todo tipo de mercancías que se les confisque a los corruptos, ladrones o malosos. Dijo Don Santo Amlo que su gobierno renta al menos 300 bodegas y las tiene repletas de producto listo pal mercadeo. No se pudo vender el avión presidencial pero acá le auguramos éxito al tianguis de la cuatrote. Y de una vez apuramos a nuestro amigo el diputado federal, Bruno Blancas Mercado, al que algunos groseros le llaman “Bruno Brutus” y otros “Burro Blancas”, que se apura a legislar en materia de leyes administrativas y se hagan realidad los tianguis y nos gestione uno para Ixtapa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *