Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

La degradación de Ricardo Cerezo y la designación de Adriana Guzmán en Planeación Urbana

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

 

Diez días después de cumplir sus primeros 100 días, el presidente municipal realiza su primer cambalache de funcionarios al ejecutar el cese del titular de la Dirección de Planeación Urbana, Ricardo Cerezo Ortiz, quien ha sido degradado a Subdirector de Ecología y Medio Ambiente.

La también arquitecta, Adriana Guzmán Jiménez, quien se desempeñó hasta esta el pasado fin semana como jefa de Instrumentos Urbanos, sustituyó a Cerezo.

La del presidente municipal, Luis Alberto Michel Rodríguez había sido una jugada doble pues ya despedido el subdirector Luis Felipe Carrillo Contreras pero intervino su influyente hijo, Jesús Michel López y logró rescatarlo y mantenerlo en la segunda posición del organigrama.

En las últimas semanas, de voz de varios constructores y desarrolladores recibimos constantes quejas de Cerezo Ortiz. Lo señalaban de retardar, por lo menos obstruir y atrancar  proyectos de inversión y generar empleos en la industria hotelera, inmobiliaria y construcción de vivienda.

El relevo en Planeación Urbana debe circunscribirse como uno de esos movimientos previsibles y anunciado por el presidente municipal, Luis Alerto Michel Rodríguez días antes de cumplir los primeros 10 días de su gobierno. “Quien no cumpla su trabajo, se irá”, advirtió Michel. Y Cerezo es el primero director al que Michel le da las gracias por sus servicios y este martes entregó la oficina.

Pareciera que Planeación Urbana esta maldecida en esta gestión de Michel. Recordemos que muy al principio, se perfiló el arquitecto Oscar Montiel Cervantes, un profesionista experimentado en ésta área desde los gobiernos municipales panistas. Prácticamente con su nombramiento en la mano, Montiel se opuso al nombramiento del subdirector Carrillo Contreras, básicamente por saber que le respondería a Chuyito Michel, el hijo incómodo del alcalde, y no a él. Supimos en esos primeros días de octubre que Montiel, al saber del rechazo de un subdirector propuesto por él, lanzó el reto “o él o yo”. Y Michel le dio la espalda, eligió la propuesta de su hijo y borró del mapa al arquitecto Montiel.

Desde el fin de semana, el profe Michel estaba decidido a deshacerse de los dos funcionarios del más alto nivel en Planeación Urbana. Cerezo Ortiz aceptó sin chistar pero Carrillo Contreras corrió a llorarle a su “compadre” Chuyito y a su petición, este intervino suplicándole a su padre el alcalde reinstalarlo en la subdirección.

El arqui Luis Felipe, es un egresado de la Universidad de Guadalajara y trascendió poco después de la elección que realizó algunas aportaciones financieras para el gasto de la campaña. Sus relaciones con los hijos de Michel, particularmente con Chuyito, fue determinante para obtener el nombramiento del número dos en la estructura de Planeación Urbana.

Adriana Guzmán Jiménez es una arquitecta de vasta experiencia en el ramo, donde empezó a laborar hace casi tres décadas. También es arquitecta de profesión pero al interior del grupo del alcalde presumen que su designación responde al interés de Michel por procurar un balance de equidad de género entre su primer equipo de trabajo.

En la pasada administración, cuando Arturo Dávalos Peña  fue alcalde, Adriana Guzmán era la jefa de Instrumentos Urbanos y parece ser que las grillas intramuros del equipo de “las monitas” la obligaron a quedar fuera. A quien la sustituyó, José Luis Huaracha, con el respaldo de su cuñado “Memín” Salcedo, se le atribuyó haber orquestado su salida. Luego se refugió en Bahía de Banderas, donde logró acomodarse en aquel gobierno municipal. Con el cambio de color, regresó en octubre y escaló a la dirección de la dependencia a la que le ha dedicado casi tres décadas.

Chuyito Michel intentó de algún modo imponer a su protegido Luis Felipe Carrillo pero la decisión favoreció a la hermana del periodista Arnulfo Guzmán quien estaba a cargo de elaborar los planes parciales de urbanización del municipio. “Jefe de Instrumentos Urbanos”, era su nombramiento.

Apenas se supo de relevo del arquitecto Cerezo surgieron diversas conjeturas para intentar explicar su remoción. Las hay, como la de haber sido desleal a Chuyito Michel y haberle afectado sus intereses. Los allegados al alcalde dan por cierto la versión de haber incurrido en corrupción. Los constructores lo acusan de despachar apenas dos días a la semana y si no conseguían una audiencia en esos días, probablemente no serían recibidos.

La fugaz gestión de Cerezo es considerada por quienes todos los días acuden a realizar algún tipo de trámite como una de las peores burlas en muchos años. Creen que el ejemplo lo representa el titular de la jefatura de inspección de Obra, un tal Yair Secundino. Para realizar dicha tarea, al responsable se le debe exigir, sino la licenciatura en el área, una mínima experiencia en el ramo. Dicen saber que el tal Yair Secundino es maestro de educación física, o de criminología. Presumen que ya en anteriores administraciones había sido despedido por no saber hacer su trabajo ye inclinarse en cuestiones deshonestas.

Los asesores del alcalde hallaron deficiencias en las tres oficinas de Planeación Urbana, en la dirección, subdirección e Inspección de Obras, justo en donde se descargan responsabilidades jurídicas. A juicio de constructores y desarrolladores, Michel se equivocó desde el principio al no saber designar a las personas idóneas y con capacidad. Prevaleció criterios de compadrazgos y lealtades políticas pactadas en los tiempos de campaña y los resultados están a la vista.

Si bien Ricardo Cerezo registró una breve estadía en el gobierno municipal en los tiempos de Salvador González Reséndiz, desconocía la problemática del municipio y las colonas de la ciudad. Por si fuera poco, ahora se sabe que respondía más al llamado del director del Seapal, Salvador Llamas Urbina, que al alcalde ya su hijo Chuyito.

 

Revolcadero

 

En nuestra última colaboración informamos que la Asociación local Ganadera con convocará para el domingo 13 de febrero a su asamblea para elegir a su mesa directiva. Tocará al amigo médico Lino Ortiz Muñoz entregar la estafeta al siguiente presidente para cuyo cargo ya estaba más que apuntado el ex presidente del ejido El Coapinole, Daniel Ibarría. Nos dicen que el también ganadero y vecino de Ixtapa Gustavo Buenrostro tiene interés en levantar su mano y repetir su participación. Hace dos años, Buenrostro le compitió a Lino Ortiz la dirigencia de los ganaderos opero se quedó corto. Otro nombre que se menciona es el Moisés Arreola, ejidatario y ganadero de Las Juntas, hermano de Antonio “Toño” Arreola, quien alguna vez se desempeñó regidor (1997-2000) en la era de los gobiernos panistas. “Moi” Arreola hacía equipo en aquel grupo que controló dicha asociación por dos décadas a cual pertenece Armando Villaseñor Meda. Pero nos dan otro nombre. Que un miembro del clan Miramontes, los del Ranchito, se anda moviendo y si se siente apoyado, lanzará su candidatura. Solo supimos que es uno de los hijos de Elías Miramontes Vélez pero consideramos que sus posibilidades se reducen a poco menos que cero.****** Vaya, vaya. Que el gobernador de Nayarit Miguel Ángel Navarro Quintero alista su siguiente propuesta estelar: Obligar a los turistas que en su ruta a Nuevo Nayarit, Punta Nayarit, Nuevo Valle de Banderas, o Nuevo Porvenir, tomen sus vuelos directos a Tepic, y ya no a Puerto Vallarta. Cómo que este moderno gober del territorio cora, emanado de Morena debemos de subrayarlo, ha enloquecido. Mira que guiar a turismo que ha elegido venir a descansar a las playas de la Bahía de  Banderas, volar a Tepic y recorrer 160 kilómetros. Transitar de “Jalisquillo” hasta Las Varas es una locura. Cualquier incidente carretero detiene el tráfico por horas y horas y muchas veces obliga retornar para toma la no menos sinuosa carretera Tepic-Jalcocotán-Miramar, y luego tomar la carretera a Platanitos-Zacualpan-Las Varas. Habla Navarro Quintero de meterle unos mil 700 millones de pesos y modernizar la terminal área de Pantanal. ¡Qué ganas de engañar a su pueblo! No pueden ahorrar unos cientos de pechereques para construir un puente y terminar la avenida federación y salen con el cuento de invertirle a un aeropuerto que apenas tiene unos cuantos vuelos a Tijuana o dos o tres ciudades del país.****** El personal de reglamentos e inspección del municipio reporto el apercibimiento de cuatro bares y tres antros en el primer fin de semana por faltar en las obligadas acciones de restricción para contener el Coronavirus. El gobierno estatal ordenó implementar la obligatoriedad de solicitar al cliente su certificado de vacunación y de ahí se desprendieron los apercibimientos. Que dichos operativos aleatorios se repetirán en los siguientes días. A leguas se nota que no hubo operativos concienzudos pues varios antros omitieron exigir el certificado de vacunación, entre ellos uno que se halla por la carretera 544, tramo Ixtapa-Las Juntas, donde hubo grupo musical.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *