Tamaño de texto


Martha Ramírez Ruiz |

Apenas 10% de giros comerciales han refrendado licencias; desconocen acuerdo sobre licencias para restaurante-bar

El director de Padrón y Licencias, afirma que continuará aplicado los cobros que establece la Ley de Ingresos vigente

Durante las primeras tres semanas de enero, solo un diez por ciento del padrón de giros comerciales registrados en el Ayuntamiento han acudido a cubrir el pago del refrendo para la licencia de funcionamiento para el 2023, informó Luis Enrique Hurtado Gomar, director de Padrón y Licencias.

Los alrededor de 31 mil giros comerciales del padrón, tienen hasta el último día de febrero para pagar el refrendo de funcionamiento para este año, recordó el funcionario sobre el plazo que establece la ley para pagar el refrendo.

Adelantó que no se descarta que se de una prorroga como sucedió hace un año, pero hasta el momento se tiene como fecha limite el 28 de febrero.

Por otra parte, el director de Padrón y Licencias desconoció el acuerdo al que se habría llegado en una reunión de autoridades municipales con organismos empresariales para la revisión de las licencias municipales para operar como restaurante-bar por la inconformidad de incrementos muy por encima de la inflación.

“Acuerdo? ¿Cuál acuerdo?”, manifestó al ser cuestionado sobre lo tratado en la reunión que se realizó el pasado jueves en la UMA al comentar que él no fue convocado, pero sobre todo no acudió a esa junta el tesorero municipal y también ausente el alcalde, Luis Alberto Michel Rodríguez.

Hurtado Gomar, dijo que hasta que no se reciban indicaciones por parte del presidente municipal, en la dependencia se continuará aplicando los cobros que se establecen en la Ley de Ingresos Municipales del 2023.

Además, refirió que los cobros por restaurante bar en efecto son superiores al 7 por ciento generalizado, y esto debido a incontables establecimientos que solicitan ese tipo de licencias, pero operan solo como bar o centros botaneros, y así en su momento explicó al sector restaurantero.

Explicó que dependiendo del establecimiento y su ubicación es que se califica la licencia al momento del refrendo para aplicar el mínimo, la media o la máxima. Y los más inconformes son los restaurantes que operan también con licencia de funcionamiento de bar son los que se encuentra en la franja turistica que es la zona que considera alta, acotó.

Para finalizar, sostuvo que en tanto no haya indicación por parte del alcalde o el tesorero, seguirá aplicando lo que establece la Ley de Ingresos «sin cerrarnos a la negociación o a dialogar».

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *