Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Alfaro entre la numeralia y acrítico recuento de su 4º informe

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

 

Sin las expectativas de otros años, este fin de semana rindió su cuarto informe de gobierno Enrique Alfaro Ramírez y se inicia la recta final de su sexenio. También como siempre, con mas promesas que hechos, y la ausencia de Puerto Vallarta, principal destino turístico de la entidad que ni por ello merece la atención del gobernador Alfaro.

En esa danza de cifras de asombrosa abundancia en los informes anuales de un presidente municipal, el gobernador del estado y el presidente de la república es complicado hallar Puerto Vallarta, como beneficiario de algún programa y obra de infraestructura.

Si bien, como parte del Plan Carretero 2019-2024 se concretó la carretera Talpa de Allende-Llano Granda-Tomatlán, poco hay por presumir. Bueno, en el informe que pro escrito entregó Alfaro al Congreso del estado se halla la rehabilitación del tramo carretero Conchas China-Mismaloya. En Tomatlán estrenan nuevo encarpetado Conafrut-Tomatlán.

¿Qué más obras nuevas hay en Puerto Vallarta? Bien, podemos añadir que entre las “acciones emergentes” por los daños de agosto 2021 del huracán Nora, Alfaro informa haber enviado ayuda en obras por 187.7 millones de pesos para atender los daños. Hasta el 30 de septiembre pasado, eso se gastó “en la reconstrucción y modernización del Puente vehicular sobre el Río Cuale”.

Si bien en el apartado de “infraestructura para la salud”, hay cero inversiones, también en “infraestructura deportiva”, el señor gobernador tuvo a bien autorizar 19.16 millones de pesos para mejoras en la escuela primaria urbanas 521 “Adolfo López Mateos”, parte del gasto en escuelas de educación básica en los primeros cuatro años de Alfaro. Otros 20 millones de canalizaron para rehabilitar la primaria “21 de marzo”, que es parte del sistema estatal.

Después de lo ya citado muy poca, sino es que nula hay más inversión. Hay cierta inversión en la reconstrucción de los encarpetados de carriles laterales de la avenida Francisco Medina Ascencio, fruto de los ingresos por el impuesto al hospedaje, Fideicomiso que por muchos años se administró por un Fideicomiso con comité local.

Hace ya muchos años que un informe del gobernador en turno robaba la atención a muchos vallartenses, principalmente a la clase política que hacia el viaje a la capital para el ritual del besamanos. Con regularidad, se asistía a escuchar noticias del futuro, después de estrenar alguna flamante obra de infraestructura urbana, mejoras en los puertos de la ciudad, algún gran puente carretero.

Pero este domingo, pasó inadvertida la cita de Alfaro en el Congreso del Estado. Hubo más ruido en las aulas universitarias debido a que el rector general de la Universidad de Guadalajara Ricardo Villanueva Lomelí abandonó el recinto del informe molesto por lo que consideró burlas de Alfaro, una de sus poses características hacia sus críticos.

A la vieja usanza, el informe se sujetó al previo posicionamiento de las bancadas representadas en el Congreso local. Alfaro pareció resentir la acostumbrada de los legisladores opositores, sobre todo de la experimentada Mara Robles Villaseñor, una izquierdista ligada desde siempre al “Grupo Universidad” de Raúl Padilla López, el guro de la UdeG. Ahora parte del grupo parlamentario del partido Hagamos, considerado el nuevo brazo político de la UdG, cuestionó la efectividad de las políticas del gobierno de Jalisco en área de seguridad y justicia, problemas sociales, educación y violencia contra las mujeres y exigió resultados. Situó en 315 mujeres asesinadas y que solo el 6% se reconozcan como feminicidios. El año pasado de más de ocho mil carpetas de investigación por violencia familiar, a penas un tercio se judicializó y menos de uno por ciento llegaron a sentencia”.

Pero la exigencia de Mara Robles a Alfaro, de dotar de presupuesto necesario a la UdeG y respetar su autonomía, hizo entrar en cólera al gobernador.

La dirigente estatal del PRD, Natalia Juárez ya había tomado el tema del presupuesto de la Universidad, lo que encendió los ánimos de Alfaro y lanzó la pregunta directa: ¿Cuánto presupuesto destinará a la construcción del Museo de Ciencias Ambientales, un proyecto de la UdeG?

Los universitarios acudan a Alfaro de haberles retirado recursos por 140 millones proyectados para dicho museo. La perredista reprobó los programas del gobierno estatal en materia ambiental.

Cuando Enrique Alfaro respondió, fue seco: “Ese no tiene nada de dinero, ahorita no para el próximo año”. Estaba molesto.

Alfaro fue puntual en sus números: La incidencia delictiva en general se redujo en un 24% y los de seguimiento especial 40.6”, los 8 delitos llamados “delitos patrimoniales”, bajaron en un 52.5”, comparados los de este año a los de 2017. El presupuesto en materia de seguridad creció 58.9 por ciento al año 2022, comparación con 2018; el número de policías se elevó en casi dos mil mas en cuatro años y se les aumentó entre 12 y 15 por ciento el salario. En lo que va de su gobierno, se localizaron a 11, 995 personas, 10, 123 con vida, datos que dijo son del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública.

Citó encuestas del ENSU del INEGI, cuya percepción de inseguridad mejoró en promedio 5.2 puntos de 2018 a 2022.

Para los legisladores, los números de Alfaro están fuera de la realidad pero más allá de las exigencias de cumplir a los jaliscienses, el gobernador reaccionó a las reclamos de cumplir con la entrega de presupuestos y brinde trato respetuoso a la UdeG.

“Nadie ha dicho no asumo quela tarea este hecha, más allá de quienes gritan, critican, de quienes se oponen; están también las mujeres y hombre de la Fiscalía que nol gritan, que no reclaman y se juegan la vida todos los días(…) Hay a quién no le gustan los números y lo quieren hacer con percepciones, soy ingeniero civil y sé que los números son fríos, pero voy a tratar de hablar de la agenda del gobierno, de los logros y pendientes de los cuatro ejes establecidos en el gobierno”, contestó.

El rector de la UdG, Ricardo Villanueva respondió a la dureza de Alfaro levantándose de su asiento y abandonar la sesión por creer que el gobernador se burlaba del Congreso, de los diputados y de los universitarios. Alfaro había puesto oídos sordos a la declaración de un receso.

 

Revolcadero

 

Desde el inicio del gobierno de Enrique Alfaro Ramírez se ha gastado 1 mil 886.86 millones de pesos en infraestructura urbana en municipios fuera de la zona metropolitana de Guadalajara, cuya área concentró 2 mil 076.20 millones de pesos. Por decirlo en otras palabras, más de la mitad del gasto en vialidades, avenidas, calles o puentes, construcción de banquetas, se queda en los municipios conurbados con Guadalajara y menos de la mitad se destina a los demás municipios. Se nota que entre las prioridades de Alfaro no está Puerto Vallarta.  Cada año se sueña que al destino se manden recursos para construir el inexistente llamado “puente federación” y hasta el fantasmal proyecto del conocido “macrolibramiento”. Son obras fuera de la agenda de Alfaro, pero también del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. Eso sí, por etapas se destinan miles de millones al Macroperiférico, buses eléctricos y a la línea 3 y o a la Línea 4 del tren eléctrico. Para esta última línea, se tiene previsto destinar 9 mil 725 millones de pesos, según el informe entregado al Congreso del Estado.****** De las declaraciones que posterior al ritual de los informes, quedó constancia del pleito personal que se trae el gobernador Alfaro con el rector de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí. Recordemos que ellos se enfrentaron en una elección constitucional, por la alcaldía de Guadalajara en 2015, duelo que en las urnas ganó Alfaro a Lomelí. Dirigiéndose al universitario, dijo Alfaro en su informe: “No habrá más dinero para los negocios privados, pero si (el rector) lo desea puede acudir al gobierno del estadio a presentar con argumentos sus inconformidades sobre el presupuesto asignado a la casa de estudios”. Es la casa de estudios que Alfaro reclama también como suya, pues es egresado de sus aulas y además, su padre fue rector. Declaró a los reporteros el rector: “(El gobernador) Ha violentado la legalidad de poderes, la violentado la legalidad, y seguir escuchando que Jalisco es Disneylandia con datos que solo hablan de una parte de los fenómenos tampoco tiene caso. Yi me retiro del informe porque no me parece que el gobernador tome a modo de burla y con sarcasmo un tema que para la universidad es vital”. Y diciendo eso, abandonó el recinto del informe de Alfaro.******* Del Cuarto Informe de Enrique Alfaro, de apartado “Infraestructura de Educación Superior”, tomamos el siguiente dato. De entre los 46 planteles de educación superior, hallamos que en la rehabilitación del Centro Universitario de Los Valles, en la localidad La Esperanza, de Ameca, se invirtieron 31.0o2 millones de pesos. En las afueras de dicho plantel fue donde Alfaro se confrontó con directivos de dicho campus y extractos de videos merecieron amplia difusión en medios nacionales. A partir de ahí, Alfaro tacharon de autoritario y gobernador abusivo e irrespetuoso con los universitarios. También se halla un gasto de 18.69 millones de pesos en la “rehabilitación del Centro Universitario de la Costra Sede Tomatlán”. Y en el Centro Universitario Sur, de Tamazula de Gordiano, Alfaro les mandó 10.77 millones para rehabilitar quien sabe qué cosa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *