Tamaño de texto


Martha Ramírez Ruiz |

Temen dejen de llegar cruceros a Vallarta al no permitir otro desembarque  

Tras no haberse permitido el desembarque sin pruebas PCR a pasajeros del crucero Navigator of the Seas,  a bordo había nueve contagiados del Covid-19

 

 

 

El arribo de cruceros a Puerto Vallarta se pone en peligro si la Mesa de Salud continúa aplicando medidas que son consideradas erróneas por parte de la comunidad portuaria.

Así lo expusieron en una rueda de prensa, luego de que este martes 4 de enero llegó al puerto el crucero Navigator of the Seas con 1 mil 570 pasajeros y 1 mil 170 tripulantes, de entre los cuales estaba nueve personas contagiadas del SARS-CoV-2  (seis tripulantes y tres pasajeros) por lo que complicó el desembarque.

El agente consignatario, Carlos Gerard Contreras calificó como una medida “absurda” que a su decir, el doctor Roberto Carlos Rivera Ávila, de la Secretaría de Salud determinó de manera «arbitraria impedir el desembarque de los pasajeros, sin que se realizarán previamente una prueba PCR».

Una medida es «absurda», cuando en los vuelos procedentes de cualquier punto del mundo no exigen esta prueba al descender en este destino turístico, argumento Gerard Contreras.

Situación que derivó en la rueda de prensa a la que se convocó con carácter de urgente,  por parte de  representantes de este segmento turístico, tanto guias de turistas, transportistas, taxistas, agentes de viajes, así comerciantes del Puerto Mágico y vendedores de artesanías, entre otros, para pedir al gobernador Enrique Alfaro Ramírez ponerse los zapatos de los vallartenses y todos los que viven del ramo turístico en esta ciudad, que son más del 90 por cientos de la población.

Gerard Guzmán, cuestionó bajo qué criterio el representante de la Mesa de Salud en la ciudad tomó la decisión de impedir del desembarque sin que se realizaran las pruebas, «cuando el gobierno federal ha dado a conocer que son bienvenidos todos los costeros y sus cruceristas en los puertos mexicanos», puntualizó.

El agente consignatario, dijo que de acuerdo a un alto funcionario de Royal Caribbean, la naviera está analizando seguir llegando a Puerto Vallarta, «cuando en otros puertos como Los Cabos, les permiten descender a sus pasajeros, cumpliendo las medidas de seguridad»  como lo es el uso del cubrebocas, aplicación de gel alcohólico y sana distancia.

«Obviamente todas las líneas navieras exigen a sus pasajeros, antes de abordar, presentar su certificado de vacunación y prueba de no estar infectado de coronavirus», sostuvo Gerard Guzmán al reiterar que es ilógico pedir una prueba PCR a 4 mil pasajeros. «Se necesitaria un ejército de 400 enfermeros de la Secretaría de Salud para realizar la prueba», de ahí que propuso realizar pruebas aleatorias a los pasajeros, tal como se realizan en encuentros deportivos u otros eventos en la entidad.

 

«De verdad, reiteró la petición al gobierno del estado, al gobernador, que se pongan en nuestros zapatos, que se pongan en los zapatos de los vallartenses, de todos aquellos que vivimos el turismo. No es posible que al sector que más cumple se le aplique esta medida y al que más están afectando», enfatizó.

De obtener el respaldo del gobierno estatal, insistió, existen el riesgo de que los cruceros dejen de venir a Puerto Vallarta.

«Van a regresar, pero van a llegar a otros destinos como Los Cabos u otros puertos. Por eso la importancia de que se pongan en nuestros zapatos, que analicen y reflexiones y sobre todo que conozcan las medidas aprobadas por las instancias internacionales», subrayo.

Al no darse el desembarque este martes de los pasajeros del Navigator of the Seas, según estimaciones del sector, Puerto Vallarta dejó de percibir alrededor de 180 mil dólares, dado se tiene estimado un gasto promedio por crucerista de 119 dólares, tal vez más.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *