Tamaño de texto


Martha Ramírez Ruiz |

El exgobernador Alberto Cárdenas hizo “turismo de vacunas”, el fin de semana en Puerto Vallarta

Junto con su esposa el exgobernador se desplazó a este destino al igual que un número indeterminado de tapatíos para aplicarse la primer dosis de la vacuna Pfizer destinada a residentes de este municipio 

 

Durante la recién concluida campaña de inmunización contra el Covid-19 en Puerto Vallarta a la población de 60 años y más, se dio el conocido como “turismo de vacunas” que se convirtió en una manera de “saltarse la fila” y recibir la vacuna aun cuando no corresponde.

Este fin de semana, entre adultos mayores que viajaron desde sus ciudades de origen hasta esta ciudad con la intensión de recibir la primera de las dos dosis de la vacuna Pfizer, destacó la presencia del exgobernador panista, Alberto Cárdenas Jiménez y su esposa Joann Novoa Mossberger el pasado viernes en el módulo del ISSSTE esperando turno para ser inoculados contra el coronavirus.

En este turismo de vacunas que sería de una modalidad derivada del turismo de salud en la que el viajero se dirige a otra entidad o país con el fin de ser inmunizado, en este caso, contra Covid-19, pese a que todavía no se establecen estrategias para promover el turismo de vacunas a  Puerto Vallarta, este se dio como “un turismo hormiga”.

Aun cuando para poder recibir el biológico fue requisito obligatorio presentar la credencial del INE y el CURP, para demostrar que se era residente en Puerto Vallarta, y en el caso de residentes extranjeros debían mostrar su FM-3, como una de las opciones por aquellos ciudadanos que no habían actualizado la credencial de elector, además del CURP se les pedía un comprobante de domicilio.

Ante lo que el viernes alrededor de las 14 horas, sorprendió a personas de 60 años y más que aguardaban su turno para recibir la dosis en clínica-hospital del ISSSTE, descubrir entre ellos al también ex senador panista, Cárdenas Jiménez y su conyugue Joann Novoa, esperando les llegase el tiempo para pasar a que les inocularan. Los reconocieron aun cuando llevaban el cubrebocas, así como el exgobernador traía una cachucha y su esposa lentes, pero respondieron los saludos de personas que identificaron al político panista.

Debido a que el también ex titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) sí bien visita frecuentemente este destino, desconociendo su adquirió algún departamento, condominios o residencia en esta ciudad, ya que por lo menos debió acreditarse con un comprobante de domicilio.

Sin embargo aun con un comprobante de domicilio -propio y facilitado por algún amigo- ni Alberto Cárdenas ni su esposa viven en Puerto Vallarta, además que las mas de 21 mil vacunas Pfizer se destinaron exclusivamente para residentes en este municipio, no para foráneos como fue el caso de quien fuese el primer gobernador panista en Jalisco.

Seria uno de decenas y decenas, sino es que cientos de tapatíos que hicieron “turismo de vacunación” este fin de semana en Puerto Vallarta, en donde aún no existen estrategias promocionales sobre esta modalidad del turismo de vacunas.

Al respecto, la directora de Turismo de Playa, Susana Rodríguez Mejía que esta modalidad de turismo no se ha implementado, ni utilizado en las estrategias de promoción, dado las complejidades que implica.

Sostuvo que en la dirección de Turismo de Playa no se tenía registros de que algún prestador de servicios u establecimiento de hospedaje se hubiera el fomentar el polémico turismo de vacunas.

Para finalizar, enfatizó que de haberse dado por parte de particulares que solo viajaron a este destino para recibir la vacuna, además de ser una “una practica fuera de la legalidad, era carente de ética e inmoral”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *