Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

A tres años la delincuencia no da tregua…la historia juzgará

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

 

Con el anuncio de un incremento al salario mínimo que compensa el alza inflacionaria, el más alto en dos décadas, frente a desafíos por saldar, sus programas sociales estelares bajo sospechas, masacres por todos los rincones del país y la inseguridad sin freno, Andrés Manuel López Obrador culminó sus tres primeros años de gobierno. Y como sus antecesores, priistas y panistas, a sus simpatizantes ofreció una verbena popular para celebrar el inició de su régimen el primer día de diciembre de 2018.

Desde su primera de tres campañas presidenciales, López Obrador ofreció un gobierno de altas expectativas, construyendo una cimentación a base de su juramento de extirpar la célula maligna de todo los males: la corrupción.

Como el presidente ha dicho, será la historia que con el paso del tiempo lo juzgue a él, por sus obras y sus acciones, también por sus logros políticos. Todavía no transcurre el tiempo como para juzgar qué tan bueno o malo ha sido su gestión. No será suficiente ninguna encuesta o una de esas consultas que a él le gustan, que por arrojar alta aprobación de simpatías de su pueblo bueno y sabio para asignarle su justo lugar en la tabla de los malvados de la clase política nacional.

Desde el principio, lo de López Obrador fue un ofrecimiento de buenas intenciones y muchas temerarias ocurrencias. Sus famosas consultas a mano alzada en parques o plazas públicas fueron su ley para aprobar o revocar grandes obras de inversión. Al momento estelar, solía antepone el “a donde apunte mi dedito”, y así se decidieron destinos como revocar el nuevo aeropuerto capitalino, una cervecera en la frontera, o dar luz verde a la refinería Dos Bocas y el Tren Maya.

Popular y pragmática sin duda las tácticas que rigen el estilo de gobierno de la 4t, aun cuando a veces sus decisiones corran en contra de los más pobres, como cuando en su natal Tabasco avaló inundar los pueblos más pobres porque “los daños serían menores”.

A los populares programas sociales de López Obrador, se le rindieron los millones y millones de mexicanos empobrecidos en los gobiernos de sus acérrimos enemigos, los “prianistas”. Cuando hace tres semanas se aprobó el Presupuesto de Egresos 2022, el llamado PEF, se reafirmó el interés de la 4t de priorizar programas como “jóvenes construyendo el futuro”, “sembrando vida”, las “becas Benito Juárez a estudiantes, “pensión para personas con alguna discapacidad”.

Ninguno adulto mayor reprobará a un gobernante que religiosamente le entrega dos o tres mil pesos, o más cada bimestre. La promesa es elevar el monto antes de concluir el sexenio.

López Obrador, como sus antecesores, no dejaron e n el desamparo a “los ninis”, reanudó programas a escolares y hasta se fusiló el programa de su odiado enemigo, Felipe Calderón Hinojosa borrando el programa “ProÁrbol” y  creando el suyo de nominado “sembrando vida”. Las diferencias son mínimas pues en ambos caso se trata de asignarles un sueldo a jóvenes a cambio de incorporarse al programa de reforestación.

Destinar la mayor parte de los recursos a dispensar dinero tiene costos y uno golpea a Puerto Vallarta y a otros  destinos turísticos. Se desapareció presupuestos para la promoción turística y al dar anteponer como prioridades las magnas obras del sexenio como Dos Bocas, Tren Maya, se “sacrificaron” proyectos locales. En el PEF 2022, no habrá recursos para el “puente Federación” ni para el cacareado “nuevo libramiento”. Podemos esperar se envíen algunos millones para concluir algunas obras allá por los rumbos de Mojoneras y hasta ahí.

Pero en donde mucho queda a deber en esta primera parte López Obrador es en lo que implica la seguridad pública. El país amaneció este primer miércoles de diciembre con la noticia de la detonación de tres coches bombas en una población de Hidalgo y la liberación de una decena de reos de un penal.

¿Dónde se habían visto escenas como las del céntrico estado de Hidalgo? Tal vez en la Colombia de Pablo Escobar, en la Ciudad Juárez del “señor de los cielos”, o en las puertas del hotel Camino Real de Guadalajara hace casi tres décadas.

Cuando el presidente anunció que atacaría a los delincuentes con “abrazos y no balazos”, que si no se portaban bien los acusaría con sus abuelas, hubo mucha mofa y memes. Lo que se tomó de broma, ahora asusta. El gobierno federal se existe aceptar que ha fracasado y que todavía hay tiempo para hacer ajustes. Sostiene Amlo que su estrategia es efectiva y le da resultado y de vez en ves se saca sus otros datos para presumir que sus índices van a la baja.

La delincuencia no da tregua. Cuando se apagan las llamas en Sinaloa, Tamaulipas, Baja California, Jalisco, brotan las masacres en otros rincones del país. Ahí anda López Obrador placeando a su itinerante gabinete de seguridad dizque para anular a los malosos cuando con su guardia nacional, marinos y soldados, apenas puede contenerlos. Michoacán no se apacigua, Guerrero sigue encendido, Acapulco y la  Rivera Maya es campo de batalla y ahora mismo la sede de gobierno del histórico puerto de Guaymas vive bajo ataque directo de los hampones. Acá los vecinos de Zacatecas vive su propia tragedia, y pagan su cuota diaria con asedio de quién sabe qué grupo de criminales.

Ese es el país que ya durante tres años y un día ha sido gobernado por López Obrador.

Para los festejos que llaman AMLOFest, dos noches antes se restringió el acceso al zócalo capitalino. Fiesta, música, discursos para el lleno. Como en otros tiempos. Pan y circo dirían los romanos. Acá no hay miedo a esa sudafricana cepa del Covid que ya aterra en Europa y al otro lado de la frontera norte.

La segunda parte de su gobierno, pondrá a prueba a nuestro presidente. Se le nota malhumoriento y poco tolerante frente a quienes disienten y no comulgan con su pensamiento. Reaccionó muy extrañamiento contra la periodista Carmen Aristegui y Proceso por un reportaje donde se pone en duda la honestidad de sus hijos debido a un financiamiento a una empresa chocolatera. No le bastó negar que sus hijos hayan sido beneficiarios de programas vía tráfico de influencias. Embistió a la Aristegui, cuyos trabajos periodísticos en otros tiempos, como otros de Proceso, ayudaron a catapultar al político tabasqueño. Se equivoca el presidente al juzgar por un reportaje y poner en duda el profesionalismo de un periodista.

Los ataques a la prensa son un endurecimiento de no muy buenos presagios. Traslada sus enconos personales a la prensa, quizá frustrado por los escasos resultados de su gobierno. Amlo está desesperado porque ya entró a la segunda parte de su gobierno y su prometida Cuarta Transformación está estancada. Es absurdo que no sea capaz de ver que a su lado muchos de sus subordinados, por incapacidad o por indolencia, no han hecho su trabajo, a mitad, del camino, por lo menos no le dieron resultado. El médico López Gatell y la pandemia puede ser ejemplo.

 

Revolcadero

 

En nuestra entrega anterior, publicamos el contenido del artículo 10, del Reglamento Orgánico del Gobierno y la Administración Pública del Municipio. Del mismo, destacamos que para el nombramiento de ellos, habrá de requerirse una consulta realizada sobre este tema a los habitantes y propietarios de predios y fincas de la demarcación territorial. Destacamos también que el plazo para dichos nombramientos terminaba el último día de  noviembre. Ignoramos si se cumplió a cabalidad con esa consulta a los ciudadanos. Pues bien, horas después de la publicación se informó ya oficialmente que había humo blanco en las cuatro demarcaciones. En Las Palmas, la encargada de la Delegación será Juana Jazmín Muñoz Ruelas y que por el momento no tendrá subdelegada. Nos dicen que la nueva sheriff es abogada de profesión, naturalita de Las Palmas militante y afiliada a Morena desde 2015 y que en la pasado proceso electoral fungió como representante de ese partido y sus candidatos en la zona rural. Hay otro dato no menos interesante. La encargada de aquella demarcación es miembro de una familia que se destaca por ser de una corriente opositora al expresidente del ejido, también ex regidor por el Movimiento Ciudadano, Oscar Avalos Bernal. Han sido luchadores que pelearon por el reconocimiento del llamado Grupo de la Tercera Ampliación.****** Ofrecemos los siguientes nombres: Se confirma que Sergio Rodríguez avala, el alias “el lonia” y/o “el rayo” es el encargado de la delegación El Pitillal. La información disponible  nos indica que por el momento no hay subdelegada. En el caso de Las Juntas, el designado es José Alfredo Cortez Palomera, que para mayores señas es propietario de campos de futbol. De éste personaje, nos dicen que hasta hace poco tiempo fue un activista del PRI, promotor en 2015 de Andrés González palomera, que fue candidato del PRI a la alcaldía. Se confirmó que la subdelegada será María Fernando Izas López, hija de Efrén Izas Venegas, delegado en los tiempos que el panista David Cuevas García fue presidente municipal (1997-1999). Encargados de las agencias municipales: El Cantón, Agapito Ruelas Chavarín; El Colorado, Ana Isabel Castañeda Ferrel; el Jorullo, José de Jesús Fregoso Álvarez; El Zancudo, Luis Alberto Villalobos Palomera; Tebelchía, Blanca Leticia Torres Ramos; Santa Cruz de Quelitán, Antonio Hernández Peña; Mojoneras, Yuliana Romero Barrera; Playa Grande, Hilario Guerrero Rodríguez. Un último dato adicional. Una fuente nos confió que al regidor José Rodríguez González, el alias “el chato” le “tumbaron” dos propuestas personales de agentes municipales que sin nombramiento ejercían funciones de sheriff en su rancho pero sus nombres no aparecieron entre los nombrados por haber señalamientos de ser abusivos y prepotentes. ¡Ha! Y en Ixtapa, la encargada de la subdelegación será Judith Ulloa Meza, vecina de El Cantó, e impulsada por “el chato”.****** Por cierto, ayer miércoles 1 de diciembre, los regidores miembros del pleno del Ayuntamiento debieron haber recibido para su revisión para su posterior aprobación del presupuesto de Egresos 2022, que por ley a más tardar deberán discutir y aprobar en dos semanas, el miércoles 15 de diciembre. La Ley de Hacienda Municipal del Estado de Jalisco indica que a más tardar el 1 de diciembre, el presidente municipal deberá presentar a los regidores el proyecto de Presupuesto de Egresos. Al caer la tarde, consultamos a varios regidores y no se había cumplido con este requisito, Claro, todavía faltaban algunas horas (estas líneas se escriben a las 19:11 horas del día) de dicho plaza fatal. Del tema nos comentaron que el tesorero, ni siquiera se dio el tiempo para revisarlo y ordenó a sus subordinados enviarlo vía correo digital al secretario general. Que los funcionarios de la cuatrote, más bien están entretenidos en la grilla sindical. Si no lo reparten entre los regidores y cumplir con las disposiciones  que obliga la ASEJ puede haber sanciones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *