Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Una “lección” electoral a los engreídos de Morena

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz 

 

 

En el hotel Hilton, varios alcaldes de la región costa y sierra se reunieron éste sábado 17 de octubre y al final, los munícipes de Cabo Corrientes y San Sebastián del Oeste, Prisciliano Ramírez Gordián y Luis Alberto Arredondo formalizaron su incorporación al MC.

La noticia no es de mayor estridencia quizá por tratarse de dos presidentes municipales de relativa importancia en lo político y económico. Solo nos proponemos entender consecuencias y resultados. “El Betillo” Arredondo, sobre todo Prisciliano Ramírez, recibieron abierta invitación de integrarse a Morena pero rabiosos simpatizantes y militantes de ese partido se opusieron. El vecino de la costa desistió aceptar la invitación de Carlos Lomelí, hecha en marzo del año pasado, y ahora optó por el MC.

En cualquier circunstancia, que dos changos hagan sus maromas no atraen la atención en un circo repleto de tigres y leones. Pero es ese el ideal de Morena soñado por falsos inmaculados que se multiplican y mucho dañan al partido. Parece ser que el MC no actúa como los morenos y abre sus puertas de par en par mientras sus acérrimos adversarios dan portazo a quien toque sus puertas y guerrean a los recién llegados.

Este domingo 18 de octubre, en los estados de Hidalgo y Coahuila se celebraron elecciones. En éste último, los priistas aniquilaron a la oposición pero sobre todo, barrieron a los envalentonados morenos. Solo se votó para renovar el Congreso del estado. Los candidatos del Partido Revolucionario Institucional ganaron todos los distritos. En Hidalgo, no fue distinto. Para sorpresa de muchos, los orgullosos morenos fueron aplastados por el vetusto PRI. La estructura tricolor, aunado a su trabajo a pie, pasaron por la aristocracia de plástico.

En Coahuila, ya computado el 100% de las actas capturadas por el Programa de resultados Electorales Preliminares, se obtiene que el PRI se agenció el 49.2% de la votación. Si bien es cierto que la participación ciudadana fue baja, apenas el 39.2 % del padrón electoral, que de éste Morena obtenga el 19.4%, refleja la decadencia de un partido que se cree imbatible pero adolece de respaldo en muchas entidades.

Cuando el PREP computó el total de sus casi 4 mil actas reflejó una tendencia irreversible en favor del tricolor y sus abanderados, alzándose con el triunfo en Pachuca capital, 32 de los 84 municipios. Morena se colocó en la segunda posición. La participación fue escasa, lo cual sucede en toda elección no presidencial.

Falta se cierren los conteos y se validen este miércoles los resultados pero, fiel a su corta historia, los morenos se niegan aceptar el resultado. Que los priistas compraron los votos y van a pelear en los tribunales, amenazaron ya.

El triunfo que ya presumen los priistas le duele a los ensoberbecidos morenos fuera de esos dos estados. Los morenos de dichas entidades están molestos y de la derrota acusan a sus dirigentes de entregar la “plaza”. La campaña se celebró en plena pandemia y los priistas tomaron las calles apoyando las familias más necesitadas. Los candidatos de Morena se aislaron y abandonaron al pueblo; no quisieron llevar ni una despensa a las familias. Como resultado, el pueblo bueno y agradecido, votó por los priistas.

Aquí en Puerto Vallarta, al principio de la pandemia, dos o tres -de las dos decenas de aspirantes de Morena a la alcaldía- reunieron recursos y salieron a las colonias a entregar alguna despensa. La diputada federal, Lorena Jiménez Andrade recibió una andanada de críticas de iracundos morenos por repartir algunas despensas. Carlos Arcea Real, fallecido el sábado 3 de octubre, se llevó lo propio, el  médico Francisco Sánchez Peña se desentendió de la soez censura de la militancia y al día de hoy se empeña en mantener presencia diaria en las calles y de ser necesario, brindar algún apoyo. El resultado está la vista. Casi todas las mediciones coinciden en colocar a Sánchez Peña como el más aceptado entre los morenos.

En Morena padecen de muy graves virus que expande su contaminación. Los de arriba y los de abajo dedicaron por lo menos el último año a su disputa por asumir el control del partido. Ahora mismo están agarrados de la greña, con señalamientos y acusaciones un día sí y al síguete también. Los dos finalistas del agónico proceso de renovación de su dirigencia nacional, Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo, ya llevaron a los tribunales el proceso. El vaticinio de este proceso no es nada halagador. A la elite morena, no le interesó jamás las elecciones en Hidalgo ni en Coahuila. La apuestan de sus intereses está en la elección federal intermedia, la del 2021. Se juegan la vida en la disputa por el control del partido, sabedores que desde esa posición se reparten las candidaturas y todo el pastel.

En las redes sociales, los morenos explican que la derrota de su partido se explica en no haber salido a las calles, lo que sí hicieron sus adversarios. Se olvidaron que esta ves Andrés Manuel López Obrador no iba en las boletas. Nunca entendieron que la clave para ganar es la de ir a las calles y buscar al ciudadano. Obrador pudo ganar la elección después de hacer tres campañas, la primera en 2006 y la última en 2008. No se puede ganar una elección desde atrás de una computadora, de un teléfono inteligente. Bots o no, los morenos se multiplican en las redes sociales pero los que salen a las calles caben en un bochito, y más si se trata de gastar un pesito.

Con los impolutos y virginales militantes o simpatizantes, que con regularidad, se mantienen agazapados, no ganarán una elección. Tienen que salir a granjearse confianza y apoyo del elector. Aquí en Puerto Vallarta, es esa la razón del rezago de la mayor parte de los aspirantes del partido de López Obrador. Son tan cangrejos que descalifican a quienes procuran ganar simpatías en las calles, incluyendo a quienes ha brindado alguna despensa a los necesitados.

No hay unanimidad en las explicaciones por los números de la elección en esas dos entidades. Si la oposición está “moralmente derrotada”, si los prianistas son “vendepatrias”, “corruptos” y “ladrones”, y el PRI sigue ganando elecciones, no será fácil entenderlo el comportamiento del pueblo sabio. Por lo menos deberán dar algunos manotazos al timón y bajarle a esa arrogancia que despiden todos los días.

Si con el gasto del presupuesto federal y una burocracia activa son incapaces de romper los bastiones de la oposición, los morenos equivocan sus estrategias, sobre todo cuando recurren al discurso beligerante. Amlo se queja de ser el presidente más atacado –lo que está bajo dudas- por la oposición y ha respondido del mismo modo. Quizá es momento de dar una respuesta más cordial y ya no apedrear al panal.

 Revolcadero

Por cierto, la semana pasada el diputado local, Bruno Blancas Mercado de Morena, organizó su informe de actividades legislativas. La asistencia requerida fue de un medio centenar y la mitad fueron de esos con etiqueta “invitados especiales”. El acto se redujo a un mitin político y plataforma de lanzamiento a las aspiraciones del legislador.  Pieza del engranaje del senador Alejandro Peña Villa, Bruno Mercado se quitó la máscara y se camufló de aspirante a la alcaldía. Como realmente no había mucho por informar, el mensaje del diputado fue la presencia de sus invitados, además del senador, el ex alcalde de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho y los alcaldes de Tomatlán, José Luis Tello, y de Guachinango, Domingo Veliz Peña. Se presentaron funcionarios hasta del estado de Nayarit. Bueno, hasta el “desaparecido” regidor, Cecilio López Fernández se animó a abandonar su aislamiento para atestiguar el lanzamiento de  Bruno. La presencia del regidor Roberto González Gutiérrez no pasó desapercibida, por dos razones, por haber asido candidato del PRI a la alcaldía en el 2018 y más por haber dado un paso a Morena. ******* El fin de semana recibimos la llamada de una persona a la que siempre identificamos afín a la izquierda pero que nunca ha limitado su crítica. Nos confió haber recibido la llamada de una de las tres encuestadoras que por encargo del INE realizan la encuesta para definir al próximo presidente nacional de Morena. “La encuesta si estricta con militantes y simpatizantes”, nos dijo mientras se lamentaba haber dado la respuesta que dio a la primera pregunta. Al abrir el cuestionario, la grabación pedía por respuesta un “si” o un “no” a la primer pregunta. Dada la respuesta, un “no” en este caso, la grabación dio las gracias por participar y dio por concluida la entrevista.****** Que la reunión en el hotel Hilton del sábado, a la cual asistió el presidente estatal del Movimiento Ciudadano, Ricardo Rodríguez Jiménez, se llevó tres horas y media. Como que el amigo “El Betillo” y “el Prisci” no aflojaron fácilmente. Sin embargo, al final, trascendió que los alcaldes de San Sebastián del Oeste, Luis Alberto Arredondo López, y de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez Gordián, aceptaron integrarse al MC. “El Betillo” ganó la alcaldía en San Sebastián bajo las siglas del Partido Verde Ecologista de México, mientras que Prisciliano Ramírez por el PRI.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *