Tamaño de texto


Martha Ramírez Ruiz |

Réquiem por Tribuna de la Bahía

Desaparecerá tras poner en circulación su última edición el sábado, decenas de familias resultarán afectadas al igual que los lectores que pierden una opción informativa de la prensa impresa

Después de 30 años y tres meses de circular en Puerto Vallarta, el periódico “Tribuna de la Bahía” tiene contadas las horas para desaparecer.

Con más de 10 mil 200 ediciones, desde aquel 1 de diciembre de 1989, el sábado 14 de diciembre será el último día en que “Tribuna de la Bahía” salga a la circulación.

Con lo que se esfumará un proyecto periodístico del cual hace tres décadas fui uno de sus fundadores, de ahí los sentimientos encontrados al enterarme de “la mala noticia”, aun cuando hace 25 años deje de colaborar en la que hasta entonces era parte de “Ediciones y Publicaciones Siete de Junio”.

Pero más mala noticia es cierre una fuente de trabajo, afectando a decenas de familias –entre 20 a 25- qué en días previos de la Navidad perderán el empleo. Sí a mí me embarga la tristeza, no puedo imaginar esa incertidumbre en que viven desde hace días el equipo de “tribunos”.

También es una mala noticia para sus lectores, para quienes le consideraban su opción informativa a través de la prensa impresa, pese a que en los últimos años había mermado su trabajo periodístico y de aquel proyecto que tuvo su origen en la huelga del “Diario de la Bahía”, casi nada quedaba.

Ni los polvos de aquellos lodos.

Debido a que con el paso de los años fue transformando su línea editorial, cambió hasta su razón social por Compañía Periodística Sudcaliforniana SA de CV incluso transfiguró su logotipo hace unos meses.

De aquel periódico que en la década de los 90s del siglo XX cumplía cabalmente con el compromiso social con un periodismo ejemplar incidiendo en el quehacer político, social y económico, cuyo proyecto se remontaba a una huelga cuando el empresario Fernando González Corona llegó a «rescatarlos» cuando padecían en la zozobra por el cierre de la fuente de trabajo del “Diario de la Bahía”. Paradójicamente, treinta años después mantiene a la plantilla laboral en la incertidumbre desde hace unas semanas cuando trascendió del inminente cierre de “Tribuna de la Bahía”.

Aún recuerdo que hace más de treinta años, palabras más, palabras menos, Fernando González Corona, dijo a los huelguistas que se había dedicado a hacer dinero y había llegado el momento de retribuirle algo a la sociedad a través de un periódico.

O ya se le olvidaría o ya se cansaría, o ya no funcionarían las estrategias fiscales del magnate, pensé al saber que los  temores de los «tribunos» se confirmaron cuando hace unos días, se apersonó en las instalaciones de la calle 21 de Marzo en Lomas de Coa pinole, David Cuevas García como director general de Radio y Televisión de la Compañía Periodística Sudcaliforniana (CPS) para notificarles oficialmente de la desaparición de Tribuna de la Bahía.

El también ex alcalde vallartense, les habría argüido que por la severa crisis financiera que atraviesa Tribuna. Sería un medio impreso que desaparecerá como otros tantos que se han extinguido frente a la digitalización. Pese a que sí solo fuese por la situación financiera desde hace por lo menos una década habría cerrado, porque el “no hay dinero”, “no hay dinero” ya se escuchaba por parte de los propietarios desde principios de los 90s.

Para apaciguar el impacto de perder su fuente de ingresos de decenas de familias, Cuevas García les aseguró que se les liquidará conforme a ley y se les respetaran sus derechos laborales en los finiquitos. Sin faltar aquellos suspicaces a las palabras de Cuevas García que al enterarse del suceso, por relación de ideas se recordó aquella frase de Cuevas García “¿A poco te la creíste?

Pasará a la historia

Terminarán con la edición impresa, -aunque continuará con sus plataformas digitales-, pero también la imprenta fenece, por lo que el personal, desde reporteros, redacción, edición, administrativos, talleres y circulación, se preparan para acudir este viernes a la última jornada laboral.

Ya se vive el ambiente de tristeza junto con el futuro incierto que les depara a la mayoría de los “tribunos”, porque serán contados los que serían reasignados a los programas de radio y televisión de CPS.

Desde este espacio va la solidaridad gremial con los tribunos, con respeto a su profesionalismo que mantienen hasta la última edición que saldrá a la venta este sábado 14 de diciembre.

Edición con la que llegará a su fin una historia de más de 30 años. Y que en sus inicios fue también plataforma política de Fernando González Corona haciéndose buen periodismo en Tribuna de la Bahía. Una historia de la que aún queda mucha tinta en el tintero.

Se reducen opciones

Con lo que definitivamente se reducen las opciones de la prensa impresa en Puerto Vallarta, dejando solo dos diarios de corte policiaco y uno turístico. Una vez que con le edición sabatina “Tribuna de la Bahía” pasará a engrosar la lista de periódicos extintos desde que en 1940 se edita “La Voz del Puerto”, por el acapulqueño Gustavo Sánchez.

La memoria  hemerográfica

Porque aun en plena era digital por la inmediatez de la información, a pesar de los cambios en las tendencias para allegarse de información, la prensa escrita todavía es el espacio en que se profundiza el quehacer social, económico y político.

Además que los periódicos son un acervo documental que sirve de fuente de consulta de lo que ayer fue noticia y hoy es historia. Los diarios representan son un buen ariete para entrar la historia a través de esos apuntes en donde se consigna lo que sucede en una comunidad, y que precisamente habrán de formar parte de su historia.

Apelamos a que con la desaparición de Tribuna de la Bahía, no se pierda esa historia hemerográfica. Como se pierde una fuente de empleo para decenas que este año, junto con su aguilando recibirían su finiquito este fin de semana.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *