Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

En la guerra mediática arrecia la encuestitis futurista

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz 

En el transcurso de la semana pasada, dos páginas digitales ejercitaron el democrático “deporte” de invitar a sus electores a participar en sendos sondeos cuyo fin fue medir la aceptación ciudadana de Luis Munguía González y Diego Franco Jiménez. El inesperado resultado desató los demonios de tal forma que uno de los “promotores”, Hechos Vallarta, arreció sus embestidas contra Franco Jiménez, por situarse a la par que Munguía en la carrera por la candidatura a la alcaldía del Movimiento Naranja.

Una de las encuestas la auspició en su espacio el periodista Rodrigo Aguilera. Por el resultado, al cierre del mediodía del viernes, le mereció algunas críticas pues Diego Franco superó a Luis Munguía. En porcentajes, 46.5% al alfil del alcalde Arturo Dávalos Peña, y 34.5% el hombre de Ramón “el mochilas” Guerrero Martínez. (Otros datos: Francisco Sánchez Peña se ubicó en la tercera posición con un 13.4%, y muy abajo, los diputados de Morena, Bruno Blancas con 9.2%  y Lorena Jiménez, 2.6%.

Sin embargo, fue el ejercicio de la página “Hechos Vallarta” el motivo de los aceleres. Es uno de los espacios creados por operadores vinculados a Munguía para promover el proyecto y el resultado, por impensable obtenerlo en su propio espacio, los sacó de quicio. Tal encuesta les arrojó un sorprendente y bien repartido 50% aunque contabilizaron algunos votos de ventaja para Munguía.

Una diferencia de centésimas motivó a incitar al público en contra de Diego Franco, del que demandaron su renuncia a su encargo público por campaña electoral anticipada y violentar supuestas normas.

Hace una semana anticipábamos la guerra sucia que se asomaba por venir. El fin de semana subió de intensidad, y se evidenció el modo pendenciero del periodismo de la página digital “Hechos Vallarta” empecinados de inclinar la balanza en favor del diputado local.

En uno de esas guerras mediáticas entre seguidores de Munguía y de Franco, nos llamó la atención un comentario. “Diego Franco” escribió a Benigno “el winnie Pooh” Lara: “Pasa por tu cheque papi, gracias por defenderme”. El miércoles clonaron el perfil de Franco y la autoría apunta al equipo de Munguía. Meses antes hicieron lo mismo con perfiles, entre ellos el institucional del gobierno municipal y el perfil personal de Arturo Dávalos.

Todo gira en el entorno de la guerra sucia ya desatada y las redes sociales son de predilección pues al espacio Hechos Vallarta, se le suman “Noticias Costa Sierra y “Gabobo”. Asimismo se ha notado el activismo der otros dos páginas digitales “Fuera el MC” y “Vallarta despierta”, los dos con sospechosos nexos que los acercan a Morena. Todos son espacios digitales de reciente configuración.

En la política de hoy, como en la política de ciencia ficción, debemos tomar en consideración que en las grandes batallas, después de los héroes vienen los malosos y aquí no será la excepción. “La mariposa del mediodía es el vampiro de la noche” escribió Carlos Fuentes en una de sus mejores obras.

Debemos acostumbrarnos a las guerras sucias que se libran previo a las definiciones de las candidaturas. Eso explica lo que se vive en el Movimiento Ciudadano y la ejecutan los seguidores de sus aspirantes. Es guerra sucia porque sus soldados lo hacen desde las penumbras, esconden sus rostros y ocultan su identidad, siempre intentando obtener ventaja desde con el anonimato.

Han impuesto de moda local el uso de los “boots”. Unos más que otros pero ninguna facción renuncia a esa herramienta fácil para desde la oscuridad disparar mentadas a todos los objeticos que consideren una  amenaza para sus fines e intereses. Es una práctica de lo más común pero ha sido este pasado fin de semana cuando más se evidenció la multiplicación de este tipo de cuentas perfiles.

Cuando Diego Franco se agenció tantos votos, o más que Munguía, se recurrió a la técnica de estimular reacciones para socavar el apoyo que su tradujo en votos digitales. Si con apenas un mes de su “destapa”, Franco empata Munguía con casi una década de campaña, es momento de contenerlo. Permitirle tiempo es una apuesta perdida y ahora es cuando.

Cuando Franco sustituyó a Víctor Bernal las encuestas situaban al primero no muy debajo de Munguía. Un mes después, y siempre tomando como base los dos sondeos dados a conocer el viernes, podemos tomar como cierto que están empatados. Naturalmente, las mediciones no tienen una aplicación metodológica rigurosa y pueden fallar.  Sin embargo, es una información indicativa.

A Víctor Bernal, sus adversarios de todos colores, morenos y seguidores de Munguía, le permitieron libertades y nunca lo tocaron. Diego Franco ha sido blanco cotidiano, de tal forma que parece ir de una preocupación a una amenaza real dentro del MC a los intereses de Munguía y su grupo de patrocinadores.

Personalmente Munguía se dedicó a autopromoverse y pidió a sus amigos votar en el sondeo de Hechos Vallarta. “Me ayudas participando en este encuesta virtual? Sólo dale click en mi foto”. En otra publicación dirigió el siguiente mensaje a sus seguidores: me han escrito muchos de ustedes preguntándome por las encuestas que circulan en  medios digitales, y créanme que agradezco de corazón su apoyo como siempre. Por ahora me encuentro centrado trabajando en las calles de Puerto Vallarta apoyando en lo que podemos a quienes se les están viendo complicada en esta contingencia y en mi trabajo legislativo”. El primer mensaje es un desmentido al segundo y exhibe la mentira. Más que nadie se ocupó toda la semana en los ejercicios digitales.

Conocidos el resultado, de su ocupación pasó a la preocupación. Si un Diego Franco, con un mes de “campaña” es capaz de competirle cada voto, así sean votos de militantes o simpatizantes del MC, Luis Munguía tiene sobradas y muchas razones para preocuparse. Exigir la renuncia der Franco es una treta tan válida como demandarle a él también se separe de la diputación. Ninguno lo hará. En su lucha fratricida solo ha aportado una herramienta a los adversarios, los reales, que serán los morenos.

Revolcadero

A los señalamientos de que Diego Franco ha hecho campaña anticipada husmeamos en sus publicaciones y parece ser que la prueba de violentar el marco jurídico electoral es la difusión de algunas fotografías. En realidad son dos imágenes, en una aparece el Meño Candora y familiares suyos, exhibiendo camisetas blancas con la leyenda “Yo amo al Pitillal”. La otra foto, la publicó una damita de apellido Franco, un apellido de abolengo en la populosa demarcación, quien acompañó la foto con la frase: “apoyando el proyecto con Diego Franco para presidente municipal. Vamos con todo Meño Candora”. La autora de dicha publicación es Sara Hernández Franco y por lo visto se identificada a plenitud con el proyecto pues la tarde de este mismo lunes publicó otras imágenes en donde aparecer Diego Franco pegando calcomanías con la misma  marca de las camisetas blancas. Se le nota despreocupada por los señalamientos. Cual reto a las críticas, escribió: “Diego Franco es mi amigo y el grupo y yo nos sentimos orgullosos de que apoye a este Altruista grupo. Es por eso que la gente que SI amamos el Pitillal estamos de pie y con la frente en alto buscando y proponiendo proyectos que mejoren nuestro querido PITILLAL.****** Las estadísticas de vallartenses contagiados del Covid-19 están rompiendo records. De acuerdo al reporte dominical, Puerto Vallarta  ya rebasó la cifra de pacientes confirmados y nada parece detener el avance del bicho chino. Los incrementos registrados han obligado a la autoridad local dar marcha atrás en decisiones como las de abrir espacios deportivos de y recreación. El número en el municipio de muertos alcanzó los 72 y cada día aparecen más registros. Mascota registró ya 16 casos positivos y Tomatlán contabilizó 12; Talpa de Allende 13 casos, Cabo Corrientes 8 y San Sebastián del Oeste se mantiene con apenas un paciente. Del otro lado del río Ameca, en Bahía de Banderas la cifra hasta el domingo era de 285 casos acumulados y de estos, 97 se mantenían activos.***** La Comisión de Quejas y Denuncias del INE dictaminó la improcedencia de una queja de Morena que pedía el retiro de mensajes del gobernador de Jalisco Enrique Alfaro contra Andrés Manuel López Obrador. Dicho mensaje se difundieron en redes sociales y en anuncios espectaculares en Guadalajara y consistía en una carta a López Obrador y a juicio de Morena había uso indebido de recursos públicos, se promocionaba la imagen de Alfaro y existía propaganda política en medios de comunicación con contenido de violencia política, infamia y calumnia. El INE bateó a los amigos y equipo de López Obrador por considerar que no hay intento por desacreditar al partido ni representa un posicionamiento indebido del MC. Desde hace rato los morenos traen su campañita contra el INE y sus consejeros ciudadanos y pues al darle palo a la queja arreciarán las exigencias de pedir la renuncia de su consejero presidente, Lorenzo Córdova y limpieza total.

 

Los artículos de opinión son responsabilidad del autor y no reflejan la línea editorial


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *