Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Despierta inusual interés la renovación de la Asociación Ganadera Local

CONTEXTOS

Las tres reelecciones de Armando Villaseñor Meda y ocho años al frente de la Asociación Ganadera Local parecen ser prueba del desinterés y apatía que en ese lapso imperó entre los ganaderos. Cuando Lino Ortiz Muñoz ganó la elección dijo que no iba a reelegirse, promesa que alentó la competencia y animó a Gustavo Buenrostro López competirle al médico dentista.

Aquel viernes 17, cuando Lino Ortiz en el rancho de su suegro don Benito Cuevas reunió a un grupo de ganaderos que apoyan sus aspiraciones, Zeferino Ramírez Colmenares le habló por teléfono a Gustavo Buenrostro para preguntarle si era cierto que iba a competir. El hijo del médico Buenrostro respondió con una negativa.

En esa misma reunión en El Colorado, los ganaderos comentarían de la imposibilidad legal de Buenrostro por no poseer ganado. Zeferino Ramírez, expresidente del ejido Ixtapa, le compró las vacas. La afirmación de no ser elegible la superó el aludido al obtener un oficio donde consta tener intacto sus derechos de socio de la Unión Ganadera Local, documento a la postre firmado por Lino Ortiz en su función de presidente. Parece haber convencido de tener ganado en Mascota y una media docena de caballos finos, que es ganado, en su rancho en El Cantón.

En la semana, dos veces hemos hecho mención en comentarios cortos de la renovación de la mesa directiva de las Asociación Ganadera y no deja de causarnos asombro el interés de un grupo de amigos ganaderos y ejidatarios de Ixtapa. Uno de ellos es Zeferino Ramírez y sus amigos. El hijo de Nacho Ramírez pasó a ocupar la posición del finado Enrique Herrera y aparece en la planilla de Lino Ortiz como candidato a presidente del Consejo de Vigilancia.

Mientras Lino Ortiz ni sufre ni se acongoja, “el chéfero” Ramírez hace la chamba y trabaja horas extras para asegurar suficientes apoyos y alcanzar la reelección de su amigo Lino Ortiz. La frase “Angelito es mío”, en su reclamo a Gustavo Buenrostro queda para la posteridad. En libertad y en su derecho, el contendiente del ganadero odontólogo llamó a Francisco “Angelito” Ávalos y provocó el reclamo.

No sabemos si el ex presidente del ejido considera un adversario real para la planilla con la cual compite. Hemos visto y comparado fotografías de la comida en el rancho de don Benito Cuevas, la del viernes 17, y otras imágenes de la reunión de Buenrostro que se llevó a cabo este último sábado 25. Conocemos ganaderos de uno y otro lado pero como no se trata de valorar la calidad de cada asistente, sino obtener evidencias para estimar las posibilidades de cada candidato, es probable que en dichos encuentros esté el nerviosismo de Zeferino.

En su momento fue Ramírez Colmenares quien nos dio nombres de la planilla de Lino Ortiz. Además de Zeferino, Cesar Eusebio López Dueñas, aspira a ser el secretario, Oscar Ávalos Bernal, también de Las Palmas, presidente de la Comisión de Honor y Justicia y completa la planilla, Ignacio Gómez, delegado ante la Unión Ganadera del Estado. Son los únicos nombres que pudimos obtener de esta planilla.

La planilla que intenta destronar a los citados arriba, además de Buenrostro López la integran: Secretario, Efrén Miramontes Luna, de El Ranchito; tesorero, Jesús Salvador Rodríguez López, ixtapense, mejor conocido como “el güero”; Consejo de Vigilancia, presidente, Jorge Robles Sendiz, aquel que hace casi tres décadas fundó la Unión de Crédito de Puerto Vallarta; secretario y vocal de dicho Consejo, Antonio Arreola Pérez y Francisco Contreras Pelayo respectivamente.

Completan la planilla de Buenrostro: delegado ante la Unión, Remberto Villaseñor Gómez; presidente, Manuel Villaseñor García suplente y vocal, Claudio Orlando “carrilleras” Hernández Mejía. La Comisión de Honor y Justicia, estaría presidida por Cesar Pardo Arteaga, Salvador Pérez Ulloa secretario y el vocal sería Aurelio Bernal Saldaña.

Conocer a los cinco vocales del Consejo Directivo propuesto en la planilla de Buenrostro permite a los 700 socios ganaderos de la “Ganadera” local. Ahí está el amigo J. Guadalupe González Tello de Santa Cruz de Quelitán, Isabel Socorro Rodríguez López de Puerto Vallarta, José Francisco García Pérez de Las Palmas, Enrique Rodríguez Zavala de Playa Grande y Jorge Armando García Medina de Ixtapa.

En ésta última planilla destacamos la participación de Toño Arreola de Las Juntas. Su hermano Moisés iba en la planilla que propuso hace dos años al contador ixtapense Santiago Flores. Este dato nos confirma que el grupo de Armando Villaseñor, Rafael Rodríguez Herrera, Luis Gutiérrez, Chago Flores, impulsa las aspiraciones del hijo del médico Buenrostro de Ixtapa. Ahí está un representante de la familia Villaseñor García de El Cantón.

Hallamos en esta planilla dos familias conocidas en la zona rural: Los Pérez Ulloa de Las Palmas. Es el clan del cual viene Jesús “el pochote” Pérez García, alguna vez regidor y presidente del ejido. Su hermano, Salvador es ingeniero por la Universidad de Guadalajara, trabajó en una siderúrgica, se pensionó y participa en la planilla, al igual que su sobrino José Francisco García. No llamó la atención el apellido Contreras Pelayo, y en efecto, se trata de Francisco “el kiki”, hermano de “el machón”, dueño del restaurante Las Cazuelas de El Colorado, también ganadero.

Cómo no identificar a Guadalupe González Tello de Santa Cruz de Quelitán, aquel contador que en los tiempos del PAN escaló puestos administrativos, subcontralor, oficial Mayor Administrativo y autorizado a firmar cheques y nómina cuando se accidentó el tesorero Arturo Gradilla Ulloa.

Los González Tello, el contador sus hermanos, Julio “el troncón”, Martín, apoyan a Gustavillo. También Juan “el juanón” Herrera, Roque Melchor, “el kiki” Tapia, Enrique “el huarachón” Alejo Herrera, Manuel Cibrián alias “el meñito de los tacuchis”.

En resumen, los clanes de la zona rural pareciera se inclinaron en favor de la planilla de Buenrostro. Vemos a los Arreola, Toño, Moy y Chuy son socios de la Ganadera. Los Rodríguez de El Guayabo-Ixtapa, “el güero”, “el prieto” y su hermana Isabel Socorro, todos hermanos del veterinario Chema Rodríguez, quien años atrás fue administrador del rastro municipal.

La familia de Elías Miramontes Vélez está representada por su hijo Efrén Miramontes Luna. Los Villaseñor García, que por tres décadas ejercieron el dominio político de El Cantón también tienen presencia en esta planilla, como los Contreras de El Colorado y los Pérez García de Las Palmas.

Lino Ortíz reclutó a Cesar Eusebio López Dueñas, hijo de “Chebo López”, un viejo amigo que prometía ser buen líder pero se quedó a la sombra del legendario Don Alfredo Morales Meza, fallecido el año pasado. También incorporó a Oscar Ávalos Bernal, el ex presidente del ejido de esa comunidad recordado por haber sido un leal y cercano regidor de Ramón “el mochilas” Guerrero Martínez. Para granjearse el apoyo de los ganaderos del sur del municipio, integró a Nacho Gómez, de allá por el rumbo de Los Llanitos.

Iniciamos este escrito con la mención de que por varios años se imponía el desdén y desinterés de los ganaderos a su directiva. Nadie se opuso a la prolongada gestión de Armando Villaseñor hasta que hace dos años, Lino Ortiz y “Chéfero” Ramírez llevaron sus “disputas” en el ejido Ixtapa con Santiago Flores a la Asociación Ganadera.

En honor a la verdad, no se ve por ningún lado carnita en la Unión Ganadera. Sin embargo, representar un membrete de unos 700 ganaderos va implícito un espacio político, por lo menos una representación que a veces se hace valer, por lo menos una vez al año ante el gobierno municipal. En los últimos años, el alcalde Arturo Dávalos Peña les ha regalado dos toretes, rifados en la comida anual de los ganaderos. ¿Será eso la razón del interés?

Revolcadero

Eusebio “Chebo” López Sánchez es toda una institución entre la gente del campo, de Las Palmas, de El Plan, de ejidos y rancherías. Es quien más ha sido directivo ejidal: tres veces ha sido secretario del ejido Las Palmas, dos veces presidente del Consejo de Vigilancia y una vez presidente. Además, dos veces ha sido delegado municipal. Al fallecimiento de Don Alfredo Morales Meza, “Chebo” López quedó como decano de los ejidatarios, sin perder el respeto de ser un destacado agricultor y ganadero. A su hijo Cesar Eusebio, conocido por sus vecinos como “el chebito”, se le reconoce un trabajo aceptable como secretario de la Asociación Ganadera, cargo al que pretende reelegirse y está próximo a convertirse en ejidatario de Las Palmas. Tiene el apoyo de Oscar “El canitas” Avalos Bernal y del actual presidente del ejido, Raudel Ponce.***** A Juan José Cuevas García, aquel que alguna vez fue diputado federal y local, sus seguidores nos lo pintan de loquillo. Y como prueba nos enviaron dos de sus últimas publicaciones en redes sociales. La primera es una publicación del lunes 20 y escribió: “Contrario a la austeridad por AMLO y a los tiempos electorales candidatos andan con todo. Alfaro y el IEEJ e INE deben poner orden parejo”. Acompañó su texto con una foto donde aparece la presidente del CDM del PAN, Idalia González de León y otros militantes en un crucero y con banderas del PAN. Un día después, publicó: “A partir de hoy ya no aparezco como militante de partido, después de tres años de renunciar. Gracias”. Nuestra expresión más espontánea fue un “tanto que lo quiere Idalia”.****** La elite de Morena, los que se creen dueños del partido fundado por Don Santo Amlo están empeñados en destruirlo. La noche del domingo nos alcanzó con la noticia que Morena tiene dos presidentes nacionales, la Yeidkcol Polevnsky y el ex enmascarado Alfonso Ramírez Cuéllar. La tarde dominical se reunió el Congreso Nacional, en calidad de extraordinario y acordaron desconocer a su dirigente nacional. Naturalmente, la batuta de dicho Congreso la llevó Bertha Luján y su grupo. Las dos damas se disputan el partido y juntas son una amenaza para la vida del partido. El barzonista Ramírez Cuellar es el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y lo presentaron como “presidente transitorio” cuya misión será convocar en cuatro meses a elegir nuevo presidente nacional de Morena. Al caer la noche, la Yeidkcol le respondió con un “se vale soñar”, que es ilegal que la quiten del cargo y que ella sigue siendo la presidenta. Total, que Ramírez Cuéllar hasta dijo que este martes 28 pedirá licencia para separarse de la diputación y tomar las riendas del partido. Total, que los morenos salieron buenos pal desgreñe. Ni modo, traen en la sangre los genes del perredismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *