Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Del retorno de mandos civiles a la comisaria y lo que viene

CONTEXTOS

 

Gerardo Sandoval Ortiz

 

En los primeros días de enero de 2021, Arturo Dávalos Peña pospuso su licencia de separarse de la alcaldía por ir por su tercera contienda electoral, avisado de que el gobierno del estado convino con la federación entregar por tres meses el mando de la policía municipal a la Secretaría de Marina. Para mediados de abril, cuando el capitán de Navío Fernando Viveros Hernández los índices delictivos de la ciudad iban al alza y el malestar en las colonias crecía debido al daño patrimonial por el robo en sus casas.

Bien, el martes 7 de junio del año pasado, el presidente municipal Luis Alberto Michel Rodríguez se vio obligado a firmar el nombramiento del capitán de Fragata de Infantería de Marina Paracaidista, Eloy Girón Alcuria. El proceso ocurrió en extrañas circunstancias pues un día antes, cuando Michel se disponía iniciar sus actividades semanales, no sabía qué hacer cuando fue avisado que elementos de las Secretaría de Marina habían tomado las instalaciones del cuartel de policía en Ixtapa.

Ocurría que apenas la semana anterior, Michel había dispuesto remover al capitán de Infantería Retirado, Luis Fernando Muñoz Ortega, reclutado por Salvador Llamas Urbina. La decisión de Michel provocó profundo enojo de su coordinador de gabinete. Llamas hizo del capitán su jefe de seguridad y ambos murieron en aquella balacera de octubre en un lujoso restaurante.

Pero bueno, retomemos el tema. Cuando el 13 de abril de 2021, aquel capitán de la Marina, Viveros Hernández dejó su cargo, le entregó al mando a Rigoberto Flores Parra. Entendemos que sería Jorge Antonio Quintero Alvarado, alcalde interino, le dispendió el nombramiento.

Ahora que el capitán Girón Alcuria, se revela que Michel ya decidió que será otra vez el abogado Rigoberto Flores Parra el que recibe la estafeta de mando de las Policía Municipal.

Mas allá de ser mera coincidencia, también es cierto que Rigo Flores, como se le conoce al “licenciado Rigo”, posee una larga trayectoria entregado a dicha corporación. Si la memoria no nos falla, desde los tiempos del ya desaparecido Polo Guerra (1998-2000) ya recorría las celdas preventivas allá en la cárcel de Lasa Juntas.

Ahora con Michel, el periodo de entregar el mando a los marinos fue mucho más de tres meses. Fue medio año de un estrés que enfermo al profe Michel, con presiones de uno y de otro lado, de malos y buenos, las dos “visiones” y frentes que eterna disputa por controlar las fuerzas de la seguridad pública local.

Ignoramos si con regresar a la Comisaría a Rigo Flores el alcalde ya puede dormir más tranquilo. Cabe esperar si las fuerzas armadas le mantienen el cerco de seguridad pública que le ofrecen a él y a su familia. Sin marinos cuidándole sus espaldas, Michel tiene prohibido relajarse.

No se dispone de números como para presumir que en el último semestre del 2022 se redujeron los índices de la delincuencia común. Nos quedamos con la impresión de que los robacarros andas desatados y luego de arrasar con los austeros “surus” de la Nissan ya refinaron sus gustos por automotores de lujo. Todos los días hay reportes de robos de vehículos de todos colores y sabores.

Sin embargo, habrá que reconocer que en ciertos sectores de la ciudad robos de ciertos artículos parecen ir a la baja. Lo que en el barrio se platica es que ello no obedece precisamente a la eficiencia de la gendarmería local. El mando que involuntariamente suelen invocar a veces nuestras flamantes autoridades municipales han impuestos severas políticas y duros castigos a quienes se apoderen del prohibido. El ladrón de barriada casi ha sido exterminado y no es fruto del trabajo de los capitanes de la Marina, de Viveros ni de Eloy Girón.

Sobre otro tema. Si las calles de la ciudad carecen de mantenimiento puntual y el deterioro es notorio, igual ocurre con el inventario deportivo. Acá en la colonia Idipe, contiguo al mercadito medio sobrevive una cancha que dada las pésimo estado que guarda la alfombra resulta sorprendente que algunos deportistas la usen. Todas las canchas deportivas del municipio se conservan en esas condiciones. Las únicas canchas en condiciones ideales son las canchas privadas.

Pues bien, precisamente de esos complejos deportivos privados proviene Álvaro Botello, el elegido por el profe Michel para hacerse cargo del Comude. Hace ya muchos años, poco más de dos décadas que el hijo de Pepe Botello hizo sus pininos en el gobierno municipal. Por lo menos dos veces ha debido que salir para dedicarse a administrar canchas de futbol rápido. Todavía en la administración de Aturo Dávalos Peña era visto en el área de Programas Sociales, de Desarrollo Social. Michel no lo contrató y halló chamba en las canchas de la avenida Politécnico Nacional.

Nos dicen que, tratándose de canchas y campos deportivos privados, Álvaro es un genio y ayudará a mejora la imagen del gobierno. Michel lo recluta para darle vida y color -verde pasto- a los campos de las dos grandes unidades deportivas municipales, la “Agustín Flores Contreras” y la “Alfonso Santos Díaz”, de La Bobadilla. Además, si la comunidad de los deportistas se deja, instrumenta un programa “de recuperación…”, una cuota o pago que genera un ingreso y lograr alivio a gastos menores y optimizar el mantenimiento.

Si Michel insiste en imponer cuota por ingresar a las canchas municipales, pocas posibilidades tendrá Álvaro de mantener su chamba al frente del Comude. Los deportistas vallartenses consideran que por ser espacios públicos, propiedad de todos los vallartenses, el acceso debe ser totalmente gratuito y Michel no tiene ningún derecho a imponerles un pago.

Revolcadero

 

De extraordinario humor, de buen ánimo y sonrisa franca, Cinthyia González Rizo recorrió las calles de algunas colonias de un sector de Ixtapa, hizo alto y se paró para tocar puertas y encuestar a sus moradores. No renegó destinar su domingo para cumplir su compromiso laboral con la encuestadora que paga la encuesta. No se escondía, posaba y hasta presumía su gafete. A uno de sus encuestados le soltó una retahíla de preguntas, por todos lados, con sentido capcioso. En general, las preguntas redundaban en ¿Quieres que se quede Amlo otra ves? O, ¿Quieres que regresen los otros, Salinas, Fox, Alfaro…? Por ahí va el cuestionario de la cándida Cinthya llevado a los ixtapenses. La encuesta la realiza el Centro de Estudio Estratégicos para el Desarrollo de la Universidad de Guadalajara, que no es otro que el SEED, presumido como un espacio interdisciplinario de construcción y difusión del conocimiento. Algo trae entre manos la UdeG, enfrentado hoy en día con el gobernador Enrique Alfaro y en la búsqueda de cobijo y calor en el gobierno federal aun cuando a fines del año pasado, Andrés Manuel López Obrador acusó a la institución de ser un nido de conservadores. Bueno, Amlo no dijo nidos, dijo que la Fil, evento de la UdeG, es un “foro de conservadurismo” al que “asisten todos los intelectuales orgánicos a hablar mal de nosotros”. Lo dijo el 30 de noviembre, un día después que abuchearon a la legisladora de Morena Patricia Armendáriz.****** Otro que se vio obligado a hacer cambios en su equipo de seguridad es Don Santo Amlo, quien en su mañanera de lunes informó que el general Luis Rodríguez Bucio será su nuevo subsecretario de seguridad Ciudadana. El militar releva al civil, Ricardo Mejía Berdeja, el amigo del finado Salvadore Llamas que, pues ya dejó de ser moreno, y portará el estandarte del Partido del Trabajo y será candidato a gobernador, candidatura que le negó Morena. Rodríguez Bucio dejó la comandancia de la Guardia Nacional y es un experimentado militar quien en su trayectoria algunas veces coincidió en misiones con el vilipendiado García Luna, que en breve será enjuiciado en el país gabacho. En una parte de la biografía oficial se lee: “En materia de Seguridad Pública, el general Rodríguez Bucio se ha desempeñado como director del área de Operaciones Especiales de la Policía Federal, entre 1999 y 2000”. Es un intente por ocultar que en la Policía Federal Bucio y García Luna trabajaron juntos.

Los artículos de opinión e información son responsabilidad del autor y no reflejan la línea editorial de contralínea.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *