Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Breve historia de Morena y morenos fundadores

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

 

 

 

 

 

Cuando Juan Ramón Mora Ornelas pidió hablar y confesó aspirar a la candidatura a la alcaldía, varios de los morenos notables, sobre todo el profe Ruperto Gómez, saltaron de sus asientos. La regidora Laurel Carrillo, también Luis Michel, arquearon sus refinadas cejas que al lado de ellos, el ingeniero se presentaba a reclamar otro lugar en la fila de precandidatos del morenismo.

Mora Ornelas no es ni por asomo ningún desconocido para Pablo Ruperto Gómez Andrade. Tampoco para Rocky Nick Santana Morales o Mónico Cervantes Ruiz, quien ya causa furor con su túnel marítimo para acabar con los problemas viales en la Bahía. Todos ellos, junto al abogado Enrique Márquez Hernández, y los regidores citados antes, se asumen como la vieja aristocracia fundadora de Morena, que ese jueves 19 por la mañana reclamaron para ellos las candidaturas.

Hasta ese día, el ingeniero Mora Ornelas se había reservado sus deseos de unirse a la lista de aspirantes a abanderar al Movimiento de Regeneración Nacional y competir por la presidencia municipal. A presentes sorprendió su autodestape. Había hecho su propio posicionamiento en donde incluyó su rechazo a aliarse con partidos políticos rémoras, repudio a los caciques que exijan sus “cuotas”. Dejó una cita al diputado local, Bruno Blancas: “¿Que Bruno no se siente capaz de ganar la candidatura que anda detrás del dirigente nacional en Chiapas?”.

Juan Ramón Ornelas es el mismo que en los comicios del año 2015, cuando Morena compitió por primera vez, fue el candidato a la alcaldía. Si se trata de cumplir los caprichosos requisitos impuestos por los proclamados “fundadores de Morena”, Mora Ornelas los cumple a cabalidad.

En la primera campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, en 2006, varios de esos notables que reclamaron derechos para encabezar la lista de aspirantes estaban en otros partidos. En las elecciones del 2012, Laurel Carrillo Ventura hacia campaña inclusive para el priistas Enrique peña Nieto. El maestro jubilado, Luis Alberto Michel Rodríguez hacia también campaña pero para el Partido Acción Nacional, partido en el cual también Mónico Cervantes Ruiz.

En los últimos días se desató un debate y con acalorados intercambios de acusaciones y señalamientos por inexistentes derechos de antigüedad para enlistarse en los primeros lugares entre las dos decenas de aspirantes. Entre los “lopezobradoristas”, pocos o muchos, Mora Ornelas ahí está. De los fundadores de Morena, también está entre los que en junio del 2013 participaron en la instalación del primer Comité directivo local.

Laurel Carrillo y el profesor Ruperto Gómez se sobresaltaron por saber la intachable trayectoria del primer candidato a alcalde de Morena. Los hermanos Gómez Andrade Pablo Ruperto y Nicolás eran parte del minúsculo grupo de hombres de izquierda que guardaron lealtad en la izquierda del PRD cuando éste partido iba en declive. Juan Ramón  Mora también estaba en aquel grupo que un mal día recibió la visita de Ramón Guerrero Martínez y Susana Carreño para invitarlos a incorporarse a la campaña electoral.

El encuentro aludido arriba ocurrió entre febrero de 2012, en una finca de la calle 20 de Noviembre, de la Colonia Del Toro. “El mochilas” había abandonado al PAN y el PRD, partido del que la periodista Susana Carreño era una de sus principales figuras y habían pactado una alianza electoral. También llegó Otoniel Barragán Espinosa. Éste representaba los intereses del Partido de Trabajo, aliado del Movimiento Ciudadano y futuro regidor. Otoniel es otro de la tumultuosa lista de aspirantes de Morena.

Mora Ornelas había llegado a Puerto Vallarta el año 1990 y como hombre de izquierda, desde antes se identificaba con el “cardenismo” reencarnado en el PRD fundado en mayo de ese año. Rechazó el tentador ofrecimiento del trío “Mochilas”-Carreño-Otoniel. Los hermanos Gómez Andrade hicieron campaña para el MC y de premio les entregaron el departamento de Educación Municipal. El profe Ruperto fue regidor suplente.

En la segunda de las tres campañas presidenciales de López Obrador, las alianzas causaron una confusión a simpatizantes y militantes del PRD y acabaron por beneficiar a los candidatos del MC. Aun así, Miguel Angel Yerena Ruiz ganó la regiduría.

Entre el 2012 y el 2015 el movimiento logró constituirse en partido. Los entretelones previos definieron el resultado obtenido en la elección local de Morena. En junio del 2013 nació el primer Comité Directivo, Oscar Pérez Ortiz fue el presidente y en la Secretaría General, Mora Ornelas. Ruperto Gómez reclamó una secretaría pero no regresó. La tercera posición en ese comité, la Secretaría de Organización, la exigieron los aliados del “mochilas” y una “secretaria” de Susana Carreño, Olga Falcón, ocupó esa cartera. La regidora Carreño le prohibió ir a Morena y la obligó enlistarse en el PRD. Álvaro Ramírez, un activo militante de Morena, fue parte de ese Comité, al frente de Asuntos Indígenas. López Obrador vino a tomarles la protesta.

En noviembre del 2013, el actual regidor Cecilio López Fernández llevó al partido y presentó a Bruno Blancas Mercado. El ahora diputado local, es hoy aspirante a alcalde. Previo elogios, lo propuso de escrutador de la asamblea. El contador Blancas ofrecería luego una finca en la colonia Albatros para reuniones y hasta comida.

En octubre de 2014, Oscar Pérez confió a sus amigos su decisión de separarse de la dirigencia de Morena para ir por la candidatura a la alcaldía y competir en las elecciones a celebrarse en julio del siguiente año. Las posibilidades de ganar eran nulas, pocos se apuntaron para competir pero se marcó el origen de las futuras fracturas. Por consenso y unidad, se pronunciaron por Pérez Ortiz. Sin embargo, entre otros, Enrique Márquez, Ruperto y Nicolás Gómez, David Burgoin y Octavio Rodríguez se opusieron a la candidatura de Oscar Pérez. Poco antes, en agosto de ese año, hubo una asamblea donde se discutió que el candidato se definiría a través de una encuesta. Ante la división, el partido decidió ir a la encuesta.

Mora Ornelas defienda haber sido postulado conforme al resultado de la encuesta levantada por el partido. “Yo tengo la encuesta”, le afirma al autor. El método científico, contrastados negativos y positivos lo colocó por encima de otros.

¿Qué ocurrió en la elección del 2015? Mora Ornelas computó mil 146  votos. Varios de los que ahora presumen representar la honestidad y pureza de Morena traicionaron al candidato y al partido. Varios de proclamados impolutos e inmaculados virginales sentados frente a los periodistas el pasado jueves, hicieron contracampaña y llamaron a votar por el MC. En la jornada electoral del 2015 reactivaron sus vínculos del 2012 y traicionaron a Mora Ornelas.

Mora Ornelas y sus amigos no tienen ninguna duda de las traiciones de los morenos. Previo a la jornada electoral se “robaron” los oficios de nombramientos de los “RCs” y “RGs” (representantes de casillas y representantes generales de Morena, respectivamente).

Uno de esos días, llamaron a ingeniero Mora a tomar un café en el Vips. Entre ellos el profe Ruperto y Nicolás Gómez, Cecilio López, José Luis Ríos, Julián Núñez. Le pidieron renunciar a la candidatura en favor de Pablo Ruperto. Entre jaloneos y sombrerazos, los empleados del restaurante acabaron por echar a los rijosos y en el estacionamiento armaron la cámara húngara y por poco se lían a golpes. Todos ellos desaparecieron por un largo periodo de Morena y regresaron al aproximarse el calendario electoral 20-21.

 

Revolcadero

 

¿Y cuál fue la participación de la flamante legisladora federal, Lorena del Socorro Jiménez Andrade en la elección del 2015? Fue la primera participación de Morena en una elección local. Bien, ya en el anterior escrito consignamos que la maestra se registró en el lugar 6 de la planilla de Morena. Tal vez por la inquieta naturaleza de nuestros amigos morenos, dicha colaboración les creó inusitado interés y nos enviaron datos sueltos que han permanecido esos cinco años en el aire. Bien, en grupo del maestro Pablo Ruperto Gómez Andrade fue quien propuso a la maestra Lorena Jiménez. Sin embargo, desde el primer día la maestra fue clara. “Yo no voy a trabajar (en la campaña)”, les dijo. En esa campaña los maestros se inclinaron por el PAN y votaron en contra de Morena. La maestra Lorena, “lord moches” como algunos se refieren de ella, no movió ni sus manitas. Así, faltó a dos de los tres sagrados mandamientos de Don Santo Amlo, el no mentir y no traicionar. El tercer es no robar, pero por aquello del señalamiento del mocho en Guachinango, quedan dudas. ******* Bien, hasta este momento no hemos mencionado a Rocky Nick Santana Morales, Mónico Cervantes Ruiz, Laurel Carrillo Ventura ni a Luis Alberto Michel Rodríguez. Bien, es porque los regidores Laurel y Luis Michel hasta finales del 2018 ni siquiera se habían acercado a Morena. Es decir, eran “contras” de Morena. Mónico vivía sus tibiezas y dudaba entre mantenerse leal al PAN o al MC. Rocky Santana jugaba de la mano de los hermanos Gómez pero se mantuvo al margen de las presiones que los “fundadores” de Morena ejercieron primero contra Oscar Pérez y luego contra Mora Ornelas en las elecciones del 2015. El muchacho fue candidato de Morena a la diputación local y se agenció la fabulosa cantidad de 3 mil 645 votos muy abajo de los 8 mil 229 del candidato del PRD, Saúl Galindo Plazola. En esa elección, Ramón “el mochilas” Guerrero Martínez se alzó con el triunfo con un total de 57, 555 papeletas y poco abajo, el priista Rafael González Reséndiz sumó  53, 229 votos. Gloria Carrillo del PAN contabilizó 30, 648 sufragios.****** Ya había transcurrido cierto tiempo que en Puerto Vallarta no ocurría un suceso violento de alto impacto como el ocurrido la madrugada del domingo en el crucero de Las Juntas. Fue el secuestro del empresario Felipe Tomé Velázquez y la muerte de un ejecutivo de uno de sus desarrollos inmobiliarios. Los investigadores no saben qué causas motivaron la agresión que llamó la atención de la prensa estatal y nacional. Solo se sospecha que los múltiples problemas legales, demandas y denuncias, civiles, judiciales o mercantiles, pudieron haber sido el origen de la agresión. Lo único cierto que parecen tener la Fiscalía del Estado es haber sido directa la agresión. Es decir, como que se pretende descartar la teoría de una confusión y hasta la de tratarse de un secuestro como inicialmente se insinuó.

 

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva del autor y no reflejan la línea editorial. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *