Tamaño de texto


Javier Frias |

El don de servir; Arnulfo Ortega presenta su libro

El empresario vallartense llama a no tener miedo al fracaso, por lo que dijo que este libro servirá a aquellos que quieren emprender

Acompañado de una gran representatividad del sector empresarial y social de Puerto Vallarta, así como familiares y amigos, Arnulfo Ortega Contreras, presentó su libro ‘Pequeños comienzos para una mejor vida’, un documento autobiográfico en el que a través de anécdotas relata sus comienzos, sus triunfos y fracasos de la vida y en su actividad empresarial.

En la presentación del documento, le acompañaron el exrector del CUCosta, Max Greig, así como los empresario Jorge Villanueva, Gabriel Igartúa y José Medina Mora, vicepresidente nacional de la Coparmex, quien escribió el prólogo del libro y quien destacó la sencillez, valores y fe de Ortega Contreras.

Al evento, al que asistieron ciertos de personas, tuvo lugar en un salón del hotel Marriott en Marina Vallarta, donde Ortega Contreras habló de algunas momentos de su vida que le marcaron, tal como lo que dijo su “primera corrección”, la cual tuvo que ver cuando su madre le mandó a una tienda a comprar frijol, y de su monedero dinero se le cae un billete de a peso y yo dije, ¡pues nadie vio, nadie vio!, vi que mi madre se dio la vuelta y me voy a la tienda, compro frijol, pero también compro chicle Motita”.

Al percatarse su madre de la falta del billete, se lo pidió y le recriminó el hurto. “Ahí aprendí yo a respetar lo ajeno y nunca me volví a atrever a robar ni un chicle, no volví a robar, jamás”, esa es una exhortación a la generación actual, dijo.

Arnulfo Ortega recordó que a los 17 años, gracias a la señora Naty Magaña, comenzó con su primera panadería. “yo le pedí trabajo, y ella sin conocerme me dijo: muchacho, los panaderos son muy borrachos, e irresponsables, ya no quiero panadería, me hicieron fracasar, pero sí tú quieres de veras, te la vendo; le dije que no tenía dinero”, y le dijo que ahí adentro había todo lo que se necesitaba para fabricar el pan.

Tanto Max Greig, como Jorge Villanueva y Gabriel Igartúa, dieron fe de la trascendencia de empresario panadero vallartense, quien agradeció a su familia y amigos de acompañarlo en la presentación de su libro, pero sobre todo de formar parte de su vida.

Medina Mora no dejó pasar la oportunidad de felicitar a la madre de Arnulfo Ortega “algo muy bueno debe haber hecho usted con Arnulfo”, dijo el empresario.

Arnulfo Ortega llamó a no tener miedo al fracaso, por lo que dijo que este libro servirá a aquellos que quieren emprender, pero como dice el titulo de la obra, no son más que ‘Pequeños comienzos para una mejor vida’.

Su trayectoria

Arnulfo Ortega Contreras, nacido en Autlán de la Grana, Jalisco, fue aprendiz de panadero desde la primaria, forjado en los principios del trabajo, el respeto y la responsabilidad inculcados pro sus padres.

A los 17 años funda su primera panadería y con ello arranca su primera experiencia empresarial; a los 21 inicia una nueva etapa en su crecimiento personal al cruzar hacia Estados Unidos como indocumentado, donde comprendió que México es también un país de oportunidades para todo aquel que cree en lo que trabaja.

De regreso en México en 1990 funda la panadería y pastelería Don Chonito con el apoyo de un hermano, empresa en la que actualmente colaboran 85 trabajadores.

A partir del 2010 reanuda sus estudios e ingresa a la secundaria, hasta culminar la universidad graduándose como licenciado en derecho.

Al mismo tiempo recibió la Confederación Patronal de la República Mexicana, Coparmex, la cual le dio la oportunidad de servir a la comunidad empresarial de la región por cuatro años y medio.

Por igual, durante ese periodo participó en el comité de adquisiciones de Seapal y descde el 2016 hasta la actualidad es consejero nacional de Coparmex, miembro fundador de Consejo Coordinador de Puerto Vallarta Bahía de Banderas, del que ahora es presidente.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *