Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

La sombra que les cubre con el Mochilas…

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

 

Hallándose todos “despatriados”, de paseo por la Expo Ganadera de Guadalajara, el pasado sábado 23 del mes en curso, el charro Armando Ibarría Urrutia aceptó de Marilú Dávalos y Oscar Domínguez tomarse una fotografía con Ramón Guerrero Martínez. Ese sábado por la noche, Marilú publicó dos docenas de fotos y para su asombro, la imagen del “mochilas” causó una virulenta reacción pública, y en la semana, un alud de opiniones privadas.

El perfil “Joshua Peralta” le escribió a la dama ixtapense matrimoniada con un conocido ganadero: “Mira nomás, tanto que se llenaban la boda todos los coordinadores del Diego Franco hablando pestes del mochilas y aquí abrazadita. En fin pura hipocresía”.

La agria crítica mereció respuesta de Marilú, apoyada por amigos y familiares.

Armando Ibarría asistió a la Expo Ganadera por acompañar a su padre, el presidente de la Asociación Ganadera local, Daniel Ibarría López. Allá saludó a sus otros paisanos y coincidió con ellos “el mochilas” y ocurrió la estampa.

Ahora, no es ni por asomo ninguna casualidad que “Joshua Peralta” dirigió el reproche a la ex “coordinadora de coordinadores” del último gobierno Municipal del Movimiento Ciudadano. Desde los dos primeros meses del año era platica cotidiana en Ixtapa que ella era uno de los operadores del MC reclutados por Ramón Guerrero para intentar otra ves ser candidato a la alcaldía en el 2024. Su nombre aparecía entre varias decenas de empleados temporales para apoyar programas sociales del gobierno del estado. El empleador contratante era “el mochilas”.

El asunto de las contrataciones, que no el nombre de Marilú, trascendió primero por el disgusto de algunos contratados que se decían burlados otra vez por la promesa de Ramón Guerrero de acomodarlos con plaza en alguna dependencia estatal. Por dar otro nombre, Javier “el pitas” Pelayo Méndez, a quien “el mochilas” dejó de interino en la alcaldía de abril a julio de 2014, platicó a sus amigos que el de Ayutla le ofreció chamba para uno o dos de sus sobrinos a cambio de sumarse a su proyecto pero nunca le cumplió y optó por mantener distancia.

Bien, el solo nombre de Ramón Guerrero y su mote provoca una enfermiza ira en un sector de la ciudad. Cuando su chofer le tomó voto y varias fotografías a la encargada de la delegación de Ixtapa, Doña Manuela Ramos en el momento de un saludo y abrazo al “mochilas y se ordenó su cese aunque días después, con ciertas condiciones le otorgó el perdón. Como la foto del sábado 23 en la Expo Ganadera, aquel saludo había sido circunstancial.

Ahora, es cierto que los principales cuadros del MC han hecho públicos sus movimientos con la abierta pretensión de tomar posiciones con rumbo a los comicios del 2024. Desde principios del año “el mochilas” movió sus piezas y por cumplir un año poco o nada logró avanzar. Muchos de los empleos temporales para los programas sociales, reparto de “mochilas” y útiles escolares no le fueron útiles para granjearse nuevas simpatías.

Varias semanas atrás, se difundió una fotografía en donde aparecen las principales figuras del MC. Fue una estampa que hasta parecía haber sido captada en tiempos de campañas: Arturo Dávalos Peña, Guadalupe Guerrero Carvajal, Jorge Quintero, Víctor Bernal Romero, Rodolfo Domínguez, Diego Franco, Ricardo René Rodríguez Ramírez, Fernando Peña Rodríguez, entre otros. Las ausencias notables, por razones que ignoramos pero que nos resultan obviedades, fueron las de Guillermo Salcedo Contreras ni Santiago Centeno Ulín.

Supimos que aquella foto, intencionalmente tomada y hecha pública, tenía por propósito mandar el mensaje de permanecer intacto y vivo la cohesión y la unidad de un grupo político conocido como “Grupo Vallarta”. No. No fue en la propiedad de Diego Franco, más al fondo, ya casi camino a La Palapa. Por las reacciones y opiniones que provocó la imagen, bien parece haberse logrado ese objetivo pues hasta Luis Munguía les recetó una dura crítica.

Si bien, hay quienes pronostican la derrota de los morenos en los próximos comicios, también hay quienes se preguntan quién ganará en 2024. En las circunstancias que se viven esa pregunta no tiene respuesta convincente. No al menos si los opositores se lanzan a una aventura individual, naranjas por un lado y del otro los verdes.

Los morenos han dado muestras de voluntad para superar sus desavenencias. Como se observa entre los regidores al final “algo” los une en determinados momentos y terminan juntos.

El último ejemplo de la extraña “unidad” de los regidores morenos, ocurrió nada más este viernes 28 de octubre. Los 6 la Comisión de Hacienda de Morena, Luis Michel, el síndico, Juan Carlos Hernández Salazar, María Elena Curiel Preciado, Sara Mosqueda Torres y “el regidor chato”, José Rodríguez González y Eva Griselda González Castellanos aprobaron la iniciativa de Michel de ampliar el presupuesto de egresos.

 

Revolcadero

 

Allá por el norte de Nayarit, esos dos o tres lectores paisanos nos reclaman no dedicarles ni unas líneas a la tragedia que viven una semana después del huracán Roslyn. Tienen razón en quejarse por el desdén que en términos generales creen los trata los medios de comunicación. Se sienten abandonados por las autoridades estatales y federales pues la capacidad de los gobiernos municipales fue rebasada y por mucho. Además, también agraviados por la grosera publicación de una información de Proceso que los tildó de aldeanos de menor importancia por vivir en un área de menor población demográfica. Como se pronosticó con sorprendente precisión con 38 horas de anticipación, Roslyn tocó tierra en las comunidades de la región conocida como Las Haciendas, una larga franja costera que une a los municipios de Santiago Ixcuintla con Tecuala. Santa Cruz, Mayorquín, San Andrés, Puerta de Palapares, Rancho Nuevo soportaron la furia de los vientos pero perdieron buena parte de su patrimonio. Otros pueblos de pescadores, al otro lado de la Laguna Brava, todavía muestran los devastadores daños. Sus techados, tejados o láminas cedieron a vientos que nos platican jamás habían vivido. Todas las familias de Pimientillo, Pericos, Unión de Corrientes y sus marismas, también más al norte, Pescadero, Pancho Villa y Amapas, del municipio de Rosamorada, resintieron perdidas en su patrimonio. La media noche de ese domingo 23, las partes más bajas de Tuxpan se inundaron.******* Al otro lado de la Laguna Brava se hallan las comunidades de Tecuala. A casi una semana, las viviendas de Antonio R. Laureles, Los Morillos, Villa de Guadalupe, Guamuchilito, Palos Verdes, casi desaparecieron. Sus vecinos El Macho, El Limón, La Presa, El Arrayan, El Zapote, también fueron tratados son piedad por Roslyn. Los cooperativistas de Los Laureles difundieron videos de la mortandad de peces en lagunas y esteros. Son comunidades que permanecen incomunicados por tierra y aire. Las vías de terracería y pavimento fueron bloqueados por grandes árboles tirados por los vientos que por momentos superaron los 200 kph. En el transcurso de la semana, muchos amigos preguntaron por la familia. Nuestra tierra se ubica al norte de Tecuala, en colindancia con Sinaloa. Todavía hoy no hay línea telefónica, ni agua ni energía eléctrica. Tampoco les han dado fecha de normalizar los servicios. Los tendidos eléctricos, postes y cables, cayeron al suelo. Esta mañana de viernes nos reportaron que ya trabajaban brigadistas de la CFE. Para comunicación telefónica, debían viajar hasta Acaponeta, aunque ya desde el viernes, hubo débiles señales en la cabecera municipal.******* La ruta de Rosylin no fue costera. Tocó tierra y siguió una trayectoria de 90 grados rumbo al noreste. De la costa, brincó la Laguna Brava y marismas, la autopista y la carretera federal libre, “la 15”, impactando pueblos como Tierra Generosa, Bonitas, San Miguel y San Francisco. Hemos visto imágenes de los daños causados en estas poblados. Luego tomó rumbo a la sierra. Los amigos de San Dieguito de Arriba, Casas Coloradas, El Resbalón y Motaje, nos enviaron fotografías que nos ayudaron a dimensionar la desgracia. Ellos todavía construyen muchas viviendas con techas de palma real. El huracán fue implacable. Mucho mas arriba de la montaña, los habitantes de La Mesa de los Ricos, La Mesa de Pedro y Pablo, San Diego de Alcalá también gritan por su catástrofe. Los apoyos que les llegan, regularmente son producto de esfuerzos individuales. Los gobiernos en sus tres niveles, o no pueden o no tienen voluntad de brindarles la ayuda.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *