* La Cofepredir dio a conocer los resultados de los monitoreos más recientes

José Fernando Ortega

Puerto Vallarta y Cabo Corrientes ofrecen playas limpias a los miles y miles de turistas que se esperan en este periodo vacacional de invierno, de acuerdo a los resultados de los monitoreos que da a conocer la Secretaría de Salud a través de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en su portal web.

El organismo señala que las playas del destino son aptas para uso recreativo de cara al periodo vacacional, según arrojaron los muestreos hechos entre el 21 y 30 de noviembre, es decir, se tardó bastante en hacerlo público. Además se hicieron antes de las lluvias registradas el pasado fin de semana.

Previo a las vacaciones la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal) considera tres periodos principales y hace un monitoreo con respecto a cómo se encuentran las playas en el estado de Jalisco (municipios en la Bahía de Banderas), tomando dos parámetros de referencia que son enterococos y marea roja.

Los resultados de los monitoreos fueron los siguientes: Yelapa (10), Quimixto (11), Las Ánimas (10), Mismaloya (13), Gemelas (10), Los Muertos (13), del Cuale (18) Las Palmas (13), Oasis (11), Camarones (13), es decir, todas son aptas para las actividades recreativas.

Llama la atención que si bien no fue una cifra roja (con riesgo sanitario), la playa que muestra la cifra mayor es la del Cuale, aunque con una cantidad bastante baja, incluso mejores que las que se dieron a conocer en el verano.

La Cofepris no da a conocer información de las playas certificadas por la Joint Commission, Garza Blanca, Palmares, Conchas Chinas, Amapas ni Playa de Oro.

La COFEPRIS informa que en coordinación con el Sistema Federal Sanitario analizó más de 1,800 muestras de 253 playas en los principales destinos turísticos. Los resultados de laboratorio arrojaron que las playas son aptas para uso recreativo.

En ocasión del actual periodo vacacional, el análisis de laboratorio realizado en agua de mar de 253 playas de 16 estados costeros arrojó como resultado que son aptas para uso recreativo.

La COFEPRIS, en estrecha coordinación con autoridades estatales de Salud y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública, realizó la toma de muestras de agua de mar durante las semanas previas al actual periodo vacacional de fin de año, con la finalidad de obtener la media geométrica y generar un valor estadístico que permita señalar si una playa representa o no un riesgo para la salud.

Fueron analizadas en laboratorio más de 1,800 muestras de agua de las playas de mayor afluencia pública de los principales destinos turísticos del país y el resultado arrojó que cumplen los criterios de calidad establecidos como rangos de protección a la población. El actual reporte no incluyó las playas del estado de Michoacán, debido a un retraso en la entrega de información por parte de autoridades de esa entidad.

Este análisis forma parte del Programa Playas Limpias y permitió monitorear la bacteria Enterococcus faecalis para valorar las condiciones sanitarias del agua de mar, toda vez que es muy resistente a condiciones adversas y por sus características puede desarrollarse en un ambiente con 6.5% de cloruro de sodio, pH de 9.6 y entre 10° y 45° centígrados.

La autoridad sanitaria realiza estas pruebas desde 2003 con un enfoque preventivo, ya que la calidad de agua en las playas es un factor primordial para garantizar la protección de la salud. Además, gracias a estas acciones, diferentes playas de nuestro país han obtenido el distintivo Blue Flag como destinos sustentables.