CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

En la clandestinidad, y es literal, a la última hora del sábado pasado solicitó Juan José Cuevas García ser precandidato a la alcaldía del Movimiento Ciudadano. No hubo bandas ni porras como en el PAN estaba acostumbrado; en todo caso, elevó oraciones para que nadie de Puerto Vallarta lo supiera.

Si, para sorpresa de todos “El Peri” es el tercer aspirante del MC. El lunes 4 lo hizo Ramón Guerrero y el sábado 9 el alcalde Arturo Dávalos Peña. En el registro del último, hubo transmisiones en vivo en donde inclusive apareció el regidor Cuevas, Dávalos lo saludó un segundo antes de sentarse en la mesa de registros. Nos dicen que con mucha paciencia espero que esas decenas de vallartenses abandonaran la sede del MC Jalisco para sacar de su maleta de mano la carpeta con su documentación personal.

Arturo Dávalos apoyo y hasta le coordinó las dos campañas que por el Partido Acción Nacional hizo Juan José Cuevas por la diputación federal y local. Se puede sostener que “el cepillo” apadrinó la incursión de “el peri” en la política. Recordamos a Cuevas cuando discreto y hasta temeroso acudió a una asamblea municipal del PAN y lo presentó a los amigos y entre ellos a  Guillermo Salcedo Contreras. Lo siguiente fue ayudarle a la presidencia de la junta vecinal de la colonia. En Lomas del Coapinole fue la primera de dos elecciones ganadas. Para ello contaron con el decidido apoyo de Mónico Cervantes. Le tomaron la idea de armar grilla con la propuesta de crear la quinta delegación pero a cambo recibieron palos y palos.

Pero, si Dávalos y “el peri” son amigos de muchos años, que ocurrió? Ocurre de lo que por muchos años se quejan quienes han sido sus “asesores” y los propios hermanos Cuevas García. En sus pininos, preguntamos una vez a su hermano mayor, David Cuevas pero éste realmente lo tacho de locuaz e imberbe; “ayúdale, está loco pero trae ganas y quiere ser político” nos platicó el ahora flamante director de radio y televisión del emporio de Fernando González Corona.

Con esos antecedentes no nos asombra que Juan José Cuevas le juegue rudo a su amigo Arturo Dávalos. Preguntamos y nos recomendaron preguntar en Guadalajara si hay algún compromiso reclamado por el muchacho nacido en El Monteón, Nayarit. Resulta que en un acto de berrinche, tramitó papeles personales para irse a inscribir. Primero intentó hablar con Enrique Alfaro y se enojó porque nadie tomó sus llamadas. A sus amigos confió que Enrique Alfaro el prometió quien sabe que tantas cosas, sobre todo en convertirlo diputado. Es ese su reclamo a Alfaro y busca hacerlo valer con su registro.

En realidad, a nadie preocupa “el peri” con su registro. Cuando fue diputado, federal y local, no se recuerda haber hecho algo trascendente para Puerto Vallarta. Más bien los deportistas lo recuerdan por sus mentiras, embustes y agandalles personales. Ahora mismo como regidor suele gestionar apoyos para él y sus amigos pero se desentiende cada vez que le solicitan apoyos distintos. Es decir, aprovecha su posición para solventarse viajes, de último, un torneo en un país europeo. De gobernar no sabe nada pues su experiencia es cero; no sabe que es un aseador o jardinero, contralor o tesorero, director o jefe de nada. Su vida laboral ha sido cargar sacos de cemento y varillas, tomarse y subir selfies y cobrar sus quincenas en los congresos y en el ayuntamiento. Su foja curricular se limita a eso ya presidente de su colonia pero nada de experiencia en tareas de gobernar.

Juan José Cuevas la halló a vivir de la política. Es regidor por el PAN pero cree haber olfateado a tiempo que el MC gobernarás Jalisco y retendrá la alcaldía y apenas meses después de ser regidor azul se convirtió a naranja. No será diputado, él lo sabe, pero tratar de negociar al menos quedarse como regidor. Su inscripción es esa, una forma de extorsión y chantaje político pero su posición es tan débil que si nadie le hace caso y se desviste la naranja nadie lo notará y su daño será nada.

Las preocupaciones en el MC son otras. Sin duda el proceso interno impactará la unidad del MC. Sino en partes iguales, la militancia está dividida y los electores fieles al MC también envían mensajes de confusión. Habrá división y algunos cuadros empacarán maletas. Ha, y habrá lágrimas cuando se sepa quién será el abanderado. Los fans de Ramón Guerrero han advertido que de ser Dávalos el candidato votarán en su contra. Y es también seguro que los seguidores de Dávalos no aceptarán al de Ayutla. En otras palabras, de cualquier lado, el temor es a los actos de revanchismos. Un sector de naranjas leales al color apoyarán incondicionalmente a quien sea elegido candidato pero se siente más cómodos y prefieren a Dávalos por sentir en él la mayor confianza de refrendar el triunfo en Puerto Vallarta.

Cuando Ramón Guerrero se inscribió, él y dos o tres simpatizantes de su proyecto acudieron al registro. Al registro de Dávalos varias decenas de vallartense, muchos empleados municipales y media docena de regidores  hicieron el viaje para refrendarle su respaldo. Pudo ser un mensaje la presencia al lado de Dávalos del aun dirigente local, Gustavo Fong Patiño. Cuatro días antes le había hecho el fuchi a “el mochilas”. Nos dicen que el dirigente estatal, Guillermo Medrano estaba al pendiente de los pasos de Dávalos en su oficina y se hizo ojo de hormiga cuando fue “el mochilas”.

En la semana, Memo Medrano reiteró en un entrevistas lo que antes ya había dicho Enrique Alfaro: “La convocatoria es clara, será a través de encuestas, a través de valoraciones políticas y por supuesto muchos de los casos a través de acuerdos, no hay mejores candidatos que los que salen de unidad, pero es muy clara la convocatoria será a través de encuestas y aprobaciones políticas”.

Cuando le preguntaron de Puerto Vallarta contestó: se registró el actual diputado Ramón Guerrero, se registró Arturo Dávalos, ambos están en su derecho, tendremos que hacer la valoración con madurez de todos, donde al que le favorezca tendrá que tener la apertura de construir con el que no, pero creemos que las cosas van a caminar en orden, creemos y sabemos que más allá de cuestiones personales está el proyecto que estamos construyendo desde 2012, sin obsesiones, necesitamos jugar con el que más traiga soporte social, político, moral, ético, es como lo jugaremos con nuestros candidatos.

Si nos atenemos al discurso de Alfaro y del dirigente del partido, Memo Medrano, Juan José Cuevas no tiene nada que hacer. Ramón Guerrero tampoco tiene armas con que competirlo a Dávalos. En cualquier encuesta ha salido arriba de Guerrero Dávalos. Acá hay encuestas. El MC Jalisco también tiene sus propias encuestas y en todas aparece en la punta Dávalos. No ha habido nadie con mediana sensatez ni con un poco de argumentos que siquiera hagan pensar que las encuestas muestran tendencias a favorecer a Guerrero.

Ya los propios promotores del político de Ayutla lo han dicho, “el mochilas” apuesta al dedazo como única vía que le favorezca. Su razonamiento es inamovible: Puerto Vallarta es mío, yo lo conquisté”.

Revolcadero

Días atrás algún colega periodista publicó el gran hallazgo: Ramón Guerrero “se chingó” a los taxistas” tituló un portal cuyo nombre no recordamos. Dieron pormenores menores del nuevo trabajo del ex delegado municipal de Ixtapa Víctor Manuel “el cachis” Aréchiga y el ex secretario particular de Ramón Guerrero Martínez cuando fue alcalde, Oscar Pérez. El gran descubrimiento fue que esos dos personajes son  choferes de taxis ejecutivos. De taxis Uber pues. En la misma notita deslizaron la versión de que Oscar Pérez y “el cachis” son simples choferes de taxista Uber propiedad del diputado mochilas. Y, “se chingó a los taxistas”, cupo en el texto porque “el mochilas” fue el primero en juramentar que él estaba en contra de los taxis Uber y que iba a ser el defensor de los taxista samarillos. Y sí, hay incongruencia y contradicciones pues o cuadra eso de que los principales operadores del “mochilas” le hagan competencia con taxis Uber a los taxistas. La semana pasada, como para burlarse de los amarillos, “el cachis armó su fiestita cuando supo que Uber ya tenía luz verde de para operar en Jalisco. ****** La elección en el ejido Ixtapa está prácticamente lista y los pronósticos se inclinan a favor de Carlos “el serranito” Álvarez. La convocatoria establece que las campañas deben tener puto final el lunes 17 pues la asamblea electiva se desarrollará el miércoles 18 de este mes de diciembre. El adversario de “el serranito” es el abogado Marco Antonio Ortiz Fernández, quien ya dos veces fue comisariado pero a últimas fechas ha perdido apoyo entre los ejidatarios.*****La última o nos vamos. Cuando consultamos a los que todo saben de política y nos recordaron que Juan José “el peri” Cuevas se inició en la grilla vecinal de la mano de Mónico Cervantes, nos preguntaron si sabíamos que “el peri” ya apuntaba a irse al Movimiento de Regeneración Nacional, la Morena de AMLO.  Nos dijeron que es muy amigo de Héctor Gallegos de Santiago, desde que los dos militaron en el PAN. Acuérdate que a lo apoyo cuando Cuevas fue candidato del Pan a la alcaldía, nos añadieron. Preguntamos y nos hicieron la aclaración: “el peri y Mónico ya no mastican a Gallegos” nos dijeron. Total, que nos quedamos con la idea de que “el peri” es hábil y bueno para venderse. Si su hermano David una vez del PAN lo aceptó y saltó al PRD, nada de raro sería que su hermano menor aparezca abrazando a los de Morena. Ya en el MC no lo quieren, no la gente de Dávalos ni mucho menos los mochilistas.