* Los cambios le han permitido en México mantener un crecimiento sostenido, a diferencia de la hotelería tradicional

José Fernando Ortega

El sector de tiempos compartidos se ha venido transformando los últimos años y eso le ha permitido consolidarse como uno de los pilares del turismo en nuestro país, según plantearon expertos en diferentes conferencias en el evento LASOS 2018, que reunió a representantes de varios países latinoamericanos en un hotel de Puerto Vallarta.

Indicaron que este cambio es muy importante para nuestro país porque es el segundo país que más factura en tiempos compartidos a escala global, detrás de Estados Unidos. El año pasado, las ventas superaron los 4,570 millones de dólares, un crecimiento de 8% respecto al año anterior, según datos de RCI.

Este aumento del segmento turístico se apoyó en la transformación que el sector ha vivido en los últimos años, pues antes tener un tiempo compartido en un destino de playa en México significaba poseer el derecho a pasar en una propiedad un par de semanas al año, ya definidas de antemano.

Sin embargo, ese modelo dio paso a que algunos desarrolladores cometieran abusos con los socios y entonces derivó en pérdida de prestigio. Por eso se dio paso a un modelo más flexible, de acuerdo con las necesidades de los socios y que obligó a sinergias con los hoteles de los desarrolladores.

Ya quedó atrás la semana fija, los socios pueden usar su propiedad en cualquier momento. Asimismo, se aplica un sistema de puntos que se otorgan con cada estancia, los cuales se canjean por pasar más tiempo en la propiedad.

Además, esos puntos se pueden utilizar en otras propiedades de las empresas que están asociadas. Fue a raíz de ello que AM Resorts y Grupo Posadas agregaron propiedades vacacionales y hoteles que cada vez les generan más ingresos y ayudan a amortiguar los periodos complicados.

Según RCI, en los últimos cinco años se ha tenido crecimiento a una tasa promedio de 5% anual, superando cualquier situación política o social que se haya presentado en los destinos.

En México, aproximadamente el 86% de las ventas provienen de viajeros de Estados Unidos y Canadá, y los principales destinos son Cancún y Riviera Maya, con 58% de la oferta, seguido por Los Cabos, Puerto Vallarta y Riviera Nayarit.