* Los principales destinos de playa del país, incluyendo Puerto Vallarta, entre los afectados, al grado de que hoteles ya reducen tarifas

Lo que todavía prefieren no hacer público los hoteleros vallartenses lo ha expresado con toda claridad uno de los turisteros mexicanos más reconocidos, Alex Zozaya, CEO de Apple Leisure Group y vicepresidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET):

De una desaceleración manifiesta en el flujo de turistas estadounidenses a nuestro país, en el próximo invierno se pasará a una caída de 18 por ciento en los destinos de sol y playa durante el invierno 2018-2019, por lo cual incluso se están viendo obligados a reducir tarifas en los principales representantes de ese grupo: Cancún, Riviera Maya, Los Cabos y, desde luego, Puerto Vallarta.

El empresario emite su pronóstico basado en los sistemas de reservaciones, y atribuye esa baja a la mala imagen sobre la seguridad, como se ha venido advirtiendo desde el año pasado.

No se trata de que el estadounidense esté viajando menos al extranjero, definitivamente no porque de hecho actualmente se tienen estadísticas récord en la emisión de pasaportes en Estados Unidos.

Es entonces claro que México está perdiendo participación de ese mercado, que ha sido y sigue siendo el puntal para dichos destinos.

Preocupa que existe una contracción en la demanda por parte de los viajeros estadunidenses de alto poder adquisitivo, que están optando por productos como los cruceros y países como Jamaica y República Dominicana, dejando a un lado en forma paulatina a nuestro país.

Zozaya es el CEO del mayor grupo turístico de Estados Unidos y además directivo de una de las principales agrupaciones de empresarios del ramo, entonces tiene información de primera mano en ambos frentes.

Ya este año diferentes periodos han registrado una contracción en el flujo de visitantes en Puerto Vallarta, el más claro ejemplo el pasado verano, cuando no se cumplió el pronóstico de aumento de las autoridades turísticas y en cambio hubo una disminución. Y ahora que es temporada baja, se suman las voces de que está siendo de números inferiores a los del año pasado y la claman el regreso del famoso “septihambre”.