* Disminuyen los flujos de visitantes en lo que es la primera temporada baja del año

José Fernando Ortega

El mes de abril ha sido muy bueno en el renglón turístico pues tras la Semana de Pascua como se esperaba ha disminuido el flujo de visitantes, sin embargo se mantiene en niveles aceptables la ocupación hotelera (arriba del 50%) y las siguientes semanas las empresas aprovecharán para hacer remodelaciones en los establecimientos.

De acuerdo a la Asociación de Hoteles y Moteles de Puerto Vallarta, esta temporada debe verse como un periodo de renovación, en otros años, alrededor del 40 al 50 por ciento de los hoteles en la ciudad se avocaban a partir de estas semanas a realizar remodelaciones o modificaciones al interior de sus instalaciones, o bien a la renovación de mobiliario. Esta vez habrá que ver si la situación particular de cada establecimiento se lo permite hacerlo o tienen que hacer modificaciones en el calendario.

En este sentido, de acuerdo a los esquemas anuales, cada uno de los hoteles invierte un monto equivalente al 30 por ciento de sus ganancias y en base al padrón existente, se ha constatado que hasta un 40 por ciento de las cadenas hoteleras hacen modificaciones y construcciones adicionales.

Las remodelaciones de un hotel duran de 2 a 3 semanas en promedio, de acuerdo a las dimensiones, y los empresarios hoteleros utilizan la temporada baja para dejarlos en mejores condiciones para recibir al turista en la siguiente temporada alta, esto será, en el verano.

Lo anterior significa que también durante junio se suelen hacer esos trabajos.

Por otra parte, las empresas que hacen remodelaciones a fondo, en donde incluso se modifica la estructura interna de las habitaciones o la decoración, son los grandes consorcios establecidos en el destino. Otros de hecho están ampliando su capacidad de hospedaje.

Aunado a este periodo de reestructuración, se ha dado una sinergia favorable con asociaciones e instituciones altruistas en el puerto, puesto que en el caso de los hoteles que cambian su mobiliario el que es reemplazado es utilizado para diversas donaciones, las cuales constituyen un apoyo sustancial para la recaudación de fondos.