* Protección Civil imparte curso de certificación a personal de hoteles en rescate acuático

José Fernando Ortega

Personal de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos del municipio impartió un curso de certificación en rescate acuático a personal de hoteles de Puerto Vallarta, con lo cual se busca incrementar la seguridad de los turistas.

La Asociación de Hoteles, preocupada por la seguridad y la atención al visitante, optó por este camino en el que la dependencia municipal asignó al instructor Santiago Cervantes, del área de guardavidas, para realizar esta tarea que llevará aproximadamente 15 días.

El director de la Asociación, Alejandro Torres Magaña, explicó que este curso se lleva a cabo previo al periodo vacacional de Semana Santa y Pascua, que es lapso en que mayor cantidad de visitantes llegan al destino.

Participa el personal de la hotelería que se desempeña en áreas de playa y alberca.

El interés del sector hotelero y de Protección Civil Municipal es contar con una mayor cantidad de personal calificado para tener apoyo y respaldo para la gran cantidad de turistas que nos visitan, explicó.

“El trabajo entre el sector hotelero y el gobierno municipal es la base para continuar avanzando en todos los aspectos que hacen posible un mejor Puerto

Vallarta para el disfrute de locales y visitantes”.

Este curso permitirá que los participantes que lo superen obtengan el certificado que los acredita en posesión de los conocimientos y técnicas necesarias para prevenir y evitar situaciones de riesgo en las playas y alberca, capacitarles en salvamento y socorrismo acuático y atender en los primeros auxilios.

En cuanto al contenido, la formación será teórico-práctica, combinando la teoría con las prácticas en grupo y que harán uso de la alberca y la playa como marco para su realización. Los contenidos se impartirán en profundidad tendiendo a lograr el perfeccionamiento en las técnicas aplicadas.

Las prácticas se realizaron en la alberca de la unidad deportiva “Alfonso Díaz Santos”.

Cada año, los guardavidas realizan una importante cantidad de rescates en las playas del destino, de bañistas que enfrentan problemas en el mar, pero también se registran casos en las albercas de los hoteles.