• De acuerdo a la Ley de Ingresos 2019, el impuesto  será de 700.00 pesos por metro cuadrado en zonas urbanas y de 1 mil 800.00 en Zonas Turísticas * En Marina Vallarta generaría más de 1 mil millones * Con ese gravamen, se generarán recursos para invertir en infraestructura y servicios afirma el alcalde

Martha Ramírez Ruiz

Los desarrolladores inmobiliarios y constructores que se excedan en los metros y altitud permitidas en los planes parciales de desarrollo urbano (PPDU), estarán autorizados a rebasar los parámetros con la aplicación del Impuesto del Incremento el Coeficiente de Utilización del Suelo (ICUS), gravamen establecido en la Ley de Ingresos Municipales 2018, recién avalada por el Congreso de Jalisco.

Según el proyecto de la Ley de Ingresos Municipales para el ejercicio fiscal 2019, aprobada en “fast track” por el pleno edilicio el pasado 31 de agosto y avalada por el pleno del Congreso, el 22 de noviembre, en lo que respecta al impuesto del ICUS se contempla un cobro de 700 pesos, por metro cuadrado de más de lo permitido en los PPDU, mientras que en la zona turística es de 1 mil 800 pesos por m2.

O sea habrá un impuesto especial sobre el Incremento del Coeficiente de Utilización de Suelo, esto es, sobre el incremento en los metros cuadrados de construcción, cuando rebasen los permitidos por el respectivo Plan Parcial de Desarrollo Urbano.

Lo que fue confirmado por el alcalde, Arturo Dávalos Peña, al hacer referencia que este impuesto ya se aplica en muchos estados y municipios del país, que es para potencializar lo que son los edificios. Ejemplificó que si un edificio tiene autorizado ocho pisos, y si quiere hace un piso más, entonces se le aplicará el impuesto del ICUS incluido en la Ley de Ingresos para el próximo ejercicio fiscal que ya aprobaron los diputados locales.

Dávalos Peña, sostuvo que los recursos que se generen con el cobro del ICUS, el 50 por ciento se queda para la zona en donde se va a hacer el edificio –o sea la construcción que exceda los dimensiones permitidas en edificaciones de planes parciales- para la infraestructura y mejores instalaciones dentro de esa zona.

Y restante 50 por ciento “se va a zonas de alta marginación, para mejorar la infraestructura en las colonias”, acotó el alcalde.

Debido a que en la iniciativa enviada para su aprobación al Congreso, no se precisa un mecanismo financiero, para que el dinero se aplique en las zonas afectas por las edificaciones que rebasen lo permitido en los parámetros de construcción de PPDU, ante la inquietud de los habitantes de esas zonas, como podría ser Marina Vallarta y/o la Emiliano Zapata, sí existen “candados” para que así sea.

“Se hacen convenios, se firman convenios queda por escrito en que se va a gastar el 50 por ciento en la zona que se está generando este impuesto. Y hacia donde se va a ir –el otro 50 por ciento-, para mejor la vida de los habitantes de esas colonias”.

A pregunta expresa sobre un estimado de lo que se podría captar de recursos vía el ICUS en la proyección de la Ley de Ingresos 2019, Dávalos Peña, indicó que “eso va a depender de las construcciones, de los que nos soliciten, porque así lo marca la ley, ya pueden solicitarlos hacer su edificio más grande, le ley lo permite y el costo que nos genere con los metros que ellos quieran incrementar, ahí es donde se va a aplicar este impuesto.

Al respecto, tan solo en la zona de Marina Vallarta calcula la Asociación de Residentes que con la redensificación contemplada en el plan parcial de desarrollo urbano 5b, se generarían por el ICUS. 1 mil ocho millones de pesos.

“Pues imagínate cómo va a quedar Marina Vallarta de bonito. De esos mil millones. 500 se van a quedar ahí, y los otros 500 millones se van a ir a colonias marginadas”, finalizó el alcalde vallartense.