Back to Top
 

Hoy “voto duro” de PRI-AN se suma a Morena-PT-PES y naranjas

Publicado: Miércoles, 04 Julio 2018

* Cálculos Electorales (3)

Julio Olavarría

Finalmente llegó el día y con él los alientos o decepciones según el cristal a través del cual se miren los resultados conocidos hasta el momento.

Por ahora corresponde comparar el pronóstico inicial con lo que muy probablemente suceda.

Y lo señalo así, como “muy probable” ya que todavía navegamos en el ámbito de lo especulativo debido a que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) cerró a las 20:00 hrs del lunes 2 de julio, cuando reportó que se habían contabilizado 267 de las 327 actas esperadas para el municipio de Puerto Vallarta.

Esto equivale al 81.6 por ciento del total.

Por ello, en base a los datos reportados por el PREP, estimamos que las 60 actas que faltan de contabilizar, podrán aportar cerca de veinte mil votos más a los 87,820 emitidos hasta el corte del 2 de julio.

De ser cierto ese dato se estaría logrando una participación de poco más del 51%, lo cual no es algo para presumir, sobre todo si se compara con datos de otros municipios importantes de nuestro país.

En nuestro ejercicio, que recordamos es meramente académico pero debidamente sustentado tomando datos estadísticos históricos, haciendo sondeos y proyecciones numéricas, los cálculos basados en modelos probabilísticos propios consideraron un margen de error de más-menos cinco por ciento, lo que ubicaría a la “Votación Total Emitida” (1) dentro del rango esperado.

Entrando en materia, consideramos que de mantenerse las tendencias, los resultados finales estarían cercanos a los siguientes números:

Se confirma que por problemas a la hora de los conteos iniciales por falta de claridad en la interpretación de los lineamientos de la autoridad, los votos nulos y los emitidos por candidatos no registrados van a llegar a representar el 3% del total.

No hubo sorpresas respecto a la chiquillada ni los candidatos independientes; ninguno logró el mínimo de votos equivalentes al 3.5% para entrar a la asignación de regidores por el principio de representación proporcional.

Sin embargo, el Partido Verde al parecer tampoco lo va a lograr, estando junto con el de la Revolución Democrática, Encuentro Social y Nueva Alianza en la cercanísima frontera para perder sus registros y con ello el derecho a las jugosas prerrogativas que les otorga la Ley.

Movimiento Ciudadano llegará al rango esperado, tanto en votos como en porcentaje, lo que lo ubica como indiscutible ganador.

A quienes generosamente nos han seguido, la siguiente tabla les resultará familiar.

Donde sí se presentarán sorpresas es en los resultados que al parecer van a obtener los dos partidos tradicionalmente “fuertes”, cuyo “voto duro” definitivamente los abandonó.

En ambos casos, los pronósticos que arrojó el sondeo, ya de por si bajos, al compararse contra la realidad se redujeron a la mitad; sus participaciones serán de un solo dígito porcentual y cercanos a la tercera parte de la votación que obtuvieron en 2015.

Será interesante saber alguna vez si lo que sucedió fue porque a ese “voto duro” no se le movilizó, o porque presintiendo el fracaso decidió migrar a otra opción o simplemente porque no le interesó salir a votar.

Y desde luego, lo que con ellos se perdió, la coalición de MORENA lo ganó.

Es muy posible que termine con una participación cercana al 30%, sumando los votos directos a cada uno de los tres partidos coaligados y los votos emitidos mediante las posibles combinaciones de los mismos. Esto los ubicará como segundo lugar de la contienda municipal.

En nuestro ejercicio de opinión, se estimó que sería necesario obtener 9,789 votos para tener derecho a cada regiduría de representación proporcional.

Con las cifras corregidas, aplicando el método del Cociente Natural, que consiste en dividir la Base (4) entre los puestos disponibles, en este caso seis regidurías, los cálculos una vez ajustados con los resultados conocidos hasta el momento, nos indican que sería necesario obtener aproximadamente 7,504 votos para tener derecho a cada regiduría de representación proporcional.

Esto representaría 4 regidurías para la coalición y una para el PRI.

En forma complementaria, ya que después de haber aplicado el primer método aún hay una regiduría sin distribuir, se deberá aplica el segundo cálculo: “Resto Mayor” que es el remanente más alto de votos entre los restos de las votaciones de cada partido político, coalición o planilla de candidatos independientes con derecho a participar.

Bajo este segundo método es posible que esa regiduría se le pudiera asignar al PAN.

En unas cuantas horas conoceremos el resultado final con los números oficiales.

Lo que siga después, será motivo del análisis y la reflexión,  particularmente por la recomposición del espectro político de nuestro estado y nuestro país.

 

 

Cálculos Electorales (1)

Publicado: Lunes, 25 Junio 2018

Julio Olavarría

Y usted ¿ya hizo sus pronósticos?

Creo que a estas alturas del proceso electoral difícilmente haya alguien que no tenga un pronóstico sobre los posibles ganadores.

Cuando menos a nivel de presidente de la república, por todo lo que ha rodeado las campañas y la difusión que se les ha dado, incluyendo encuestas y sondeos, la mayoría de los mexicanos tienen un pronóstico al respecto.

La gran mayoría ya tiene decidido que van a hacer el 1 de julio, ya sea no presentarse en la casilla o ir a votar por algún candidato, aunque no lo digan públicamente o se manifiesten indecisos (el porcentaje de rechazo a responder llega casi al 50%)

Algo parecido sucede con los jaliscienses que vayan o no a votar, han hecho ya algún vaticinio sobre quien será el próximo gobernador.

Estos ejercicios individuales de adivinación, que seguramente están basados en filias y fobias personalísimas, tienen también una alto grado de influencia por las campañas en medios y redes, en las que se ha divulgado toda clase de información, falsa o verdadera, dependiendo la intención de sus emisores y la capacidad de análisis de sus receptores.

Los augurios sobre quienes ganarán las diputaciones y senadurías son cosa diferente, ya que si se ha tomado la molestia de enterarse sobre quiénes son los candidatos a estos cargos, seguramente es porque le gusta la política o anda metido en esos asuntos. Al resto de la población rara vez le interesa.

Pero lo que sí es un hecho, es que la mayoría de quienes viven en cualquier municipio, siguen con interés o cuando menos con curiosidad, el proceso para elegir su Ayuntamiento, puesto que seguramente sus acciones u omisiones los afectarán directamente durante los siguientes tres años de gestión.

A diferencia de 2015, el próximo domingo 1 de julio, quien acuda a emitir su voto se encontrará con doce posibles opciones.

Si, leyó usted bien. Doce alternativas para elegir a quienes nos gobernarán en Puerto Vallarta durante los siguientes tres años.

Y si bien el interés general es conocer quién será el próximo presidente municipal,  lo es también el saber quiénes serán los perdedores, porque como dijera el clásico, “hay unos más perdedores que otros”,

El hecho de que una vez anunciados los resultados sepamos quienes y que tan perdedores son, es porque interesa saber cómo se repartirán las seis regidurías de representación proporcional.

Este asunto, además de expectación despierta toda clase de dudas y especulaciones, por lo que bien vale la pena repasar cual es la mecánica para la asignación de esos codiciados cargos públicos por los que están dispuestos a sacrificarse cualquiera de los 240 participantes.

El Código Electoral y de Participación Social del Estado de Jalisco señala que los ayuntamientos se integran por un Presidente Municipal,  los regidores de mayoría relativa, los de representación proporcional y un síndico.

Los regidores de mayoría relativa se le asignan todos al ganador, sea este un partido, una coalición o un candidato independiente y su número depende del número de habitantes de cada municipio.

Los de representación proporcional, que en el caso de Puerto Vallarta son seis, se reparten entre los perdedores.

En un ejercicio meramente académico, tomando datos estadísticos históricos, proyecciones numéricas y sondeos, hemos elaborado algunos cálculos basados en modelos probabilísticos propios, para formular una opinión respecto a lo que puede suceder en Puerto Vallarta.

Quien tenga el tiempo y la concentración necesaria puede acudir al CÓDIGO ELECTORAL Y DE PARTICIPACIÓN SOCIAL DEL ESTADO DE JALISCO que en su Libro Primero, Título Tercero, Capítulos Primero y Quinto, nos habla de la elección e integración de los Ayuntamientos, y después de varias lecturas, sus propios cálculos y operaciones, seguramente encontrará la respuesta e interpretación a este tema.

Para todos los demás, ofrezco la siguiente explicación, con anticipadas disculpas si la redacción parece demasiado técnica.

Para formular nuestra opinión, el primer dato que se debió estimar es la Votación Total que será Emitida en la próxima elección, y que para facilitar su identificación le asignaremos el numeral (1)

Este dato representa el número total de votos expresados por quienes acudan a las casillas el día de la elección, incluyendo los que pudieran llegar a ser anulados por cualquier causa o aquellos a favor de candidatos no registrados. Es equiparable a la suma de todas las papeletas entregadas a los votantes, que no quedaron en blanco o sin utilizar.

Como es sabido, la asistencia a las urnas es mayor cuando se elige presidente de la república que a cuando sólo se eligen autoridades estatales o municipales.

Como ejemplo baste citar que en Puerto Vallarta, la votación total emitida subió un 28% comparando los datos entre 2009 y 2012, cuando la primera fue elección local y en la segunda se incluyó la elección federal.

En nuestro ejercicio consideramos que la votación total emitida pudiera llegar a cercanos a los 117 mil votos, lo que representaría un aumento del 30% respecto a 2015.

A la “Votación Total Emitida” (1) se le quitan los votos nulos y los de los candidatos no registrados, para obtener un segundo dato: la “Votación Válida Emitida”, a la que identificaremos con el numeral (2).

Esta Votación Válida, es la que los ciudadanos emitieron en favor de partidos, coaliciones y candidatos independientes registrados, y conforme a los lineamientos de llenado de boletas acordado por la autoridad electoral.

Y aunque en apariencia suena muy sencillo, eso de “anular votos” será todo un reto en esta elección.

La reciente autorización del INE, validada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de permitir a los votantes emitir sus sufragios mediante la anotación de las iniciales o el apodo del candidato de su predilección, en el cuerpo de la boleta, adicionado del sinnúmero de coaliciones y combinaciones posibles donde se podrán marcar uno, dos o hasta tres recuadros, hará del proceso de conteo todo un galimatías y creo va a dar muchos problemas a la hora de los conteos iniciales por falta de claridad en la interpretación de los lineamientos de la autoridad.

Recuerde además que en cada casilla se tendrán que contar los votos de seis elecciones.

A cada casilla le serán entregadas 750 boletas. Si se utilizan poco más de la mitad, multiplique ese número por seis elecciones y de ese tamaño será el trabajo a realizar por los funcionarios y representantes.

Para efecto de nuestro ejercicio consideramos que los votos nulos y los emitidos por candidatos no registrados pueden llegar a representar el 3.5%

Continuando con la explicación, cabe recordar que en el artículo 75 de la Constitución Política del Estado de Jalisco, se indica entre otras cosas, que para tener derecho a participar en el procedimiento de asignación de regidores de representación proporcional, los partidos políticos, coaliciones o planillas de candidatos independientes deberán obtener cuando menos el tres punto cinco por ciento de la Votación Total Emitida (2).

Lo anterior viene al caso porque al restar de la Votación Total Emitida (2) los votos de todos los partidos o candidatos que no alcanzaron ese porcentaje, se obtiene un nuevo dato: la “Votación Efectiva Municipal” (3).

A continuación, a la Votación Efectiva Municipal (3) se le restan los votos del ganador, para llegar por fin al número que servirá para repartir las regidurías entre los perdedores.

Este número lo define el Código como “Fórmula Electoral en la asignación de regidores por el principio de representación proporcional” y que para efectos de nuestro cálculo identificaremos con el numeral (4).

En nuestro ejercicio de opinión, se estima que será necesario obtener 9,789 votos para que los partidos, coaliciones y candidatos independientes registrados tengan derecho a que le sea aginada alguna de las seis regidurías de representación proporcional.

En nuestro próxima colaboración les diremos por qué.