Back to Top

El efecto AMLO enciende alerta en MC dividido; asfixiaría a Mochilas

Publicado: Lunes, 21 Mayo 2018

CONTEXTO

Gerardo Sandoval Ortiz

El jueves 17, dos días después de la visita de Arturo Dávalos Peña a Las Palmas su coordinador general de campaña, Diego Franco Jiménez, regresó a la zona rural con la misión de avisar el fin de la primera fase de la campaña y pasar a la fase dos.

En Las Palmas, Diego Franco debió tomar nota de la división y confrontación de las brigadas naranjas. En el Movimiento Ciudadano y los equipos de campaña de sus candidatos están encendidas las alertas y le ponen especial atención a la visita de este martes 22, de Andrés Manuel López Obrador.

En términos generales, el escenario electoral para el candidato del MC a la alcaldía es optimista pero no hay relajamiento. Tienen tres encuestas y en cada sondeo Arturo Dávalos dobletea al segundo en la lista de preferencias. Pero ha visto con cierta preocupación que la candidata morena, Laurel Carrillo Ventura se le trepa cada vez más al abanderado del PRI, Roberto González Gutiérrez. Morena se equivocó al seleccionar a su candidata pero el tricolor cometió un error mayúsculo. Ellos disputan el segundo lugar.

Los focos de alerta se encendieron desde el arranque de campaña en los cuartos de guerra de los candidatos del MC a las diputaciones. Todas las mediciones indicaban al principio que Ramón Guerrero Martínez y Luis Munguía enfrentaban una recia competencia y que en determinadas zonas geográficas, César Abarca y la maestra Violeta Becerra Osoria estaban arriba en las encuestas. En las últimas dos semanas, los tracking poll empezaron a dar resultados alentadores en el war room mochilista. Una serie de errores de César Abarca y aciertos en la campaña equilibraron la balanza.

En la gira rural de Diego Franco, ocurrió un encerrón en la casa de Gabriel Avalos, tío por cierto del ex regidor enmochilado, Oscar Avalos Bernal, en donde bien pudo advertir el problema central del MC. Sin perder el glamour de su estilo clásico altanero, arrogante y sobrado, el operador político de Dávalos llamó a los brigadistas para avisarles que se ponía fin a la primera fase de la campaña y se iban a la fase dos. Naturalmente, así como hubo reconocimientos, también hubo regañadas. Ordenó dejaran ya de pegar propaganda. Eso ya no funciona, dijo. 

En Las Palmas, no se puso en tela de duda el resultado dado por el coordinador general, David de la Rosa Flores. Alguien ya en la calle acusó de flojo al refuerzo enviado de Ixtapa, “el cachis”. Pero eso es pecata minuta.

En la casa de Gabriel Avalos, José Manuel Gutiérrez pidió hablar cuando se hacía una evaluación del trabajo. “Aquí el único compromiso es apoyar y votar por Arturo Dávalos. No por los demás candidatos”. Franco no le replicó su intervención. Su equipo trae números favorables en Las Palmas y en toda la zona rural, Ixtapa y Las Juntas hasta en todas las rancherías.

José Manuel Gutiérrez fue delegado municipal en la administración de Salvador González Reséndiz y priista hasta hace algunos meses que saltó al MC y viste de naranja. Es del grupo político de su tío Pancho Gutiérrez de León, priista de toda la vida pero que esta vez, apoyará a Dávalos. Solo a Dávalos, ni a Guerrero ni a Munguía. Es el mismo grupo de Alfonso Zamora, alias “el tejuinero”, Rosendo Curiel, en donde trabaja el otro hermano, Carlos Gutiérrez. Si le pregunten a César “Lucas” Langarica, él puede dar más informes de quien es “el tejuinero”.

Destacamos lo ocurrido el jueves pasado en Las Palmas precisamente porque algo muy parecido ocurre a lo largo y ancho del municipio. Los candidatos naranjas resisten los embates de los morenos pero sus activistas siguen trenzados en sus camorras personales. Está el entendido de sus candidatos, un acuerdo de la elite naranja, que todos van a trabajar por sus tantas “aguilitas”. Escuchamos los discursos de los candidatos, de Arturo Dávalos, Ramón Guerrero y Luis Munguía, y todos piden a sus seguidores hacer campaña y votar por todas las “aguilitas”. En los mítines no se nota la división. Pero de uno y otro lado, activistas, promotores y brigadistas se dedican a hacer campañas y contracampañas.

Unidad, lo que se dice unidad, no la hay en el MC. Cuando la visita de Dávalos en la colonia Las Flores, platicaba doña Manuela Ramos, la longeva presidente de la colonia Idipe, que el error viene desde que el partido permitió la carnicería en la que se convirtió una eterna precampaña interna. Una de las hijas de doña Manuela. Socorro, se distinguió todo el tiempo por su apasionado mochilismo. Doña Manuela enfermó de sus preocupaciones. En la medida de sus posibilidades respaldó a su amigo Arturo.

Damos la razón a Doña Manuela. Con sus limitaciones alcanza a entender que el MC erró al permitir que los bandos de Dávalos y del dúo Guerrero-Munguía se agredieran y agraviaran, se ofendieran e insultaran hasta el cansancio. Guerrero adoctrinó a los suyos con el engaño. Sabía que ninguna medición de popularidad lo ponía arriba de Dávalos. Les repitió cientos de veces que él sería el candidato y hasta se puede presumir que aprovechó debilidades mentales de sus seguidores. Se rodeó de tantos mamacallos y borricos, tipos de bajo nivel intelectual y nulo poder de razonamiento -como por ejemplo Víctor Manuel Aréchiga  “el cachis” y Javier “el pitas” Pelayo- que atraídos por sus ambiciones personales le creyeron la promesa de convertirlos en regidor.

Las afrentas y ultrajes naranjas son heridas que no sanan. Al final, el gran derrotado fue Ramón Guerrero y Luis Munguía. El último tiene miedo fundado de ser derrotado por la maestra Violeta Becerra. Guerrero también está asustado pero apuesta a su alianza con el PRD y el PAN. Suma cada voto azul y amarillo y concluye que ganará a Abarca.

Ahora, Guerrero y Munguía no deberían ningunear a los candidatos morenos. Para suerte de ellos, y también de Dávalos, AMLO y Morena hicieron de su proceso de selección de candidatos una tragedia que los sacó de la jugada. Las mediciones ponen en igualdad de fuerzas al PRI y a Morena, seguidos muy de cerca por el PAN. Pero los morenos están muy por debajo de los naranjas. Dos a uno abajo.

Desdeñar a los morenos no es recomendable. Hay otro adoctrinamiento de los seguidores de López Obrador que en las redes sociales atemorizan e intimidan al más bravo de los fans de Ricardo Anaya o de Meade. Para atorarles, solo el amigo “Lucas”. Los seguidores de Dávalos, afortunadamente no tienen razones para caer en ese juego violento. Van demasiado arriba como para distraerse en pleititos digitales. Los mochilistas ya pueden encender sus veladoras. La visita de este martes 22 del “ya sabes quién” pudiera empujar a la maestra Lorena Martínez y formar una pinza con Abarca hasta asfixiarlo.

Revolcadero

Antes y después del encuentro en Las Palmas, Alfonso “el tejuinero” Zamora ha confiado a sus amigos que ya está negociada la delegación municipal de Las Palmas y él será el bendecido. Su compromiso es nomás apoyar con todo a Arturo Dávalos, ganar la elección en aquella demarcación y listo. Y bueno, si a estas vamos, en Ixtapa, el coordinador general de la campaña naranja, Eduardo Martínez también ha confiado a sus íntimos que él será el dueño único de la delegación. Naturalmente, ganada la elección, “Lalo Croc” será regidor pero llevará mano para designar al próximo delegado municipal. Y siendo así, ni que se caliente Víctor Manuel “el cachis” Aréchiga. Se ha de lamentar haberle abierto las puertas de Ixtapa a “Lalo Croc” pues se convirtió en su más acérrimo enemigo político. Más que David de la Rosa quien lo recibió en el equipo de brigadistas naranjas de Las Palmas. Pero en Ixtapa le dijeron que ahí no lo querían, que ahí nomás los chicharrones de “lalo Croc” truenan.**** Mañana martes viene a Puerto Vallarta, Andrés Manuel López Obrador. Ayer domingo participó en el debate de los cuatro candidatos a la presidencia del país. Dirá haber ganado el debate fronterizo y repetirá “este arroz ya se coció”. Por el tono victorioso de sus mensajes todos los presidenciables son iguales y López Obrador es como los demás. Jamás nadie acepta haber perdido, cometer errores o asimilar que otro fue superior en los debates. También son iguales en la productividad de propuestas que habrán de solucionar todos los problemas del país. Asombra que todos tengan su varita mágica y con esa magia detener la escalada de alzas, bajar precios, también la gasolina, la luz el agua, la canasta básica, etc. En este país, ni partidos ni gobernantes asumen responsabilidades de las caóticas crisis que azotan al país. Pero todos poseen la fórmula para dar “soluciones para siempre”. Eluden la realidad con frases tan huecas como “acabaré el hambre acabando con la corrupción”; “combatiré a la delincuencia con cero corrupción”. Puras mentiras, mucha palabrería, demagogia pura. Está el ejemplo de una conocida empresaria con negocios en la región invitada ser candidata plurinominal a una diputación local en Nayarit. Fue a las oficinas Morena y le avisaron de la cuota apagar: 40 mil pesos y la mitad del salario. Dio las gracias y se regresó. Fue un hijo de AMLO quien la atendió.*******Apenas pasaron minutos del término del debate y en la noche se pusieron a circular supuestos encuestas y sondeos asumiéndose como ganador algún de los debatientes. Hubo puros ganadores. No hubo ningún derrotado. Se leyeron teorías en donde Ricardo Anaya “ahora sí noqueo a AMLO”. Otras encuestas sostenían que AMLO salió victorioso. Meade no desmereció el triunfo. Tampoco Jaime Rodríguez “el bronco” perdió. Lo cierto es que Andrés Manuel López Obrador quedó exhibido como un candidato sin capacidad para debatir. No está preparado para exponer ideas ni propuesta sin tampoco tiene capacidad para explicar una idea ni propuestas ni mucho menos contrastar sus ideas con las ajenas. En los ojos permitía ver un cansancio en grado de preocupación, como si hubiera ido a un velorio la noche anterior. Pocas veces se levantó de su asiento, una de esas veces cuando sacó su cartera y esconderla de Anaya. Anaya reivindicó su talento de buen y filoso orador. Meade, más desenvuelto y seguro. Estos dos se prepararon. AMLO prefirió echar mano de sus rollos. “El Bronco”, desparpajado y ocurrente. Disfrutó hacer enojar al “ya sabes quién”.

 

 

Refleja la renuncia de Margarita la realidad de los independientes en Vallarta

Publicado: Viernes, 18 Mayo 2018

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

Margarita Zavala de Calderón abandonó la competencia presidencial. ¿Por qué? No se sabe a ciencia cierta. Había renunciado al financiamiento público y puede ser por dinero. Más bien apunta a la ausencia de otro tipo de apoyo, no de dinero, de apoyo popular, de una baja aceptación del electorado.

El caso de la ex primera dama implica lectura correcta y hay un mensaje a cualquier independiente candidato a un cargo de elección popular. Es de estricto rigor que candidatos independientes a la alcaldía en Puerto Vallarta observen con detenimiento el desenlace de la aspiración de la ex poderosa esposa de Felipe Calderón Hinojosa.

De las docenas de aspirantes independientes a la presidencia de la república no hubo uno que no se quejara del programa impuesto por el Instituto Nacional Electoral para recopilar las firmas de apoyo. Todos es tortuoso en el INE. Solo dos pasaron ese filtro y ninguno retiró su queja contra el INE. Añadieron lo relacionado al financiamiento y demás prerrogativas. No hay equidad en el reparto y asignación de spots. Las reglas entorpecen, si no es que bloquea, el acceso de los independientes al financiamiento privado. Y así no se puede competir.

Con el retiro de Margarita Zavala se consuma lo que todos sabían y muchos habían advertido: Las candidaturas independientes son un engaño, para la sociedad y para el interesado, en razón de crearse para no lograrse.

Salvo raras excepciones, una candidatura independiente ha sido exitosa. “El Bronco” Jaime Rodríguez es un ejemplo. Es gobernador con licencia del próspero Nuevo León. Ahí anda ahora, dando tumbos con sus fantasmagóricas propuestas de mochar manos y repartir azotes para ganar adeptos. Este señor ganó la gubernatura en Nuevo León en donde no le faltó financiamiento de la influyente clase empresarial. En Jalisco, un desconocido jovencito, Kumamoto, ganó un distrito, curiosamente también de clase alta, en Zapopan. Hoy, se apuntó para ser senador y no va a ganar, la fórmula del MC lo va a derrotar. Si llega al senado será por la vía plurinominal.

Traslademos a Puerto Vallarta la anticipada derrota de la independiente Margarita Zavala. Abandona la contienda por dinero o por falta de simpatías del electorado. En algún momento fue ella quien aparecía en las encuestas por arriba de Andrés Manuel López Obrador. Era los tiempos de su probada militancia panista. En el PAN enfrentó a su dirigente nacional, Ricardo Anaya quien para esos mismos tiempos tenía el privilegio de canalizar los spots de ley para su partido y aparecer él en primera. Contra la televisión y la radio, Margarita no pudo competir y Anaya le ganó de tal modo que la orilló a irse del PAN. Y sin el arropo y cobijo de su partido, los 30 o más puntos porcentuales se le esfumaron a la nada. Las encuestas le daban, al día de su retiro, uno o tres puntos. Acaso tres puntos y medio que para el caso, es jugar a perder. Ya tampoco disponía de recursos para recorrer el país. Como para convencer de su independencia a todo renunció a los millones del financiamiento. Pero sus patrocinadores habían concluido que refaccionarla era dinero a tirar a la basura y le cortaron el flujo de dinero. Decidió dar un paso al costado.

La desigual competencia presidencial no es distinta al plano local. En Puerto Vallarta compite once candidatos y más de una tercera parte son independientes. No vamos a detenernos en precisar el presupuesto del cual dispone cada uno de los independientes. A cada uno el Instituto Electoral de Participación Ciudadano le dio su chequecito y por ahí les llegaron algunos miles de pesos. Fueron obligados a abrir su cuenta bancaria con luz verde para obtener financiamiento privado. Eso, todos cuidadosamente fiscalizados. Ya hasta les aplicaron alguna multita por sus desaseos.

Sin cuantificar el gasto de cada candidato independiente, lo único claro es que ellos enfrentan a candidatos postulados y amparados por partidos políticos. En favor del candidato del Movimiento Ciudadano, Arturo Dávalos Peña, está el capital electoral acumulado en varios años de ejercicio gubernamental. No es fácil competir en contra quien en los dos últimos años manejó mil 500 millones de pesos de presupuesto. Ventajas similares las tiene a su servicio el abanderado del PRI, Roberto González. A manos de un candidato priista suelen ponerse para su gasto discrecional mucho dinero. El Seapal y sus cajas está en manos de priistas y su presupuesto ronda los 700 millones de pechereques. Se le suman los pesos de obras y programas majeados por el gobierno del estado. Mucho dinero. La diferencia es que Dávalos ha sabido gastar el dinero. Roberto González, además de ser un al candidato, ni siquiera ha sido capaz de gestionar recursos para su campaña. No hay otra forma de explica por qué semana a semana, Roberto avanza un lugar…pero a la cola.

Quizá es necesario precisar que los presupuestos del municipio o del estado, es dinero puesto en manos de los candidatos. No. Establecimos arriba que al momento de ganar una elección se adquiere el derecho de “administrar” recursos, mismos que asigna a gastos determinados. Que quede claro, no presumimos gastos ilícitos.

Entonces, si el MC dispone de la estructura municipal, recursos económicos o humanos, nada extraordinario es que los candidatos del PRI hagan uso de los recursos materiales, económicos, humanos. El gobierno del estado está en posición de proveer a los candidatos del tricolor. Naturalmente, ahora que el PRI arrastra infama imagen, sufren el retiro de simpatizantes. Hay a quienes les da vergüenza asumirse como priistas.

Un partido político, y se incluye la chiquillada, garantiza el acceso a recursos, estructura, prerrogativas, ventas varias. Ahí está el caso de Morena. Nada tonto, López Obrador nomás prometió pero jamás cumplió eso de renunciar al presupuesto en beneficio de los damnificados de los sismos del año pasado. Bruno Blancas, como Laurel Carrillo disfrutan de esas migajas que su dirigencia nacional les envía. También aprovechan la estructura partidista de la que despojaron al contador Héctor Gallegos. Abusan de la imagen de AMLO, la cual es producto de recursos públicos, vía los miles de spots asignados al partido.

La contienda por la alcaldía es desigual en tanto que los independientes son condenados a recurrir a las redes sociales. Les requiere un gasto menor, a lo sumo invertir en algunas pautas de sus videos caseros. Lo demás, todo el “feis”, es gratis. Pero los independientes, sobre todo Luis Alberto Alcaraz, saben que las redes sociales se han desvirtuado a causa de la abundancia de las llamadas “fakes news”. Algunos dizque periodistas, otros “políticos” inundaron las redes sociales con noticias falsas para engañar. Pero lo hicieron con metodología tan burda cuyos efectos bumerang ayudaron a los vallartenses a identificar noticias reales de las noticias ciertas.

A ningún independiente le vamos a sugerir haga lo que Margarita Zavala y retire su candidatura a la alcaldía. Al fin y al cabo en esta contienda no se necesitan millones de pesos. Basta un poco de tiempo y es todo. Por las tardes se puede hacer campaña. Así lo hacen los millonarios del MC. También los del PRI.

Seguro estamos acá que los independientes tienen un reto personal, el de demostrar ser capaces y tener tanto apoyo como para sumar tantos votos como superar la barrera de los tres puntos porcentuales. Ninguno de los apuntados es tonto compara engañarse y creérselas va salir victorioso el primero de julio. A muchos les duele, se enojan y se indignan, este tipo de verdades. La experiencia de tres décadas en este oficio no puede ser distinta, aun se cuenta un periodista en la contienda.

Si el Pepe Martínez, “el mariachi”, Alcaraz, el otro o los otros, creen van a ganar, no hay problema. Fuera de ellos, cualquier vallartense les podrá decir que todos han sido arrollados por la máquina naranja, la maquinaria priista y el empuje de AMLO a sus candidatos locales.

Ese fue el mensaje que les mandó Margarita. Que cierren los ojos a su realidad, está bien. Es de elogiar su entusiasmo. No gastan dinero y eso debe animarlos. Si sus ojos ven alcanzable una regiduría, una meta realista, harán interesante la segunda vuelta de las campañas.

Revolcadero

En una campaña, la herramienta de cualquier candidato con mediano acceso a recursos son los encuestas o sondeos de menos un tracking poll. Luis Alberto Alcaraz alternó el periodismo con el negocio de las encuestas y en consecuencia sabe del tema. Si en su tiempo, su encuestadora “Vox Populi” no fue negocio y se dejó de eso, lo menos que puede hacer es usar esa herramienta. Así es que, presumimos que Alcaraz sabe el comportamiento del electorado, quien va en la punta y quienes están en la cola. Las encuestas y los tracking nos ofrecen un indicativo nada alentador para los independientes. Tampoco coloca en buena posición a la chiquillada. Aún más, el escenario es pesimista para el candidato del PRI, Roberto González Gutiérrez. Al tricolor le compite palmo a palmo, voto por voto, porcentaje por porcentaje, la morena Laurel Carrillo Ventura. Por algunos días, la química se coloca por encima del candidato del PRI y a ese paso, si causa impacto el debate de los presidenciales del domingo, y la visita del AMLO, dos días después, la cosa se pondrás color de hormiga para el PRI. Si Morena tiene un candidato aceptable, capaz y amenaza al MC pero en la Carrillo se escribió la derrota. Si en su momento y en Tribuna de la Bahía, el autor se atrevía a exponer que una Eva Contreras o un Miguel Ángel Preciado Bayardo iban abajo en las preferencias electorales, y si antes, que Fernando González Corona no ganaría la elección interna del PAN para elegir candidato a gobernador, ni modos de hoy no consignar que Arturo Dávalos va muy por arriba del segundo lugar que disputan Laurel Carrillo y Roberto González. Había quejas y reclamos. Hoy, también duele, a quienes se colocan abajo y a sus seguidores.****** La tarde noche del jueves fuimos al primer evento mitin de Arturo Dávalos Peña. Acá en el rancho, en la colonia Las Flores de Ixtapa. Nada extraordinario. Más bien reclamar esa mención al autor, al lado del sí presentable el amigo Terrón que, de acuerdo al dicho del candidato naranja, fue un extraordinario portero, y su amigo desde tiempos lejanos. El amigo Terrón es bueno, pero para preparar las carnitas cuando lo jala su amigo “El Pike” Ibarría. No tuvimos suerte de saludar al Terrón pero tiene sus privilegios de ser amigo. Ahí saludamos a Ramón Guerrero Martínez que en el mejor de sus estilos nos dijo tener respeto a nuestra persona. “Aunque sea tu cliente” se despidió. Y se llevó la respuesta “y sí, eres el mejor cliente”. Reconocemos que con nosotros jamás ha sido grosero, siempre respetuoso, pero nos acordamos las groserías que cometía contra periodistas, en sus años de alcalde, y no, no aceptamos eso. Nunca le aplaudidos convocar a sesiones a media noche o media madrugada, su sello y estilo de gobernar, pero no por eso le negamos el saludo. El que se dejó ver todo despistado, como asustado de estar en Ixtapa, si conocer a nadie, fue el coordinador de la campaña mochilista, Toño Pinto.******* Por escrito y con anticipación el Colectivo Vallarta, Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual invitó a los candidatos a la presidencia municipal asistir a su marcha por el Día Mundial contra la Homofobia. La idea era que escucharan sus peticiones y propuestas. Sin tratarse de una condición a rajatabla, se le sugirió no acarrear con sus porras no convertir aquello en un mitin político. Cuando advirtieron de las tribus vinotinto de Laurel Carrillo Ventura se les pidió no hacer aquello de un acto propagandístico. Eran unas 15 personas con camiseta de Morena. Además de Laurel Carrillo al frente iba un tal Adolfo. Pusieron oídos sordos y se incorporaron a la marcha. Para evitar escándalos, los organizadores se limitaron a verlos. Los morenos podían quejarse de ser discriminados. Se reportó la asistencia del tal Gou Boy, Saúl López Orozco, de Corina Naranjo, Claudia Díaz de Sandi- entendimos que las dos últimas damas, en calidad de sus respectivos organismos políticos. Nos comentaron que la marcha se había tornado en un mitin político y consultamos a los organizadores. “Morena quiso agandallar mandando a varias personas. Fue contraproducente para Morena. En lugar de acarrear simpatías, acarrearon disgusto” nos dijo uno de los principales organizadores.

 

 

Historia de pluripartidismo y mentiras de nueva adquisidor de MORENA

Publicado: Miércoles, 16 Mayo 2018

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

Por su protagonista, la siguiente historia puede parecer de ciencia ficción. No lo es.

José Antonio Joya Rodríguez es un ejemplar singular de la folclórica clase política local. Muy pocos lo creen digno de la mínima confianza pero el muchacho se las ha ingeniado para perpetuarse en la actividad pública.

Asombra el talento que despide cuando entra en contacto con políticos foráneos. Va a Guadalajara, a la capital del país y regresa con tarjetas de presentación y escritos de nombramiento. Nadie le compite en eso de sumar partidos políticos bajo su tutela.

El personaje que nos ocupa es conocido por dos motes, “el tony Joya” y “el tony mentiras”. El último le queda a la perfección. De las mentiras ha hecho gala y por esa habilidad se mantiene activo y actualizado en la política.

Cuando el sábado 5 de mayo fue visto en la plaza de El Pitillal en un mitin de los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, nos llamó la atención por el entendido de ser una pieza de la campaña de los candidatos del Partido Nueva Alianza. Ese fue el último membrete del que presume ser su dirigente local.

En la última década, el Tony Joya se había mantenido al lado de Heriberto Sánchez Ruiz. Éste es el actual candidato a alcalde del Panal. Hace poco más de un año, ellos dos se distanciaron y literalmente el médico Sánchez Ruiz lo corrió. El disgusto fue por la venta de varios vehículos. “El Tony Mentiras” le vendió los viejos taxis pero varios lo acusaron ante el médico por fraude y debió dar la cara para detener las denuncias.

Tan orondo como lo es, “El Tony Joya” se refugió con su otro gran padrino, el abogado, Miguel Ángel “Tito” Yerena Ruiz. En realidad, el muchacho ni quedó desprotegido ni sufrió un gran cambio. Trabajar y servir para Heriberto Sánchez y Tito Yerena no es distinto. Con uno o con otro es trabajar para un mismo “holding político”.

Tito Yerena y Heriberto Sánchez han sido los dos únicos regidores que ganaron ese espacio al amparo de los colores del Partido de la Revolución Democrática, el PRD. Los dos, apenas ganaron, y se desentendieron de los compromisos con el partido. A los dos les “ayudó” en la campaña “El Tony Joya”.

De la mano tomados, Tito Yerena y Heriberto Sánchez se acercaron al PRI y hasta aceptaron ser considerados nuevos militantes. Sin embargo, el priismo les daba trato de recelo y frialdad. Sintieron la incomodidad y contactaron a los dueños del membrete Partido Encuentro Social. Llegaron a un acuerdo y se quedaron con el PES, a manera de franquicia. “El Tony Joya” fue su dirigente inicial pero en el camino, Heriberto acomodó sus piezas y él se quedó al frente.

El PES oficializó su alianza con Morena y el PT y reservó el derecho a Morena de decidir la candidatura y Heriberto quedó en la cuerda floja. Se fue al Panal y Tito Yerena aceptó declinar a su favor. En el Panal, otra vez Tony Joya había hecho punta a nombre del dúo Tito-Heriberto.

Hay un misterio respecto la dimensión del pacto del médico Sánchez y el abogado Yerena Ruiz. Éste mantiene sus vínculos intacto con el ex alcalde y candidato a la diputación federal del Movimiento Ciudadano, Ramón “el mochilas” Guerrero Ruiz. Sin embargo, no traiciona a su aliado Heriberto Sánchez, o al menos éste no se ha quejado de ello.

El pacto hecho público por “El Tony Joya” de apoyar a los candidatos de Morena, particularmente al candidato a gobernador Carlos Lomelí, tampoco sería un acto de traición a Heriberto en razón de que éste tomó distancia a principios del año pasado.

Lo que no se sabe es la posición de Tito Yerena respecto al nuevo brete político del “tony mentiras”. Se ignora si tiene la venía del abogado o si fue decisión personal.

Tampoco se sabe la reacción de Heriberto Sánchez frente a la alianza de su antiguo protegido con Morena. Sí se hizo público vía la dirigencia estatal del PES que no hubo migración de su militancia a Morena, como lo gritó el famoso “Tony Mentiras” y lo presumieron “los morenos”.

“Los morenos” conocen a su “socio” y saben su fama de mentiroso. Al menos un simpatizante de la izquierda fue su víctima con la venta de un permiso falso de restaurante bar. Armando “el pelucas” Joya puede dar detalles.

Lo asombroso es que “los morenos” le creen la historia de llevarles cientos, miles de votos. Les vendió como verdad de tener control de 300 “comités de base” en igual número de colonias. El cuento implica al menos a una docena de miembros de dichas células de colonias, otros tantos familiares directos de cada uno y el compromiso de todos a convencer a otros tantos. Carlos Lomelí quedó encantado con la charla y creyó asegurar ya la gubernatura.

Antes de cerrar el acuerdo con “los morenos”, el amigo Tony Joya fuer a ofrecer sus servicios y su grupo a los priistas. Habló con el candidato Roberto González y casi cierre el negocio. Solo que no le garantizó su primera gran condición: Ser candidato a regidor.

Sin embargo, le hizo la lucha y buscó a todos sus amigos del PRI. Ya después, les reclamó por culpas ajenas. Desesperado y necesitado de apoyos, Roberto González lo quería tener de su lado y le ofreció las perlas de la virgen. Joya se sentía ya otra vez priista y lo comentó a sus amigos. Cuando los notables supieron de los enredos del “Tony Mentiras” con Roberto González, literalmente le ordenaron a éste dejarse de tonterías y deshacerse de esa relación. Sería después cuando se entablaron las negociaciones del Tony con los morenos.

Revolcadero

La noticia política del día es nacional pero impactó a la clase política vallartense y sobre todo alegró a los panistas. Margarita Zavala se retiró de la contienda presidencial y dejó en libertad a sus seguidores de buscar a otro candidato y votar por el que cada quien decida. Acá en Puerto Vallarta, la exprimera dama tenía sus seguidores. Panistas allegados al ex alcalde Fernando González Corona simpatizaban con ese proyecto independiente. El ex gobernador panista, Alberto Cárdenas Jiménez, amigo íntimo de González Corona, era uno de los peces gordos del panismo jalisciense que abiertamente y sin renunciar al PAN estaba con Margarita Zavala. Los panistas vallartenses están seguros que la mayoría de los seguidores de la esposa de Felipe Calderón apoyarán a ellos, a Ricardo Anaya y a los demás candidatos azules.****** Nuestros amigos naranjas ixtapenses nos adelantaron que la tarde de este jueves su candidato Arturo Dávalos realizará la segunda visita de campaña a dicha demarcación. Luego de un recorrido por la colonia Las Flores se apostará en un templete a instalar frente a la iglesia de San Martín Caballero y ahí dará su discurso. El amigo Zeferino Ramírez Colmenares, “el chéfero” para los amigos, nos precisó que ese acto se hará puntual a las ocho de la noche. En la agenda del miércoles, Dávalos tenía un recorrido por Las Palmas. ****** Como que sospechamos que fuerzas oscuras dirían los amantes de las historias tenebrosas se unen para conspirar contra Ramón Guerrero y Luis Munguía. Son los candidatos a diputado federal y a diputado local del Movimiento Ciudadano. A su paso los dos despiden repudio de los vallartenses, de priistas, de panistas, de militantes de todos los partidos políticos. Se incluye el rechazo de simpatizantes. En el papel, “el mochilas” es el candidato de los panistas por ir coaligados en la elección federal. Pero los panistas nomás n hacen campaña. Se avergüenzan de él. Pero, ineludiblemente habrá votos de panistas que en el cómputo de votos sumaran papeletas en favor de Guerrero. Pero, en tanto son peras o son manzanas, con los naranjas divididos, en el ciberespacio se multiplican videos y escritos en donde se exponen los pecadillos de Guerrero y Munguía.

 

 

Petulante repliegue de Abarca, aleja hasta anti mochilistas

Publicado: Lunes, 14 Mayo 2018

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

Sin aparentes razones, el equipo de César Abarca dio pasos a su costado y emprendió su aislamiento ocasionando el retiro de priistas quienes, cerrados los espacios con él, se sintieron obligados a buscar acomodo en los proyectos de Roberto González y de Violeta Becerra Osoria.

No se sabe si por instrucción y estrategia del propio César Abarca, o de sus operadores, pero a mes y medio de su campaña le dieron a su campaña un toque de “rompimiento” con el equipo del candidato a alcalde, Roberto González, y la abanderada a la diputación local, Violeta Becerra. Así, Abarca rompió con las intenciones de armonía y unidad del priismo.

Preguntamos a nuestros amigos del Partido Revolucionario Institucional si algo ocurría con César Abarca y preguntamos motivos y causas. “César se siente y se cree sobrado”, nos dijeron. Pedimos ahondar y hallamos coincidencias con anteriores opiniones y comentarios sobre el tema.

En efecto, compartimos la opinión de quienes nos han advertidos que César Abarca Gutiérrez, el candidato del PRI a la diputación federal, ha caído otra vez en actitudes y conducta propia de cualquier persona atrapada en la soberbia y arrogancia. Más o menos, se le ubica a sus tiempos del superpoderoso director general del Seapal, cuando seleccionaba finamente a quién abrirle la puerta de su oficina, por lo regular a sus más íntimos amigos y el resto, recibía el portazo. Esas quejas provinieron por varios años de priistas. Como antes, también hoy tomamos nota de quejas de quienes le marcan a su teléfono y como respuesta solo hay silencio.

César Abarca, a ojos de priistas y antipriistas, sobre todo muchos antimochilistas, parecía perfilarse a derrotar al tan odiado  Ramón Guerrero Martínez. Éste es el candidato del Movimiento Ciudadano a la diputación federal, adversario directo de Abarca. Abarca sería el elegido para ser su verdugo en esta elección. Al principio, hasta reconocidos simpatizantes y militantes del MC confesaban estar dispuestos a darle el voto con tal de derrotar al político de Ayutla y de esa forma desterrarlo de Puerto Vallarta. Hoy titubean.

Pero en el camino, y con mes y medio de campaña y a mes y medio de la elección, César Abarca se perdió y ha ido perdiendo respaldo popular. Y lo más grave, activistas del tricolor se le han alejado.

Cuando Abarca designó a Gabriel Padilla como su coordinador general de la campaña, todos supieron que cometía su primer gran error. El mejor y único talento del motejado como “el gabo” es ser amigo y subordinado del candidato. En el Seapal lo mantuvo como Jefe de Cultura del Agua. Antes, en la campaña del 2012, hizo labores en las brigadas juveniles que pedían el voto para Aristóteles Sandoval Díaz. Su gafete decía ser “coordinador de jóvenes por MAS por Jalisco. MAS era al abreviatura de Movimiento por Aristóteles Sandoval.

Los notables del PRI, militantes con experiencia y sabiduría en campañas electorales nos dicen que un coordinador de campaña debe tener estatura, liderazgo, influencia y poseer una personalidad y figura que imponga respeto. No conocemos a “el gabo” pero nos dice que es un muchacho imberbe, inexperto en cuestiones electorales, que no ayuda en nada al candidato en tareas como negociar eventuales acuerdos y alianzas.

El mal de Abarca es creerse ya diputado. Se conduce con soberbia y arrogancia pues se ve y pregunta a su espejo y escucha su eco de “ya ganaste”. Asumirse como ganador pudiera ser un error descomunal. Ha gritado a los cuatro vientos y en el tono de máxima presunción tener ya en la lona a Ramón Guerrero Martínez. Cierra oídos y ojos a sus amigos priistas que le han prevenido no dar por muerto a “el mochilas”.

En una encuesta levantada en septiembre pasado se situaba a César Abarca como el priista con mayor aceptación popular. En otra pregunta. Ramón Guerrero era el aspirante (inicialmente a la alcaldía) por el MC con mayores puntos negativos. Sin embargo, para asombro de muchos y malestar de sus seguidores, “órdenes superiores” decidieron que Abarca no sería el candidato a la alcaldía. El elegido fue González Gutiérrez y en el guadalupano 12 de diciembre, fue el único en inscribirse para una eventual precampaña. Es todo un misterio qué razones le impidieron ser el abanderado a la alcaldía. Abarca ha confiado a sus amigos que él decidió no competir “por amenazas” de los malosos. La versión más aceptada es que, trató de poner condiciones y eso encolerizó al gobernador Sandoval Díaz quien dispuso cerrarle el camino a la candidatura y unos días después, despedirlo del Seapal.

Lo ocurrido la víspera del 12 de diciembre fue consecuencia de la altivez y petulencia en la que ya estaba atrapado Cesar Abarca. Su ceguera fue tal que quiso ponerse al tu por tu con el gobernador, ser el candidato, decidir quiénes irían en la panilla y hasta proponer a Andrés González Palomera a la diputación.

Ya con el perdón del gobernador, Abarca parecía corregir sus ínfulas y con cierto entusiasmo arrancó su campaña. Las condiciones corrían a su favor. Se portó humilde. El entorno radiaba negatividad a raudales para su “enemigo”, Ramón “el mochilas” Guerrero. Sin embargo, el repudio y rechazo  natural del que los vallartenses atiborran las redes sociales no ha sido reorientado en favor de Abarca. Le falta asesoría profesional. Le falla su equipo y sus operadores.

Su engreimiento en grado exagerado arrastra a Roberto González y a la maestra Violeta Becerra. Cree erróneamente que está por encima de Ramón Guerrero y también de Roberto González y Violeta Becerra. Está en un error pensar que a él lo dañan. Los hace a un lado. Han sido casos raros cuando acepta hacer campaña juntos. Sus “asesores” le han convencido que es contracampaña para él dejarse tomar una foto al lado de Roberto González.

Desde el fin de semana aparecieron dos videos puestos en circulación en las redes sociales en donde se destacan los pecadillos de Ramón Guerrero. Éste respondió con una denuncia electoral y se quejó de ser víctima de guerra sucia de sus adversarios. No queda claro la identidad de los autores. Hay quienes presumen se trata de “los morenos”. Pero también se sospecha de tener origen en los priistas, concretamente del equipo de César Abarca.

Ya veremos si los sabuesos de la Fiscalía Especial de Delitos Electorales logran dar con los responsables. Si descifran el enredo sería una hombrada.

La retahíla de pecadillos del adversario de Abarca narradas en esos videos son los negativos de “el mochilas”. Nada era desconocido. Habrá por conocerse nuevos videos.

Hurgar en las debilidades del adversario no creemos se localice la fórmula para erigirse en el victorioso de la lucha por la diputación federal. Pudiera ser un error de graves consecuencias hacer uso de la guerra sucia. Ni siquiera se puede descartar que se trate de un yerro de Abarca y sus asesores que se traduzca en allanar el camino a un tercer candidato, en este caso, beneficiar a la maestra Lorena Jiménez, quien pretende la misma diputación federal por la vía de Morena.

Revolcadero

Las fiestas patronales de Las Palmas, las ofrecidas a San Isidro Labrador, tienen su broche de oro este martes 15. Quienes han asistido nos dicen que no son precisamente las mejor organizadas ni las más lucidas. Los actuales encargados de la delegación municipal, los hermanos Erick Valdez Peña y Jorge Pérez, nomás no la hacen ni para organizar fiestas. No fueron buenos ni para reportar fallas de una luminaria del foro de la plaza principal, el corazón y centro de las fiestas. Bueno, nomás por comparar, quienes asisten a las fiestas de Mojoneras, nos dicen que está mejor el ambiente en esta agencia municipal conurbada. Por lo menos hubo mayor variedad y más eventos y que la revelación en estos fiestas es la anfitriona, Nadia Soriano, “la morena de fuego”. Y para que todos asistan, nos informó ya entrada la tarde lunes que contrató al “ciclón del pacífico” en una presentación gratuita para todo el público. Quién sabe quién es ese “ciclón” pero nos lo pintó como un estrella entre las bandas. ****** Por cierto, de la agenda del candidato del Movimiento Ciudadano a la alcaldía, Arturo Dávalos Peña rescatamos que éste tiene su primera visita a Las Palmas un día después del cierre de las fiestas patronales. Va el miércoles. Al coordinador en Las Palmas por el MC de la campaña local, David de la Rosa se le ha pedido que garantice atiborrar la cancha de usos múltiples. Que ahí, nuestro más fino el amigo, el orgullo de Tebelchía, Andrés Ponce Peña acudirá y en público va a declarar sus simpatizas a Arturo Dávalos, que le dará el voto, el suyo, el de su familia, de sus compadres y amigos. ******* El domingo se organizó una cabalgata de La Desembocada a Santa Cruz de Quelitán. El lunes anterior, el lunes 7, Zeferino Ramírez nos había comentado e invitado al mismo. Es candidato suplente a regidor por el MC. De ese evento hubo videos promocionales del abanderado priista, Roberto González. Cabalgó a su lado Lino Ortiz Muñoz, candidato a regidor. Ellos iban al frente y en la parte posterior se pudo ver banderolas del MC. Ese mismo domingo, Roberto visitó Las Palmas. Fue una vista triste pues apenas pudo acompañarse de unos cuantos priistas, sobre todo una de las pocas activistas que le quedan al PRI, Betsy Celis. Y como el mismo candidato es un auténtico desconocido en la zona rural, hasta Las Palmas debió trasladarse Lino Ortiz, quien por cubrir más terreno descuida su plaza Ixtapa. Asi de algo le sirve el dato a Lino, el MC se ha reforzado  en Ixtapa comisionando a Alicia Briones, candidata ella a regidora, para que le ayude a “Lalo Croc”, quien rinde reportes satisfactorios de su trabajo.****** La revolcadita de pilón. Que el MC arrasará en la zona rural. Ni Heriberto Sánchez Ruiz, quien es oriundo de Las Palmas le verá el polvo a los naranjas. Y para asombro de los vallartenses, el propio Ramón Guerrero le dará una tunda al priista Cesar Abarca Gutiérrez. Ojalá y el ex director del Seapal se baje de su nube pues todavía tiene tiempo para despojarse de su endiosamiento. Es más, Máximo Martínez Aguirre, candidato independiente a la alcaldía, tiene más amigos y conocidos en las rancherías que Roberto González y Cesar Abarca juntos. En una de esas y Máximo arrolla a Roberto pues en su planilla sumó a Patricia González y Oscar Villaseñor, naturalitos de Las Palmas. Son varias voces escuchadas hablar en el mismo tono.

 

 

Descalificaciones y mentiras…sello de las campañas

Publicado: Viernes, 11 Mayo 2018

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

Al arranque de la campaña, el candidato a la diputación federal del PRI, Cesar Abarca Gutiérrez y su equipo de campaña advirtieron se les venía encima una guerra sucia orquestada por su adversario, Ramón Guerrero Martínez.

Un mes después, el equipo del candidato del Movimiento Ciudadano a la alcaldía, Arturo Dávalos Peña anticipó que ya se diseñaba propaganda de lodo. Al principio de esta semana, el propio abanderado atajó en su discurso: No vamos a caer en las provocaciones de guerra sucia. Vamos a responder con propuestas”.

Como por accidente, ayer se nos puso en la pantalla de computadora una parte de entrevista de radio a Luis Alberto Alcaraz López. “La guerra sucia está en proceso. Viene de Morena”, afirmó el periodista en receso.

El Movimiento de Regeneración Nacional postuló a la alcaldía Laurel Carrillo Ventura, única mujer entre once aspirantes. A Luis Alberto Alcaraz, le llama la atención que la guerra sucia en la campaña provenga del partido que postula a la única dama. Laurel Carrillo, “es una finísima mujer”, la que supone puede o pudiera “ser rehén de un grupo de talibanes”.

De lo dicho por el candidato independiente a la alcaldía se infiere que el equipo de Laurel Carrillo simpatiza con la campaña de lodazal que él advierte. Los operadores, ayudantes, asesores, el equipo de la química, estarían colocados en la línea de la sospecha de auspiciar la guerra sucia, sugiere Alcaraz López.

Ningún candidato se propone ni apoya emprender una cruzada en contra de su adversario mediante el uso de herramientas ilícitas. Para desgracia no se puede sostener lo mismo cuando se trata de hurgar en sus respectivos equipos de trabajo. Entre los llamados asesores políticos, operadores electorales, alquimistas, el war room de quienes aspiran a un cargo de elección popular pululan personajes que por su calidad de persona y por el maloliente trabajo que desarrollan están condenados a mantenerse en el anonimato y resguardarse en oscuros cuartos.

Desde que en las elecciones en el país se impuso la alta competencia y la diferencia entre la derrota y el triunfo es de uso cuantos votos y un porcentaje ínfimo, los alquimistas y la guerra sucia, se puso de moda. Es probable que Fernando González Corona amenazó los intereses del PRI, sea la primera víctima como candidato de la guerra sucia en Puerto Vallarta. De “mafioso” y “fernarco” no lo bajaban. Lo victimizaron y ganó la elección en febrero de 1995.

En una campaña, con regularidad la línea sucia tiene como objetivo al puntero en las preferencias del electorado. Claro, hay excepciones. Desde el arranque de la campaña por la diputación federal, el equipo de Ramón Guerrero dispuso de información cuya tendencia les indicaba que Cesar Abarca se perfilaba a colocarse arriba de ellos.

Quizá, Alcaraz López esté por arriba de los candidatos independientes y puntero entre los cuatro independientes, intenten “bajarlo” los de abajo. Morena y sus candidatos se proponen “piratear” votos de todos los partidos y también atraer “votos independientes”. Allá apunta sus baterías.

Si desde los inexpugnables war room de los candidatos se trazan tretas y estrategias para minar por cualquier medio al adversario, es natural que las líneas se desvíen a los militantes de los partidos y simpatizantes del candidato tal. Esto último es fácil observarlo en las redes sociales. En el transcurso del viernes 11 hurgamos en los debates públicos del “feis” y al azar copiamos y pegamos los siguientes textos: Hermilo Alejandro Romo Navarro · 13:51 Priista de mierda eres un suplente del zacaton de Abarca, no tienes estatura para competir con Arturo Dávalos, te espera tu regiduria cuando mucho rata asquerosa”.

Se ve activo a un tal “MachisBar BQ”, que desencadena su furia en dos opiniones al hilo:  Machis Bar BQ · 11:13 El PRI y el PAN se ganaron a pulso el rechazo de la mayoría de mexicanos por rateros , corruptos y sinvergüenzas. Lo mejor que harían es desaparecer si tuvieran vergüenza. Machis Bar BQ · 13:47 Son engaña pendejos con sus discursos falsos y demagogos. Mal vivientes y miserables políticos chafas

Con sorprendente paciencia y la tolerancia del mundo, Thania González les responde: “17:42 #ContigoPodemos Roberto González, líder de resultados, preparado y con proyectos en beneficio de Puerto Vallarta”.

Tomamos los comentarios anteriores para con ellos de mostrar que el respeto a los contendientes, entre ellos y entre sus respectivos simpatizantes se ha perdido.  No se trata de establecer que los promotores del lodazal de las campañas este ganando su guerra. Solo estamos aceptando que han ido ganando terreno y poco a poco permea el oído y la ira en una sociedad que hace de la libertad de prensa como el uso su derecho a propagar sus odios con el uso de teclas y roces de sus dedos en una pantalla.

Difundir la ira es apenas un mínimo producto de mentes distorsionadas y cerebros vacíos de materia orgánica. Mente que no razón, que ofende y desde la oscuridad del rincón de su casa, escondido en un monitor que bloquea su rostro, no es distinta al de aquel matón que asesina y descarna a una víctima que ha caído en sus manos. Contra estos malos humanos, las madres de desaparecidos marchan y se manifiestan en estos días clamando los regresen vivos.

Es cierto, son más los buenos que los malos. Pero los malos atacan y contraatacan. En el “feis” reencarnan los malos y muchas veces escudados en seudónimos intentando ofrecer ser muchos. Todos ellos son el producto mal engendrado por  modernos alquimistas herederos de aquellos charlatanes alquimistas que en le apoda pasada convertían el plomo en oro.

Estos alquimistas de hoy, operadores políticos intentan convertir a cada candidato en su conejilla de indias para convertir el odio en votos. Al final, no es mucha la diferencia. Lo sorprendente es la multiplicación de incautos en cada elección y atrás de cada candidato. Al fin y al cabo, el auténtico conejilla de indias, el ratón del laboratorio, es ese tonto útil que se cree inteligente y expande el veneno creado y arrojado desde los cuartos de guerra para engendrar la inquina, multiplicar votos y ganar una elección.

No se trata de borrar la tinta de la crítica  ni arrebatarle el derecho a expresarse. Vaya, ni siquiera de coartar el derecho alguno, a construir muros limitantes de crítica buena o mala, constructiva o destructiva. Pero en un país donde si de algo se presume en el exterior son mantener intactos esos derechos, como la libre expresión, la intolerancia también tiene limitantes y están plasmadas en reglas, normas, leyes o códigos. Aplica al periodista escapa pues a veces se rebasa a línea que separa la crítica del respeto y el agravio.

Revolcadero

A propósito de Morena. En un noticiero de la televisión estatal, le preguntaron al candidato a gobernador, Carlos Lomelí del cómo se proponía reducir los índices delictivos de Jalisco. “Con el ejemplo” respondió. Luego siguió hablando y rehuyó dar detalles. Luis Alberto Alcaraz, él candidato independiente a la presidencia municipal acá en Puerto Vallarta, también trae algo del tema. Es apenas una propuesta, la de reducir en la mitad las cifras de la inseguridad, particularmente el robo a casa habitación. Tampoco lo escuchamos hablar del “cómo”. Es probable que en alguna parte de sus entrevistas abunde. Tal vez la varita mágica del amigo Luis Alberto esté en que buscará en un concurso público a su jefe de policía. Su propuesta magna es esa, concursar todos los cargos de primer nivel aunque se reservará el derecho a designar a dos subdirectores. Suena atractiva su propuesta pero el ciudadano ya ha escuchado tantas promesas y como nada funciona ya nada cree. Es una grosería que un candidato vinculado a Andrés Manuel intente siquiera convencer de que “con el ejemplo” acabará con los delincuentes, los matones, los huachicoleros, los mataestudiantes, la corrupción y los corruptos, robacarros y robaniños, narcos y capos, y varios etcéteras. Nomás falta salga y Lomelí diga que Amlo acabará con los apostadores de casinos, los amarrabilletes con ligas y “ligueros”, etc.****** Y pues bien, Morena hizo oficial su última contratación. Hoy presentaron a la prensa que José Antonio Joya Rodríguez, el alias “Tony Joya” y/ o “Tony Mentiras”. Es un producto netamente vallartense, un patasalada naturalito y bien parido diría Humberto Famanía Ortega. Que la estructura del Partido Nueva Alianza, con presencia en 60 colonias, apoyará a Carlos Lomelí. Al “Tony Mentiras” lo jaló a Morena, Luis Roberto Preciado, el mismo que hace año y medio vino a darles la bienvenida a Heriberto Sánchez y Tito Yerena cuando éstos “rentaron” la franquicia de Nueva Alianza. Ya dirá Heriberto si el “Tony  Mentiras” le arrebató su estructura y se la llevó a Morena. Fue Heriberto el que construyó la estructura, primero del PES y se las llevó al Panal y en las mismas se apoya en su campaña. “El Tony” ha sido del PRI, PRD, PVEM, Partido Humanista, “cristiano” del PES y ahora de Morena. Alguna vez, el Tony se dio naranja pero se fue al hallar cerrada la minita. Y el tal Preciado no canta malas rancheras. A donde va uno, se va el otro. A los Morenos, a Carlos Lomelí, ni a Carina Naranjo les importa el multicolorido partidista del muchacho. Le creen a ciegas que jala muchos miles de votos.****** Como que el equipo de César Abarca pierde piso pues ya hay quejas que los suyos y hasta el candidato, se están mareando. Desde hace varios días circula un video en donde se graba el momento que dos promotores de Abarca amedrentan a un amigo mecánico y de apodo “el ñaco” nomás porque les pidió no colocar una manta en su propiedad. Alvaro Navarrete uso su mejor arma, teléfono y alcanzó a captar el momento de la graciosa huida de los promotores del PRI que de su lengua dejaban escapar sapos y culebras contra el amigo “ñaco”. El incidente ocurrió el pasado sábado 5 de mayo y lo hizo legar a un amigo  que reside en Estados Unidos y desde allá se le dio difusión en el “feis”. A juicio nuestro, iba bien César Abarca pero ya sus muchachos empiezan a dar muestras de soberbia y arrogancia, amenazan e intimidan, atropellan y abusan de los ciudadanos y eso no está nada bien. Si el César Abarca y su pandilla siguen subidos en la nube, la caída será dolorosa. Ya se sienten ganadores y no, esto apenas empieza. Por lo menos varios amigos nuestros ya muestran dudas de apoyarlo y nos empiezan a decir que mejor no votarán por él. Grave sería que hasta sus parientes postizos le retiren el apoyo. Y en Ixtapa hay varios ejemplos. Con esas poses de divas, no pueden defender su posición ¿Pues qué virus les picó? Por lo pronto, la familia de Álvaro Navarrete hace responsable a César Abarca de lo que les pueda ocurrir. Los gorilas de Abarca ya regaron su veneno en Las Palmas.

 

 

Ya se perfilan regidurías pluris en cabildo vallartense

Publicado: Miércoles, 09 Mayo 2018

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

Se asoman el fin de las primeras dos semanas de campaña y ya hay cruce de apuestas y pronóstico electoral. Casi nadie, a excepción de candidato y activo de su equipo, tiene dudas de quién se perfila para ganar; apuestas, debate y discusiones apunta a quién ocupará la segunda, tercera y cuarta posición, o quienes serán los beneficiarios de la asignación de las regidurías plurinominales.

Es en el equipo del candidato priista, Roberto González Gutiérrez donde más afloran los problemas. Cualquier observador político de mediana malicia podrá percibir que algo anda mal en la campaña tricolor. Deben ser los yerros del candidato, o de su equipo, porque los candidatos en las diputaciones están en posición de competir y con altas posibilidades de salir airosos. Si, como otros abanderados del PRI, este ya es rehén de sus asesores y amigos, del infaltable grupito de “presidentitos”, está pagando las consecuencias. Lo cierto es que, no se ven avances y el candidato va en retroceso.

Consideramos interesante exponer algunas cifras de autoría de amigos bien informados del proceso local. Es un curioso ejercicio de futureo político, obtenido en base “pura experiencia y trabajo en las calles”. No es por supuesto ningún tipo de encuesta pero captamos son razonamientos fundamentados en el trabajo de todos los candidatos en estas dos semanas.

Primero, el padrón de electores de Puerto Vallarta ronda en los 220 mil ciudadanos inscritos. De acuerdo a los ánimos percibidos al momento, se estima vayan a las urnas en esta elección concurrente entre el 50 y 60% de dicho padrón. Que vote la mitad de los electores, no es malo en un municipio donde en el último proceso fue mucho menos de dicho promedio. La elección anterior fue intermedia. Tanto candidato, once en total, no se traduce en mayor motivación a participar.

Entonces, con 220 mil empadronados, quizá se muevan, acarreados o transportados que da el caso, unos 120 mil vallartenses. Eso en el escenario más alentador porque si sube de tono el lodazal, la guerra sucia y esas cosas, desaniman a los votantes y no acuden a las urnas.

Con esas cifras, ¿Cómo se va a repartir el pastel?

A los adversarios de Arturo Dávalos Peña y al Movimiento Ciudadano les desagrada que se machaque en ser los naranjas quienes van en la punta. Creer lo contrario desde un partido adversario al MC, es propio de un motivador profesional que guía a una victoria inalcanzable. Pero ese motivador es eso y cumple su chamba. A nosotros nos toca hacer el esfuerzo por interpretar realidades y aun sea un juicio personal transportarle a la noche del primer domingo de julio. Sí, en consecuencia es un juicio subjetivo en tanto hay razonamiento y conclusión personal y por cierto, no hallamos mayores complicaciones para inferir que Dávalos está en este momento muy por arriba de sus contendientes.

Si nos vamos de arriba hacia abajo, cualquier de los candidatos independientes está en condiciones de computar un porcentaje arriba del dos por ciento. De ahí para abajo. A duras penas ellos podrán superar la barrera que los coloca en las matemáticas del reparto de las regidurías plurinominales. Alcanzar el dos o e tres por ciento, tampoco es garantía de una regiduría. Eso del “resto mayor” y demás fórmulas aritméticas aplicables es el sueño de muchos. Si Luis Alberto Alcaraz López, “el Pepe” Martínez, Máximo Martínez Aguirre, otro independiente, se alzan con tantos votos como para ser regidor, sería una hombrada.

Ubiquemos a tres partidos en el grupo por llamar “la chiquillada”. Se trataría de Nueva Alianza, el PRD y el Verde Ecologista. Es probable que estos partidos, sumen votos por arriba de la media de los independientes. No en una proporción como para asignarles por decreto una  regiduría pluri. El PANAL es quien está en mejores condiciones y no por un sostenido trabajo social. No. en realidad la posición del PANAL es por el trabajo permanente y que por años ha desarrollaron su candidato, Heriberto Sánchez Ruiz. Bajo las siglas del PRD, Heriberto Sánchez ya consiguió una regiduría pluri, en el trienio 2007-2009.

Si nos apuran a dar números, el PRD andará en la banda del 1.5  y el 2 % del total de votos. El PVEM, del 2 % podría acercarse al 3%, lo cual, tampoco lo convierte en regidor electo. Muchos con ese porcentaje se quedan al momento del reparto del “resto mayor”. El PANAL de Heriberto Sánchez es quien más posibilidades tendría de ir más allá del 3% de los votos y entrar al reclamo de la regiduría disponible al cabo de una primera ronda de las pluris, las que estarían reservadas para los del grupo del PRI, PAN y Morena.

En los análisis del grupo que en estas dos primeras semanas de campaña es en donde la coincidencia es menor. Nuestros amigos de la izquierda, leales y fieles al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador se asumen como los punteros entre ellos. Creen, y de eso se dicen seguros, haber ya superado al priista, Roberto González. Son porristas del “ya sabes quién”, ni  siquiera de la abanderada Laurel Carrillo Ventura. Cualquier amigo, amiga, allegado y cercano, miembro del equipo de la campaña de la química, nos diría que ellos van arriba del “cepillo” Dávalos, y que ganará la elección. Esas opiniones se eliminan por la obviedad natural y ser expresiones electorales.

Ahora, lo cierto es que la posición dos de la tabla, donde colocamos en este momento a Roberto González, es amenazada. Morena los trae de la cola. El fenómeno AMLO será de mucha valía para catapultar a todos los candidatos morenos y se podrá materializar en su visita ya anunciada para el 16 de mayo.

Y en una de esas, si se descuida Roberto González, el PAN o Morena, podrían mandarlo a la cuarta posición. En este caso, más que por carisma y trabajo del candidato del Partido Acción Nacional, Saúl López Orozco, si éste logra avanzar, lo hará arrastrado por el avance de Ricardo Anaya.

Respecto a este grupo, no estamos seguros si Morena ya superó al PRI. Sin embargo, con toda probabilidad, en las siguientes semanas van a rebasarlo. No vemos por ningún lado cómo Roberto González conserve su posición. No hablamos de que gane el PRI, sino con lograr rechazar los embates de Morena y mantener la posición salvarán la campaña.

Ofrecemos cifras de dos pronósticos. Al PRI le dan de 9 a 10 puntos; al PAN entre 11 y 12% y a Morena, un 20%. A juicio personal, vemos cierta generosidad al otorgársele 8 puntos porcentuales a Morena arriba del PRI. Sin embargo,  dadas las circunstancias, el impacto y la influencia de las campañas presidenciales y para gobernador, tampoco son números disparatadas. Falta mes y medio para que concluyan las campañas. Nosotros mantenemos la idea de que Morena perdió la oportunidad de competir para ganar por su manoseo y desaseo, también por la imposición, del proceso de selección de candidatos.

Si el pronóstico anterior resulta certero, habrá de consumarse en el caso Puerto Vallarta una tragedia de enormes proporciones. Se habrá consumado lo que muchos advirtieron desde el destape de su candidato presidencial, el peor error cometido por el PRI. Acordémonos que Roberto Gonzáles presumía en diciembre, cuando supo de su imposición, que él cumplía a cabalidad el perfil más próximo al de José Antonio Meade. Si este no despega, tampoco despegará el maestro Roberto como tampoco despega Miguel Castro Reynoso, el candidato a gobernador.

En las tres últimas décadas, el comportamiento del electorado da muestras de cansancio ante un presidente municipal de corte y color parecido. El PAN se agotó al hilar su tercer trienio y cuando el PRI recuperó el poder, tres administraciones después, lo sustituyó el MC. Bajo ese comportamiento, a estas alturas lo normal sería que el MC acuda a las urnas con deterioro en imagen y notables debilidades de su candidato a la alcaldía. El MC compite con dos candidatos, Luis Munguía y Ramón Guerrero, en riesgo de perder. Si no es por la aceptación de Dávalos y del candidato naranja a gobernador, Enrique Alfaro, “el mochilas” y Munguía ya estarían eliminados.

El porcentaje sobrado del reparto hecho párrafos arriba, corresponderá al MC de Dávalos. Que cada quien haga sumas y restar y asigne ese por ciento a Dávalos. Se acercará al 50%. Es una cifra parecida a la que las encuestas le otorgan a Enrique Alfaro. Si con ese respaldo -el de las campañas de Dávalos y Alfaro- Ramón Guerrero y Munguía no ganan, con ellos se estará dando la segunda tragedia electoral del año, la tragedia naranja. El MC inició las campañas con enorme hándicap en el distrito. Una derrota, o más bien, dos derrotas, darán la razón a quienes apuestan que el MC cometió un error gigantesco al postular a “el mochilas” y a Munguía.

Revolcadero

Días atrás comentamos sobre el trabajo que  desarrollan los equipos de campaña en las delegaciones. Advertíamos que en Las Juntas, los operadores del Movimiento Ciudadanos, caso todos identificados a Ramón Guerrero y Luis Munguía, andaban de la greña. Con indicaciones de poner orden y apurar el trabajo se dio la encomienda a Guadalupe Guerrero Carvajal ya está al frente delas brigadas naranjas. A ella le tocó la organización de la visita hecha por Arturo Dávalos el lunes pasado. Ya se está empapando del despapaye cometido huestes mochilistas, los Gallardo, los Paco Arreola, la Nena Luquín, la Arteaga. Al trabajo se le sumó Gregorio Velasco Rodríguez, aquel priista que de ser presidente de la junta vecinal de Villa de Las Flores fue delegado municipal de Las Juntas en la administración de Salvador Gonzáles Reséndiz. “Pa que me quedó, ya todos mis amigos ya son naranjas. Me estoy quedando solo en el PRI”, platicó. Lo curioso es que Goyo había sido allegado y operador de Roberto González toda su vida.****** De esa primer visita del candidato a alcalde naranja, lo que nos llamó la atención fue la presencia de naranjas enmochilados sentados y acomodados en las primeras filas del mitin. Olivia Arteaga y Ariadna “la nena Luquín, no salen si no hay presencia de Ramón Guerrero o de Luis Munguía. Esas damas, estaban en la baraja de propuestas de Guerrero para ir en la planilla de Dávalos. Olivia Arteaga Montoya, ni siquiera tiene la educación de saludar. No trabaja y no se le ve en las brigadas naranjas. Es amiga del club social de “el mochilas” y familia. Cuando las brigadas repartieron flayers para invitar al mitin en la cancha la Leña, acaso unos cuatro naranjas enmochilados hicieron talacha. Sin embargo, la tarde del lunes, ahí estaba La nena Luquín bien sentadita con unos 40 invitado suyos. Ver a esos generales y generales enmochilados pegando calcas y recorriendo las calles y repartiendo casa por casa el mensaje naranja o va con personajes como Paco Arreola, la nena Luquín ni Olivia Arteaga. ****** Nos comentaron que por Las Palmas habían visto a Víctor Manuel “el cachis” Aréchiga sudar la gota gorda recorriendo las calles, subiendo y bajando lomas. Está bajo el mando de David de la Rosa Flores, lo cual debe ser una bofetada para su orgullo. Pero es orgullo, no dignidad. Cuando “el cachis” fue nombrado delegado municipal de Ixtapa, disfrutaba gritando que sería el mejor delegado, que organizará las mejores fiestas de la historia y varis etcéteras. Afloraron sus rencores, juicios y fobias personales contra David de la Rosa. Se alineó a Ramón Guerrero y eso le costó el cargo. Cuando los amos del MC negociaron y reinstalaron a los mochilistas exigió la delegación pero lo humillaron con una chambita de quinta. En la campaña lo echaron de Ixtapa, dizque porque “nadie lo quiere” y lo desterraron hasta Las Palmas. Andar detrás de su odiado David de la Rosa es otra patada que le dan en el trasero a “el cachis”.