CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz

“Está muy mal organizado este evento”, vociferó Víctor Manuel “el cachis” Aréchiga al rayar la plazuela de Las Juntas con una veintena de acarreados en un camión urbano desde Ixtapa.

Con inusitado regocijo se acercó y echó su veneno a oídos de Oscar Domínguez Monroy  y a Juanito Calderón jr. Lo mismo les platicó a otros del equipo de Ramón Guerrero.

“El cachis” fue uno de los primeros del círculo cerrado del candidato a diputado federal, Ramón Guerrero Martínez en hablar a todo pulmón que la organización de la campaña del apodado “mochilas” es un desastre total. Su descubrimiento fue el mismo jueves 5, en el mitin del arranque de la campaña en la plaza de la delegación municipal Las Juntas.

Aquel mitin se distinguió por haber una pésima organización y una escasa convocatoria. No hubo adornos para las imágenes a boletinar ni forma para simular.

A una semana del arranque de campaña, y dos del inicio de las campañas federales, alrededor de la campaña de “el mochilas” y entre todo su equipo, lo que se escuchan son culpas entre todos los “generales”. A “el cachis” lo identifican como uno de los que está promoviendo la grilla. También salta a la fama un personaje poco conocido más allá de  Las Juntas. Francisco Rodríguez, es de los más señalados como responsables de la desorganización. Es identificado como pieza del engranaje que va y le reporta a Ariadna “la nena” Luquín. A “panchito” se le recuerda por haber sido uno de los asistentes personal (una chamba parecida a la del clásico “guachoma”) del delegado, Paco Arreola y que por andar de grillo en horario de trabajo fue despedido.

Ese jueves, “el cachis” se dio gallo criticando el evento y  a quienes estaban al frente de la organización. El protegido de “la nena”, Panchito Rodríguez se apoderó de escenario y ya nadie le pudo quitar el micrófono. Su papel fue infame y hasta propio que algunos lugareños que todas las tardes platican y descansan en las bancas abandonaran la plaza.

En el arranque de campaña nadie cumplió sus metas. A “el cachis” le ofrecieron uno, dos o más camiones urbanos para llenarlos y de Ixtapa trasladarlos a Las Juntas. Apenas pudo reunir unas 20 personas y los acomodó en un camión azul y con esos llegó a criticar a todos. Por su parte, La Nena Luquín y Panchito si acaso llevaron a contadas señoras de la tercera edad con la promesa de darles su despensita en el abarrotes “Juan Carlos”.

En un mitin político se valen las comparaciones. El domingo pasado, Ramón Guerrero llevó su campaña a Los tamarindos y el fraccionamiento contiguo Costa Dorada. Ahí, David de la Rosa Flores, Eduardo Martínez y el propio “cachis” tomaron la responsabilidad de llevar acarreados de donde se pudiera. En el mitin final, luego de los recorridos y visitas domiciliarias, pudieron congregar algo igual a los asistentes a la plaza de Las Juntas. No dejó satisfecho al candidato pero le permitió presumir a “el cachis” haber cumplido. Le reviraron sus señalamientos con el agregado de haber ido a pedir chichi a operadores de Arturo Dávalos. En la batida de esa zona de Ixtapa fue el primer acto de Guerrero en donde fue visto Dávalos Peña.

Las críticas al equipo de campaña se centran en el ex delegado municipal, Jorge Gallardo Quintero. Lo culpa de todo. No le ayuda su distanciamiento con Paco Arreola, la Nena Luquín y con Lalo Croc. Ese es el gran problema de Ramón Guerrero y de todo el Movimiento Ciudadano en Las Juntas. Sus principales operadores andan de la greña. No hay trabajo homogéneo. Nadie se deja coordinar. Confiaron en el coordinador general de la campaña, Antonio Pinto Rodríguez pero este ha sido un fiasco. Nomás no puede poner orden en aquella demarcación.

Jorge Gallardo se hallaba en la ranchería Los Ocotes, allá por Talpa de Allende, cuando fue avisado del arranque de campaña e jueves 7 en Las Juntas. De aquella serrana comunidad es nativa su esposa Blanca –por cierto, el pilar más importante de la Asociación Solo con Voluntad- y realizaba labor social en apoyo a familias de Las Juntas que acostumbran en esas fechas de Semana Santa visitar a la virgen de Talpa. Lo llamaron y regresó a toda prisa para ayudar en organizar y acarrear asistentes al acto del inicio de la campaña del cual ni siquiera estaba enterado. Ahora tiene su compensación. Los mochilistas más enmochilados, con “el cachis” y compañía a la cabeza, le cargan la mano.

En Las Juntas los mochilistas están trensados en un duelo de egos y vanidades. A “el cachis” lo acusan de nomás presentarse como general y patrón. Jamás ha podido llenar los camines urbanos que le asignan para acarreados. Recibe una jugosa mesada, un pago que le da “el mochilas”. Exigió vehículo y la regidora Susana Rodríguez Mejía le consiguió una camioneta Jeep Liberty de color azul para trabajar en la campaña. Aun así, su trabajo deja mucho que desear y solo se dedica a grillar en el equipo.

Por su lado Ariadna “la nena” Luquín sigue en su nube y también se resiste alinearse y trabajar en equipo. Ella es de las que cree y piensa que trae la mayor parte de sus canicas en Las Juntas y se conduce como la reina de la fiesta. Ni siquiera en vida Don Carmelo García (quien por cierto es el dueño y presta la oficina donde despacha el coordinador Toño Pinto) fue tan odioso como “la nena” del abarrotes Juan Carlos.

Este sábado 14 se podría despejar algunas dudas y saber quién tiene la razón en este desgreñadero de mochilistas. Ramón Guerrero de nuevo regresa a Las Juntas. De acuerdo a la agenda disponible el recorrido inicia en la esquina de las canchas ejidales y terminará en la cancha de futbol La Leña del fraccionamiento San José. Van pues a terreno fértil, de un sitio de don Carmelo, la oficina donde despacha Toño Pinto, a una colonia en donde residen nuevos avecindados de Las Juntas.

Las Juntas es un punto rojo para el Movimiento Ciudadano. En las pasadas elecciones, las del 2015, Arturo Dávalos no pudo ganar pues fue derrotado por el priista Andrés González Palomera. El divisionismo de los naranjas viene desde hace años y no ha habido liderazgo capaz de unificarlos. No son pocos quienes acusan precisamente a Ramón Guerrero de ser la batería que contagió a los emecistas de esa demarcación e impide la cohesión.

En Las Juntas nadie se deja coordinar. Toño Lugo deja mucho que desear. Desde ya se augura que todos los demás candidatos, Arturo Dávalos y Luis Munguía, tendrán el mismo problema. Estos iniciarán su campaña el primero de mayo.

En la elección del 2012, el responsable de la campaña fue Eduardo Martínez. Tres años después, en  el 2015, se le asignó la responsabilidad a Susana Rodríguez. Los dos fracasaron. En el 2012 se ganó pero con escasos 250 sufragios arriba del PRI y tres años después, se perdió por unos 150 papeletas. A los responsables se les asignaron metas y el resultado fue muy por debajo de las expectativas.

Por el lado del PRI, han sido los mismos operadores políticos quienes han podido sacar exitosamente la elección local. Se reconoce ese talento a nuestro amigo, Tino Pérez García, Gregorio Velasco, la maestra Ángeles Benavides, el médico Ramón Corona, Fausto Alejo, el dos veces presidente del ejido, Jorge Mendoza, ayudados por el famoso “el Ruly” el del depósito de cerveza. Goyo Velasco por ahí anda coqueteando con la opositores, sentido porque siente el menosprecio y la frialdad del candidato priista, Roberto González, pero aun así, el resultado va a depender de que logren bajarle los humos a los engreídos generales naranjas. Si la nena no se baja de la nube, si “el cachis” se deja de andar de grillero y lo ponen a trabajar, si el profe Paco Arreola se despoja de su arrogancia y soberbia, quizá el MC obtenga un cómputo generoso en Las Juntas. Si nadie pone un alto a la chamusquina interna van a perder.

Revolcadero

La tarde del jueves fuimos enterados del fallecimiento de Obdulio Castro Mondragón. Fue dirigente de la Sección 136 del Sindicato de trabajadores de la industria gastro-hotelera de la CTM. En la última década se consolidó su liderazgo cuando Chuy, uno de sus hijos, asesorado por el menor, Rafa, se dedicaron al sindicato en Bahía de Banderas. A “El Yuyo” o “el general”, como también le decían los amigos nos unió una estrecha relación personal que trascendió a las familias. En particular, un solidario abrazo a Rafa y a Chuy, quienes de antemano saben mis aprecios al señorón que tuvieron de padre. Duela la partida de mi estimado “padrino del alma” como era el saludo a él. Fue, sino el primero, uno de nuestros grandes amigos al arribo del autor a Puerto Vallarta de un modo que hasta el jerarca de la CTM, Rafael Yerena nos hacía mofa. Se fue uno de los grandes, el más genuino y más natural, de quienes hicieron posible levantar ese imperio sindical de la calle Colombia. Nuestro más solidario abrazo a los hermanos Castro Vargas, que por tantas veladas sabatinas nos abrieron las puertas de su casa para ver peleas de box. En nuestra memoria quedaron las últimas charlas, en su oficina, en la Laguna, en el Outback, con Rafa a un lado.****** Acusamos recibo de una imagen. Abrimos el archivo y se trataba de un cartelón de campaña en donde destaca el rostro del candidato del PRI a la diputación federal, Cesar Abarca Gutiérrez. Al lado un manuscrito: “A este pendejo. ¿Para qué nos sirve? Solo para robar”, escribieron. Pareciera tratarse de un ejemplo más de vandalismo electoral. En esencia lo es. Sin embargo, nos presumen que hay indicios que apuntan se trata de otro caso más de guerra sucia que está en puerta contra Abarca y sospechan de estar atrás Ramón Guerrero y sus testaferros. Desde el primer día del arranque de la campaña por la diputación federal, circularon rumores de que “el mochilas” había emprendido una campaña de guerra sucia contra quien considera su principal adversario, el priista Abarca. La fotografía que verificamos ya circula en algunos cuentahabientes de redes sociales se asemeja a un bosquejo del arreglo sucio de la estampa institucional de Abarca. Es apenas una presunción pero si se trata de guerra sucia, a nadie asombra que ocurra lo que se advierte está por cumplirse.****** Admirable la entrega y compromiso con los suyos, con sus vecinos, la iniciativa de mi amigo Chava Rivera. El jueves se levantó con la idea en mente de organizar un gran evento juna fiesta popular, un baile con él y su banda al frente, con bandas y amigos invitados, y todos  juntos recaudar fondos para destinarlo el apoyo del Derek. Chava es músico, su oficio de toda la vida. Uno de sus vecinitos, Derek fue arrollado el lunes por un veloz vehículo en el crucero de la plaza de toros La Paloma. Había bajado dl camión ruta a Ixtapa y se dirigía  su escuela, el Cebetis 38. No hubo reacción humana ni maniobra del automotor capaz de evitar el impacto. Derek fue  llevado de urgencia el jueves a Guadalajara. Su estado de salud es delicado. Chava convocó a su gremio. Media docena se banderos ofrecieron tocar y apoyar. A media mañana, el mismo jueves, Chava confesaba su decepción. La delegada Gaby Duarte no pudo garantizarle conseguir sede para un baile popular. Nos pidió alguna ayuda a destrabar puntos insuperables, le abrimos línea para contactar a una amiga y en minutos se superó la  embarazosa tramitología. Ya quedará en el criterio de Chava agradecer a quienes le ayudaron en la organización y en facilitar los debidos permisos. El evento con causa en ayuda al jovencito Derek será este domingo, a partir de las 19 horas en el campo de beisbol de Ixtapa. La buena vibra, las oraciones de sus amigos de aula, el apoyo de Chava Rivera, impulsarán a Derek y va a recuperar su salud.