• Así lo considera el presidente del Consejo Coordinador de PV y BB

 José Fernando Ortega

 Puerto Vallarta es una ciudad que ha alcanzado estabilidad económica y laboral, que en estos momentos se refleja en una temporada baja que tiene mejores números en ocupación y flujos de visitantes en general que otros años, manifestó Arnulfo Ortega Contreras, presidente del Consejo Coordinador de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas.

El empresario consideró que eso debe darle confianza a la clase trabajadora, ya que la situación económica es muy importante porque dependemos de la visita de los turistas y a partir del 2013 las temporadas bajas no lo son tanto.

“La temporada baja se ha quedado atrás, ha funcionado la promoción en conjunto realizada por Puerto Vallarta y Vallarta Nayarit y eso nos permite dar una mejor calidad de vida a nuestros colaboradores”.

A ello se debe agregar que la profesionalización de las empresas permite ofrecer una situación laboral más adecuada para que el trabajador tenga un mejor desempeño y mejore su calidad de vida, derivada de que hay oportunidades para superarse.

“Las empresas trabajan en la capacitación de sus colaboradores a fin de que puedan tener mejores herramientas para poder ir escalando en la vida y generando un poco más de recursos para sus hogares”.

Indicó que la nueva cultura empresarial contempla trabajar más en la concientización del trabajador, en prepararlo para que pueda generar y escalar más y tener una mejor vida.

“Es importante también decir que en ocasiones el trabajador se resiste a capacitarse e incluso a salir adelante, lo vemos como una razón en el problema de las demandas laborales que no son otra cosa más que necesidades financieras que tiene el trabajador, pero como empresarios estamos trabajando, principalmente Coparmex y el Consejo Coordinador Empresarial, en darles esa oportunidad de capacitación”.

A la vez, dijo, los empresarios tienen que capacitarse para tener en orden sus negocios y evitar esas demandas que al cabo afectan a todos, además de cumplir con todos los compromisos que atañen a su plantilla de trabajadores, es decir, generar fuentes de trabajo con responsabilidad social.