Tamaño de texto


Javier Frias |

Solo entre 1 y 4 personas donan sangre de manera voluntaria en Vallarta

Este 14 de junio es el Día Mundial del Donante de Sangre, pero la cifra en esta ciudad es alarmante, pues la demanda mensual, tan solo en el Hospital Regional, es de alrededor de 150 unidades

Es imperante incrementar la cultura de donación de sangre en todo el país, pero sobre todo en Puerto Vallarta, donde el número de donadores voluntarios, tan solo en el centro de sangrado del Hospital Regional no supera los cuatro de manera mensual, cuando la demanda oscila entre las 150 unidades.

“Realmente la población mexicana tiene poca cultura de donación”, destacó el médico Darío Rondero León, responsable del servicio de transfusión sanguínea del Hospital Regional de Puerto Vallarta.

La Asamblea Mundial de la Salud, que es el máximo órgano de decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), designó que el 14 de junio de cada año se celebre el Día Mundial del Donante de Sangre, esto como muestra de reconocimiento y agradecimiento hacia los donantes de sangre de todo el mundo.

Poca cultura

Darío Rondero León, responsable del servicio de transfusión sanguínea del Hospital Regional Puerto Vallarta.

Al destacar la precaria cultura de donación que existe en México y en Puerto Vallarta, Rondero Léon explicó que la meta que marca la Organización Mundial de la Salud es que el 4% sea donación familiar y que el resto sea donación altruista, en este país “estamos a la inversa, el 90% dona para un familiar y solo existe entre el 4 y 7% (de donación voluntaria), así es que si hablamos de donación altruista, pues lógicamente la donación es muy baja”, explicó.

Por lo anterior, el médico de profesión destacó la importancia de los medios de comunicación para difundir la cultura de la donación, pues cualquier persona puede ser donadora desde los 18 años hasta los 65, siempre y cuando cuente con buen estado de salud.

Entrevista exprofeso por este día, Rondero León dijo que en Jalisco existe un Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea Jalisciense, desde donde se ha promovido las campañas entre las empresas que participan a las que se les certifica como empresas socialmente responsables.

En contraste, las donaciones altruistas que se reciben en el centro de transfusión sanguínea del Hospital Regional, son tan solo entre 1 y 4 al mes. “El resto son porque tienen un familiar hospitalizado, grave y necesita sangre. Casi casi de manera obligatoria se les exige la donación”, destacó.

Miedo, mitos y beneficios

Al cuestionarle ¿a qué se debe la negativa a donar?, el doctor explico que “principalmente es miedo. Todo mundo desde nacimiento le tiene miedo a las agujas. Hablas de agujas, de inyecciones y todos lo relacionan con miedo”.

El otro motivo de la poco donación “es el mito, el mito de que la donación te baja la energía, te pone débil, te hace engordar, hace que te de leucemia. Y esas son las preguntas que se hacen el momento de donar”, explicó.

El médico de profesión destacó que donar sangre beneficia a los donadores. “Recordemos que en la sangre vienen mucho compuestos que en la actualidad tenemos alterada, como el colesterol, el triglicéridos, la glucosa, y que al extraer sangre pues le bajamos los niveles”, explicó.

Otro de los beneficios de la donación altruista es que te practicas un examen general de tu cuerpo y sabes si estás sano. “aunque la donación no debe realizarse solo para hacerse los estudios gratuitos”, enfatizó.

¿Cómo incentivar la donación altruista?

Rondero León explicó que en Puerto Vallarta se ha implementado una campaña anual con la Universidad de Guadalajara, denominada “Leones de Corazón”, en la cual se promueve a que la ciudadanía se convierta en donadores voluntarios.

“Si logramos que la donación, por cultura a la edad de 18 años empiece a donar una vez al año, pues vamos dejando esa huella. Convencer a un adulto es más difícil que aun joven”.

Y es que cada donación ayuda a tres pacientes, es decir, “una donación nos puede ayudar a salvar a tres personas”.

La demanda

De acuerdo a las estadísticas del nosocomio, se requieren alrededor de 150 unidades de manera mensual. “A veces más, a veces menos, dependiendo del número de pacientes”.

Y a pesar de que no existe un alto porcentaje de donaciones altruistas, al momento de que se solicita sangre a los familiares de un paciente, se repone la utilizada. “Así como cuando se pide una cirugía programada, se solicita una reserva de sangre, y como en las mayorías de cirugías no se ocupan, es así como es así como la reserva se queda en el banco de sangre, pero realmente no es grande (la reserva), pero es de esa forma que se mantiene para las urgencias médicas”, explicó.

Dicha reserva está compuesta de unas 20 unidades de sangre de manera mensual, detalló Rondero León, quien destacó que por ello es necesaria la donación altruista, pues el número de urgencias siempre supera a las reservas.

Bancos y Puestos de Sangrado

El médico explicó que en Puerto Vallarta existe solo un banco de sangre y éste se ubica en el hospital San Javier, pero tanto el Instituto Mexicano del Seguro Social como el Hospital Regional, cuentan con sendos servicios de transfusión y puestos de sangrado.

«Los servicios de transfusión y puestos de sangrado sirven de manera local para el hospital (ya sea el Regional o IMSS), pero estos no pueden sacar la sangre del hospital a ningún particular u otra institución pública», pero los bancos de sangre, como es el caso del existente en el San Javier, tienen la capacidad de repartir sangre a otras instituciones, de tal manera que han existido casos que este banco ha prestado sangre al hospital regional cuando éste lo ha requerido, añadió Rondero León.

¿Por qué es importante donar sangre?

El médico de profesión lo resumió de una manera sencilla. “Porque no hay una sustancia que sustituya a la sangre. No la hay. Si un paciente necesita sangre, no hay una sustancia que la sustituya, por eso necesitamos de la donación. No hay otra manera de que una persona ayude a otra persona”, destacó.

Es preciso destacar que no todos los donadores que acuden terminan donado, para ello deben pasar un riguroso estudio que de no pasarlo, quedan descartados o, incluso existe la opción de la autoexclusión, la cual consiste en que el donante, decida de manera confidencial que no quiere que su sangre sea utilizada, ya sea por haber consumido algún tipo de droga, pero que al momento de donar, no quiso hacerlo de conocimiento.

“Estos casos se dan cuando el padre lleva al hijo y lo obliga a donar, pero éste consumió marihuana, por ejemplo, pero no quiso decirlo, pero de manera confidencial en el formulario determina que no quiere que se utilice su sangre”, eso es la autoexclusión, explicó Rondero León, quien invitó a acudir a donar sangre al puesto de sangrado del Hospital General, “sin miedo”, con el pleno conocimiento que su donación salvará vidas.

El dato
En Puerto Vallarta, tan solo en el puesto de sangrado del Hospital Regional, de manera anual, se reciben alrededor de 1800 donadores (voluntarios y solicitados), de los cuales pasan solo unos 1200 o 1100, es decir, solo siete de cada 10 se convierten en donadores efectivos, por lo cual la necesidad de donantes es de suma importancia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *