Tamaño de texto


Javier Frias |

Proyecto de Unidad Deportiva amenazaría entorno del estero El Salado, advierte Jaime Torres

La creación de una unidad deportiva en su espacio, afectaría a la flora y fauna de esta área natural protegida, la cual ha sido amenazada tanto por la contaminación como por el crecimiento urbano

De crearse una unidad deportiva dentro de los terrenos del estero El Salado, esto vendría a afectar al entorno de esta área natural protegida que con el paso de los años ha sobrevivido pese al embate de la contaminación como al desarrollo desmedido del la ciudad.

Y es que existen registros que el área natural de lo que hoy es el estero El Salado, comprendía con el parea que actualmente ocupa Boca de Tomates, sin embargo, el crecimiento de la franja turística mutiló este ecosistema, fraccionándolo y dejándolo dentro de la mancha urbana.

El proyecto

Es preciso recordar que el pasado 11 de mayo, el alcalde Arturo Dávalos Peña junto con el gobernador del estado Enrique Alfaro Ramírez, reiteró la intensión se crear dentro del área del estero El Salado una Unidad Deportiva, para lo cual ya se estaba entablando acuerdos con el gobierno del estado para ello.

“Hemos platicado, hemos analizado temas prioritarios para nuestro destino turístico y estoy muy contento porque estamos trabajando ya en un proyecto en lo que es el estero El Salado, en donde tendremos que definir algunas zonas en donde podremos quizás instalar una unidad deportiva en un área que es muy conveniente para todos nosotros que nos hace falta aquí para todo Puerto Vallarta”, dijo el alcalde en un video difundió en redes sociales por el gobernador del estado.

La amenaza

Al respecto, Jaime Torres Guerrero, director de área natural protegida del estero El salado, dijo que de realizarse este proyecto, se afectaría la flota y fauna del entorno, sobre todo, en la zona donde se reproducen y crecen los cangrejos.

“Nosotros hemos detectado que en Puerto Vallarta ya no hay tantos cajos (cangrejos) como antes. Los Cajos no viven en el estero, viven directamente en las áreas que no se inundan y que están cercanas al estero (…) esta es una área donde se reproducción de los cangrejos”, explicó Torres Guerrero, quien por lo que llamó a evaluar si realmente vale la pena las afectaciones al medio ambiente por una unidad deportiva, pero al final “el que lo valida es la misma autoridad”, añadió.

La zona especifica del proyecto, según indicó el biólogo, es la aledaña a la subestación de la Comisión Federal de Electricidad, ubicada a un costado de la avenida Politécnico, donde se ha intentado concretar la obra hace al menos al menos dos administraciones estatales.

Desvalorado

Es preciso destacar que así como se pretende la protección de la montaña de Puerto Vallarta, por su belleza en el entorno que es el principal atractivo turístico de la ciudad, el estero El Salado debería ser también valorado, pues no olvidemos que este lugar fue el que en marzo pasado contuvo los millones de litros de aguas negras que se derramaron tras el rompimiento del colector Centro-Norte de Seapal.

Asimismo, esta área natural protegida, hoy reducida a unas cuantas hectáreas, es el principal pulmón urbano de Puerto Vallarta y hábitat del cocodrilo y cientos de especies más, mismo que con el paso de los años ha sido amenazado tanto por la contaminación, como por el propio crecimiento urbano de la ciudad que hoy sigue amenazándolo con desaparecerlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *