Tamaño de texto


Martha Ramírez Ruiz |

Por proceso burocrático, no hay certeza sobre reapertura de negocios no esenciales que están “por tronar”: Canaco

Incertidumbre debido a complicaciones burocráticas en el proceso para obtener el Distintivo de Apertura, asegura María Fernanda Arreola, presidenta de la Canaco

A más de una semana que comenzó la Fase 0 para la reactivación económica, no hay certeza sobre la reapertura de los negocios de giros considerados no esenciales, debido a las complicaciones burocráticas que se enfrentan en el proceso para obtener los Distintivos de Apertura, afirmó María Fernanda Arreola Bracamontes, presidenta del consejo directivo de la Canaco Servitur.

Arreola Bracamontes, dijo que pese a la urgencia de reiniciar actividades y la disposición para cumplir con los lineamientos de los protocolos sanitarios de este sector, se ha complicado el proceso para obtener el Distintivo de Apertura que es obligatorio para que puedan trabajar.

La dirigente del comercio organizado, indicó que para comenzar la saturación de la página para hacer los registros para este trámite ha complicado la obtención de este distintivo, aunado a los requisitos que deben cumplir que implica hagan gastos que después de más de dos meses cerrados, que van desde tapetes especiales al acceso de los negocios “quizá 500 pesos para una gran empresa no sea mucho, pero sí para los microempresarios que tiene meses sin ingresos”.

Asimismo, lamentó que no haya habido respuesta a la disposición de la Canaco para coadyubar a la autoridad en este proceso al enfatizar que no se trataba de ser intermediarios, sino apoyar a agilizar la obtención de los distintivos que han resultado complicados y engorrosos.

Hizo referencia que según el gobernador hay a 1 mil 500 registros para conseguir el holograma que permitirá a los negocios no esenciales reiniciar actividades. Pero que no se ha dejado en claro quienes serán los inspectores que verifiquen el cumplimiento de la carta compromiso para implementar los protocolos sanitarios, si serán los de la STyPS o solo lo harán los inspectores municipales.

“Quizá nos confundimos”, ironizó Arreola Bracamontes al comentar sobre la confusión de que se haría la reapertura de esos negocios el pasado 18 de mayo como anuncio inicialmente el gobernador, Enrique Alfaro y luego rectificó que esa fecha era para iniciar el proceso para obtener los distintivos de apertura.

Hasta el momento, ninguno de los aproximadamente 60 socios de la cámara de comercio que han comenzado con este burocrático tramite han sido visitados por inspectores, ni les han dicho para cuándo obtendrían el holograma.

Arreola Bracamontes, indicó que no pueden arriesgarse a abrir esos negocios sin contar con el Distintivo de Apertura porque se exponen a multas y hasta la clausura.

Situación que vendrían a agravar la desespera situación que enfrentan las micro y pequeñas empresas “que están por tronar” por la crisis económica que provocó el coronavirus, concluyó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *