Tamaño de texto


Martha Ramírez Ruiz |

Persiste desconfianza de morenistas a encuestas para definir dirigencias; “se podrían manipular”, dicen

Tras anulación del proceso interno de Morena por el TEPJF, militantes piden que se repongan las asambleas para que decida la militancia

Al abrirse la posibilidad de definir las dirigencias del partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a través de encuestas, luego de la anulación de su proceso interno por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Afloró la desconfianza que persiste entre morenistas sobre las encuestas “por las malas experiencias” y “porque se podrían manipular”.

De acuerdo a los resultados de un sondeo entre militantes de Morena, en su mayoría externaron su rechazo a las encuestas y se pronunciaron porque se repongan las asambleas para que sea la militancia la que decida a sus próximos dirigentes.

Consultados al respecto, una docena de militantes del Movimiento de Regeneración Nacional, prevaleció la resistencia que tienen –sobre todo entre fundadores de este partido en Puerto Vallarta- al método de encuestas “por las malas experiencias” que han tenido en la definición de candidaturas a la alcaldía por medio de encuestas.

A la pregunta de posibles encuestas o la reposición de asambleas, tras la anulación de su proceso interno por el TEPJF, a una docena de morenistas.

Entre los entrevistados, sobresalió el ex presidente fundador del único Comité Directivo Municipal de Morena, Oscar Pérez Ortiz, quien recordó que desde siempre ha pugnado por los procesos democráticos en que sea la militancia la que decida.

“Prefiero la reposición de asambleas. Siempre ha propugnado por sistemas de elección donde los militantes tengan la capacidad de definir quien los representa”, resaltó Pérez Ortiz.

De igual manera se pronunció otro de los fundadores, Pablo Ruperto Gómez Andrade al poner en duda la confiabilidad a encuestas “que se podrían manipular”, puntualizó.

Gómez Andrade, comentó que le dejo desconcertado la anulación del proceso, “con un sinuoso y pedregoso camino en la organización de Morena que busca un cambio profundo”.

De las malas experiencias que coincidieron la mayoría de los entrevistados, refirieron a la que supuestamente se aplicó para determinar a quien fuese el primer abanderado de Morena a la presidencia municipal en 2015, Juan Ramón de la Mora, quien no alcanzó ni una regiduría ya que al no haber consenso, no generó trabajo en torno a esa primer candidatura por encuesta.

Asimismo, en 2018 fue mediante otra encuesta que se le dio la candidatura a Laurel Carrillo Ventura “que ni militaba, ni se identificaba con los morenistas”, recordaron.

Otro morenista escéptico a la confiabilidad de las encuestas es Rocky Nick Santana, “estas se pueden manipular”, dijo que aunque se daría un “voto de confianza” al CEN de Morena, preferiría que se repongan las asambleas.

De igual forma se pronunció, José Luis Pelayo Barraza, dijo que “preferiría la elección ya que la gente quedaría más conforme y estaríamos apoyando la democracia”.

Algunos de los morenistas consultados, también lamentaron “el desaseo que se dio en este proceso”, “no estamos de acuerdo como de han llevado este proceso”, “que desastrozo fue como se reventaron las asambleas en Jalisco”.

También se consultó a militantes de nuevo cuño que han sobresalido por su activismo, como es Mónico Cervantes Ruiz, quien a diferencia a la decena de fundadores que son renuentes a la aplicación de encuestas, él se pronunció a favor de ese procedimiento: “Lo mejor sería por encuestas. Ya que es padrón no es confiable. Esa es la razón, ya que es padrón no es confiable por el momento”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *