Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Los sueños guajiros de “el junior” Calderón de ser el candidato de Morena

CONTEXTOS

Es lo último de Juan Ignacio “el junior” Calderón Ibarría. Apenas devoró imágenes de los grupos morenos que el sábado viajaron a Guadalajara para reunirse con Bertha Luján y Alfonso Ramírez Cuellar confió a sus íntimos que pronto dejará el cargo en el gobierno estatal para irse a Morena y ya adentro, disputar la candidatura a la alcaldía.

Tienes seguidores y hay ingenuos que le creen su cuento de tener todas las posibilidades de abanderar a los morenos.

En la visita de la maestra Luján Uranga y el barzonista Ramírez Cuellar, el nieto de Efrén Calderón Arias cree haber hallado la fórmula. Ahí noto el divisionismo de los morenos vallartenses y en esas fracturas internas observa su fortaleza. Se asume como el líder capaz de reunir a todos y llevarlos a la victoria electoral en el 2021.

Morena es un partido que atraviesa por la balcanización de las izquierdas. El antepasado fin de semana, el grupo de Bertha Luján maniobró para, a través del Consejo Nacional, desconocer a Yeidkol Polevnsky como presidenta del Comité Ejecutivo Nacional y nombró al diputado federal Alfonso Ramírez Cuellar como nuevo dirigente. Pero el martes, Polevnsky acudió al Instituto Nacional Electoral para realizar algunos cambios de su Comité y el INE contestó por oficio el miércoles satisfactoriamente. Para ella y su grupo fue una confirmación de ser ella la legítima y legal dirigente de Morena y el barzonista un espurio.

Pues bien, a ese dirigente espurio, como le llaman muchos morenos, fueron algunos vallartenses a saludarlo en Guadalajara. A la cabeza de esos morenos fue la diputada federal, Lorena del Socorro Jiménez Andrade. También se unió al coro el regidor Cecilio López Fernández y José Luis Pelayo Barraza, a quien también la han hecho creer tiene talla para alcalde o diputado.

El diputado local, Bruno Blancas hasta presumió a otros niveles haber sido él quien los acarreó desde Puerto Vallarta. Blancas Mercado reclama también el derecho de ser el candidato a la alcaldía para el siguiente año. Por sí mismo, la diputada Jiménez, tampoco al regidor Cecilio, tienen el poder para reunir gente y traerlos a Guadalajara, presumió al equipo de la maestra Bertha Luján.

Pero en Puerto Vallarta se quedó el grueso de la militancia morena. La pandilla que responde a los designios de la regidora Laurel Carrillo Ventura desconoce a Ramírez Cuellar y cuestionan la ligereza de quienes hicieron el viaje. Otro grupo, “los pacos”, mantienen su lealtad a la Polevnsky. La corriente de Mónico Cervantes Ruiz atendió las indicaciones de su dirigente estatal, Hugo Rodríguez Díaz y mantuvo una posición “institucional”.

En otras visitas, Hugo Rodríguez criticó y desconoció el activismo y reuniones de Bertha Luján. En esta ocasión hasta les deseó “un buen paso por Jalisco” y solo tuvo palabras para tacharlos de personajes en lucha por la dirigencia nacional. “Abrazos, no balazos”, escribió el viernes.

Bien, cuando Morena vive momento de “balazos” y no de “abrazos”, que “el junior” Calderón Ibarría son las mejores condiciones para saltar del Movimiento Ciudadano a Morena. Se cree con tamaños para conquistar a los morenos y convertirlos en súbditos y leales serviles a él.

Ignoramos quién o quiénes son los asesores del muchacho. Llegó al MC apadrinado por Ramón Guerrero Martínez y juntos negociaron hace poco menos de tres años irse juntos a Morena. La negociación no prosperó porque “el mochilas” exigió todas las candidaturas, poner él a los candidatos a alcalde de todos los municipios del distrito. No sabemos a ciencia cierta si “el mochilas” está atrás del “junior”, pero no es descabellado que lo esté. El de Ayutla es una bestia insaciable de la política y ha sentido el desprecio de Luis Munguía, el otro de sus entenados políticos naranjas.

Unos días atrás nos relataba un usuario de los programas de gobierno que pasan por la oficina de Programas Sociales del edificio de la Unirse, donde despacha Calderón Ibarría, que éste prácticamente se ha desentendido de sus responsabilidades. Nos dijo un empleado estatal: “anda vuelto loco el muchacho, haciendo campaña y formando estructura”.

En su oficina no despacha. Quienes lo buscan, nunca lo hallan. En la oficina de la Unirse hay puros grillos y grillas, gente maldienta, muchos holgazanes, nos reportaron. Cuando la entrega de boletos a adultos mayores fue un caos. Ahí nada pone orden, ni el jefe del chiquillo del sombrero, ni Oscar Pérez ni “el Chalova”.

Antes del fin de semana y de la visita de Bertha Luján y Ramírez Cuéllar, nos habían adelantado que “el junior” analizaba la decisión de saltar del barco naranja y treparse al moreno. Y como en las fracturas expuestas el sábado, cree son las inmejorables condiciones para erigirse en el mesías tropical de todos los morenos vallartenses.

En los días anteriores, Calderón Ibarría se dedicó a organizar una estructura personal, distante al MC y también de Morena y a sus seguidores les reiteró que pronto renunciará a su trabajo en el gobierno estatal para integrarse a Morena. Seguidores ciegos e ingenuos le creen y han dicho estar seguros que el muchacho será el candidato de Morena. De prueba están algunas fotografías en donde aparecen estampas de un sombrero con la frase “ni un paso atrás”. Es una calcomanía blanca pegada a vehículos.

No sabemos con qué bases un portal editado desde Mascota tomó su nombre para colocarlo al lado de otras figuras de Morena e intentó un sondeo para medir la popularidad. La “encuesta” es descalificada por militantes de Morena por ser “proselitista” y promover al “junior”.

Juan Ignacio Calderón es una creatura con sello de manufactura de Ramón “el mochilas” Guerrero. En otras condiciones, a cualquier otro, ya lo hubieran puesto de patitas en la calle. Para suerte de él, el diputado Luis Munguía considera que despedirlo juega en contra de su imagen y cual dama enamorada, literalmente es quien le ruega que no se vaya de su lado, que se queda en el MC, con la chamba, y le ayude a su proyecto.

Nosotros resumimos todo en una frase: “esos seguidores que tiene ya le llenaron el cerebro de humo, ya le hicieron creer que es la última Coca Cola del desierto. Al final, los van a utilizar para negociar alguna posición”.

Esa negociación, bien se podrá darse en el MC pero también en Morena.

Revolcadero

La semana pasada provocó una polvareda la noticia de que el titular de la Octava Región Sanitaria, el doctor Jaime Álvarez Zayas abandonaba su cargo para irse a las oficinas centrales de la Secretaría de Salud. En su lugar llegó otro doctor, éste Armando Pérez Oliva, quien entre sus cartas de presentación había sido presidente municipal de Autlán. A la noticia se le dio la lectura normal. Al doctor Zayas se le premia su trabajo y lo promueven a una posición de más alto rango. Y en ese lugar, el gobernador Enrique Alfaro y su equipo, acomodan otra pieza leal al equipo político. Nos han dado un dato que nos resulta interesante. Sucede que a Zayas lo removieron de la Dirección de la Octava Región Sanitaria por haber adquirido ese virus grave, la de estar calenturiento para postularse a la candidatura a una diputación. Que a los altos mandos no les gusto sus intenciones y regresaron a Guadalajara. Podemos agregar que algunos amigos y amigas de Zayas nos habían hablado maravillas de su persona. Más allá de esos dos comentarios anecdóticos, no disponemos de otros datos para presumir que es certera la afirmación que nos hicieron llegar el fin de semana.******** Como cada semana, este lunes 10 se realizó la Reunión de autoridades e integrantes del Consejo Regional de Seguridad Pública. Los alcaldes de Puerto Vallarta Arturo Dávalos, y de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez Gordián encabezaron los trabajos en ausencia de su homónimo de Tomatlán, Jorge Luis Tello García. Frente a mandos militares y navales, el edil vallartense destacó que “se evaluaron y monitorearon las estrategias implementadas en los tres municipios de la costa de Jalisco para mejorar y delinear nuevas estrategas para un combate más eficaz de los delitos de quienes infringen la ley”. El anterior es un extracto de un boletín de prensa. En una de esas reuniones, los representantes de las fuerzas armadas informaron tener información de que los violentos sucesos de grupos civiles y fuerzas armas se deben a diferencias entre familias y grupos delincuenciales.*******  La tarde ayer otra vez fue puesto a prueba la avenida de ingreso norte a la ciudad, ahí de entre el aeropuerto al puente del río Ameca. La vialidad fue un caos poco antes del anochecer debido a un accidente vial a la altura del puente. Fue el mismo sitio que el fin de semana ocurrió otro incidente que provocó embotellamiento vial. A media semana, se colocaron topes en el crucero de Las Juntas y también esa zona se volvió un viacrucis vial. Eso nos hace pensar en la importancia que tendrá construir el nuevo puente del río, anunciado ya con recursos federales y de los gobiernos de Nayarit y de Jalisco. No hay que ir muy lejos. El callejón sacacosechas que habilitan los ejidos de San José del Valle e Ixtapa, el famoso “Paso del Guayabo”, es de mucha valía para aligerar el tráfico vial entre Bahía de Banderas y Puerto Vallarta. Ayer, gracias a las atípicas lluvias de la semana pasada, esa ruta alterna no fue opción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *