Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

La millonaria deuda del ‘winnie pooh’

El documento no deja lugar para las dudas. Zamora Cuevas Oscar Daniel “debe” (saldo actual) 1 millón 560 mil pesos al gobierno municipal.

Lo anterior es un dato obtenido de un expediente que es público registrado en la entrega-recepción que comprende el periodo 1 de enero al 30 se septiembre del 2018.

Es la gráfica del análisis de saldos contables. En el abultado libro de la entrega-recepción se destaca la deuda del actual director del Instituto Tecnológico “José Mario Molina Pasquel” Campus Puerto Vallarta. Es una antigua deuda que data de los tiempos de Ramón Guerrero Martínez pero que con el paso de los años no se ha borrado la huella y en cada cambio de administración se consigna como una herencia.

En la entrega del alcalde interino, Javier “El Pitas” Pelayo a Arturo Dávalos Peña se consignó la deuda e inclusive fue citado Zamora Cuevas para aclarar su deuda. En las últimas semanas de septiembre, ya el año pasado, la deuda del motejado “el winnie pooh” volvió. Sin embargo, ya no ha vuelto a ser requerido. Tampoco se le ha denunciado. Es más, ni siquiera se ha valorado abrirle una carpeta judicial por el gasto nunca aclarado ni justificado.

Allá por septiembre pasado, cuando se apuró al coordinador del Instituto Municipal de Atención a la Juventud, Fernando Carrillo Flores, se hallaron algunas anomalías y se consignó en el expediente de la entrega recepción. Fue un diferendo del equipo y mobiliario. Carrillo Flores acudió personalmente a presenta la “denuncia por un faltante de equipo y mobiliario que no corresponde al inventario de Patrimonio Municipal”. Faltaban 26 monitores, 3 mesas, una pantalla para proyección con tripié, pizarrón de corcho, 5 reguladores, un reproductor de dvd, 3 sillas, entre ellas una secretarial.

En la entrega recepción de Fernando Carrillo al contralor Fernando Peña Rodríguez, el primero consignó: Fue un robo “atípico” y ocurrió en el mes de febrero.

Lo del faltante de equipo y mobiliario en el Instituto de la Juventud no se judicializó. El trámite se cumplió en el área de Atención Temprana de la Dirección Regional Zona Costa Norte de la Fiscalía del Estado. Se abrió un acta de denuncia pero no pasé de ser una “carpeta no judiciable anotó el fiscal adscrito a dicha área Pedro Córdova Aréchiga.

Lo del robo o faltante de equipo y mobiliario parece también ser el destino del faltante del millón 568 mil pesos que se le reclama a comprobar a Oscar Daniel Zamora Cuevas. Si se valoró o no la posibilidad de requerir el rembolso por la vía no lo sabemos. Que camina la denuncia dependerá de ciertos factores o soporte documental como pudiera ser la existencia de algún pagaré. Sin embargo, cuando el asunto estuvo en las manos de Ramón Guerrero éste se limitó a dejar pasar el tiempo y nunca exigirle a su discípulo responder por el dinero. Si Fernando Carrillo denunció lo del presunto robo y no lo del adeudo del “winnie Pooh” Zamora, difícil será reclamarle por la vía voluntaria. Su protector “el mochilas” le brindó todas las facilidades y pues ahora el muchacho que despacha al frente del Tec está cebado.

En el análisis de saldos contables con corte el 30 de septiembre pasado hay diversos nombres de personas físicas con gastos por justificar. El propio Arturo Dávalos Peña y su secretaria particular ahora regidora, deberían aclarar poco más de 8 mil pesos cada uno; Raúl Juárez Ruiz, 35 mil del águila; Moisés Heriberto Santana Solís no comprobó al día gastos por casi siete mil pesos.

Los nombres anteriores y otros de un listado de 27 servidores públicos presentaron en el transcurso del anterior ejercicio gastos a justificar pro cantidades muy superiores al saldo del último día de septiembre. Esta observación demostró que todos estaban ocupados por aclarar si dispendio. Ese no es el caso del director del Tec que en unos cinco años no mostró ni voluntad ni disposición por aclarar en qué se gastó ese millón y medios de pesos.

Si por breve que fue su paso por la administración municipal, “el winnie pooh” Zamora hizo magia y desapareció el presupuesto de todo un año del Instituto de la Juventud, ahora que apenas tiene unas cuantas semanas al frente del Tec de Vallarta ya ha dado pasos en el mismo sentido. El personal docente está temeroso desde su designación pues lo saben bien apadrinado por el diputado local Luis Munguía. Ni bien se instalaba en la oficina del director y con una ronda de jovencitos impuso un escenario festivo.

Zamora Cuevas de buenas a primeras le entró a la buena onda con José Roberto Ramos Vázquez y los dos muchachones se entendieron de maravillas. El Robert es un egresado de la Universidad Arkos y fue secretario privado de Roberto González Gutiérrez cuando éste hizo campaña por el PRI para la alcaldía. El regidor se inclina a Morena pero los naranjas le arrebataron a su secretario y ya es parte de la cofradía rosita del “Winnie pooh” Zamora, una de las células que le responden a Munguía. Se rodeó de un equipo de jóvenes como Iván García Delgado, Antonio Estrada, Germán Jiménez y Asdruval Ortiz Cuevas. El último es el hijo de Lino Ortiz y la maestra Yolanda Cuevas.

Los muchachos del círculo íntimo del director del Tec son bien premiados. Roberto Ramos es jefe de Vinculación aunque por su lado se presume su director de Vinculación, Mercadotécnica y Relaciones Públicas. Ahí despacha codo a codo con Lucía Leyva Luna y Paula Grajeda Villa, las jefas respectivas de las División de Administración y Finanzas y Recursos Humanos y Servicios Generales.

Pero los espacios no le ajustan a Zamora Cuevas para acomodar a sus chiqueados. Ya tiene ahí a Juanito Olvera, se lo quita al PRI, pero no sabe todavía donde acomodarlo. De la Universidad de Guadalajara se jaló al “güene Marcial Carrillo. Luis Munguía está por cerrar pactos políticos con priistas y planea atiborrar planteles de educación media y también al Tec con todo el equipo de amigos leales a Adrián “el archi” Méndez. Ya antes hemos dado al menos una media docena de nombres de priistas y varios de ellos se les prometió abrirles espacios en el Tec.

Decíamos líneas arriba que los más altos directivos, jefes de divisiones, coordinadores, responsables de áreas, han sido literalmente aterrorizados desde la llegada del nuevo director. Temen perder su trabajo y no a manos precisamente de profesionistas de nivel. Temen ser desplazados por activistas y no por académicos de excelencia.

El equipo de Silvia Elena Flores García en la División de estudios profesionales, en donde mucho han aportado, Reyna Lobos y Gloria Osuna, Febe López Cecilio, Karina Vidrios, apoyados por los psicólogos, Oswaldo Rojas y Elisa Hernández, corre riesgo de desaparecer.

La División Académica, cuyo equipo de trabajo es liderado el ingeniero José Roberto Arce Ureña y en donde destacan Miriam Ayala, Ana Cecilia Joya Aracely Flores y Fabián Padilla y los coordinadores Raúl Arzeta, Carlos Quiroz y Aldo Hernández, también son plazas codiciadas por los amigos del director.

A estas alturas es probable que los despidos estén por ejecutarse. Ahora impactos en la División Académica, Ciencias Industriales, Sociales y Administrativas, y ni el responsable Jorge Gómez Enzo tiene asegurada la chamba. En cualquier momento pudiera anunciarse despidos en el área de Investigación y Postgrado donde la responsable es María Eugenia Rodríguez García.

El Instituto Tecnológico “José Mario Molina Pasquel” Campus Puerto Vallarta cumplirá en septiembre próxima 20 años de su fundición. Para quienes pusieron su granito de arena y consolidarlo, debe ser triste la amenaza de verlo convertido en una institución manos donde los intereses político prevalezcan por encima de los intereses académicos.

REVOLCADERO

No es cosa de todos los días que los regidores acuerden en comisión citar a un funcionario municipal pero eso aprobaron esta semana los miembros de la Comisión de Participación Ciudadana, llamar a comparecer al director de Desarrollo Social Rodolfo Domínguez Monroy. Que ya desde el mes de noviembre del año pasado le solicitaron a Domínguez información detallada de las renovaciones de las juntas vecinales en Las Juntas y que pasados cuatro meses, el funcionario o ha tenido esa atención. El presidente de la Comisión Roberto González Gutiérrez presentó un informe semestral y adujo que para elaborar un diagnóstico más preciso del estado que guardan las juntas vecinales es necesario información de la Dirección de Desarrollo Social y al calor de la discusión se acordó llamar a comparecer a Domínguez. Los regidores de dicha comisión son Jorge Quintero Alvarado, Eduardo Martínez Martínez, Luis Michel Rodríguez y el panista Saúl López Orozco, presentes en la reunión de trabajo votaron a favor de llamar al director. El moreno Cecilio López y la morena, Laurel Carrillo brillaron por su ausencia en esa reunión de trabajo. Días atrás consignamos en este espacio el malestar de algunos vecinos de la colonia Villa de las Flores porque ahí tratan de imponer a un tal Agustín Cárdenas al frente de la Junta de Vecinos. El ejecutor sería el coordinador del sector, Jaime González.****** Como que la psicosis hace mella en los vallartenses y los hace ver lo que no es. Vecinos de la colonia Lázaro Cárdenas llamaron para reportar a la policía que en una finca había muchos menores de edad y que eran maltratados. Bueno, reportaron que no les daban de comer y que se explotaba a los menores. Pero todo resultó falso y pues no había abusos contra menores y el infundió fue un mal entendido. El reporte policial indica que a las 08:30 de la mañana, reportaron al 911 desde la calle República Dominicana entre Cuba y Las Américas de la colonia Lázaro Cárdenas, que desde hace seis días observan que en ese domicilio hay aproximadamente 10 menores entre 8 y 10 años. Que mujeres y hombres duermen en el suelo en colchonetas, y que afuera de la casa hay siempre hay sujetos cuidándolos. En este momento hay dos sujetos uno de playera tinta y pantalón de mezclilla con tenis de color negro; otro de pantalón de mezclilla y sudadera tipo camuflaje con gorra negra. “En ocasiones dejan a los menores sin desayunar y comer, que hasta en la tarde llegan sujetos en camionetas de modelo reciente a dejarles dinero. Por la tarde los dejan salir, pero siempre observándolos y entre ellos hay una mujer ya mayor, dijo el informante”. Por lo menos acudieron al llamado tres patrullas. En la casa hallaron a la señora Elizabeth Bania, madre de tres menores y que dijo que a veces se quedan otros niños de la familia por problemas familiares en Nayarit. Total que nada de lo reportado. Y quienes pagaron los platos rotos fueron dos desconocidos que le echaban agua al bule y pues se pusieron agresivos con los genízaros y estos cargaron con ellos y mandaron al corralón a una troca aperlada.******Vaya. Algo no carbura bien con don AMLO. Eso de venir a Guadalajara y decir que Enrique Alfaro es un buen gobernador puede revelar que nuestro presidente de la republica anda en el mismo canal con el señor Trump. Nos habíamos quedado, que Alfaro era un traidorzuelo y de ahí pal real. Pero pues no, Alfaro es el mejor gobernador del país. No queda más por decir. Pero eso que vino a decir, que le crean los chairos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *