Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

La estrategia  financiera “Gio” y  “Moches” en Seapal  a favor de Munguía

CONTEXTOS

Gerardo Sandoval Ortiz 

Los “asesores” financieros del diputado, Luis Ernesto Munguía González tienen urgencia y desde el Seapal ocurren negociaciones que se traducen en “moches” para engordar la polla y cubrir los millonarios gastos de la anticipada “precampaña” del legislador en su búsqueda de la alcaldía.

A un mes del término para trasladar la administración y operación de la paraestatal al municipio se ha podido detectar diversas compras de material y herramientas “para todo el año”. Otras compras están ahora mismo en proceso de “trámite”. Ahí se generan ingresos de algunas decenas de miles de pesos al aplicar la consabida cuota del 15 por ciento por “comisión”.

La siguiente historia fue relatada por un inversionista que pidió su anonimato toda vez que tiene en trámite su solicitud para incorporar su desarrollo a la red de agua y drenaje al Seapal. Tiene fundados temores que de conocerse su identidad habrá represalias.

Contó el inversionista que acudió a la paraestatal a solicitar un presupuesto para su incorporación a la red del sistema. Recibió una cotización “millonaria” y como se le hizo muy elevado solicitó una revalidación de su pago. En las oficinas del Seapal le comentaron que una persona lo buscaría para negociar. De acuerdo a la versión del empresario, sería Jorge Luis García Delgado, “el gío”. El ex gerente de Calificación y Catastro cuando César Abarca Gutiérrez y Andrés González Palomera dirigieron al organismo, lo invitó a dialogar asegurándole que él le podría ayudar a reducir el pago por el derecho a conectarse a la red de ductos del Seapal. Le ofreció una garantía de bajarle en la mitad la cotización original.

Además, “el gío” le habría explicado que una parte de “la quita” o monto reducido, se los debería entregar en efectivo, recursos previstos que serían destinados para “la campaña” de Luis Munguía. De acuerdo a la versión, el “moche” rondaba en los dos millones de pesos. En funciones de interlocutor y promotor de Munguía, “el gío” hasta le habría bromeado con un “tendremos un amigo de presidente”.

El inversionista expresó que le preocupaba que una vez que Munguía llegara en otras instancias y trámites municipales donde se revise su incorporación y le resulte contraproducente pagar “el moche” por ahorrar un dinero y acabe pagando el monto de la cotización original. De lo fraudulento de la propuesta, ya ni quiso comentar nada.

En la estructura administrativa del Seapal hay un funcionario central que opera todo el engranaje. En ese tipo de operaciones juega un rol, preponderante el “Contralor  Jaime Castillo Pesado. De él nos dicen que “por adelantado avala todo”, todas las compras anuales anticipadas y también cualquier acuerdo que concrete “el gío”.

Naturalmente, el diputado Munguía por lo menos está enterado de todo y es quien consiguió los vistos buenos desde el palacio de gobierno.

García Delgado, quien fue regidor por el PRI en el trienio 2006-2009 dedicó casi seis años en una gerencia de Calificación y Catastro y conoce todo el manejo del Seapal. Si está operando cual si fuese funcionario del organismo operador del agua lo haría con el consentimiento de Munguía. Nos han asegurado que ha sido provisto del listado de todas las incorporaciones pendientes por incorporarse a la red del Seapal y con la ayuda de empleados menores afines a Munguía, se dedica a buscar a dichos inversionistas para ofrecerles ayuda en sus trámites. Les lanza un gancho tentador: hay descuentos, aprovechen, antes de que el municipio toma la administración.

Los aportes de sus aliados los priistas le reditúan a Munguía recursos frescos para costearse sus millonarios gastos. Muy probablemente con dinero procedente de este tipo de negociaciones se financió le fiesta de su anticipado cumpleaños semanas atrás.

En aquella fiesta en el corralón de Armando Villaseñor, cuyos cálculos de gasto se estimaron en unos dos millones de pesos, estaba García Delgado y también el jerarca obrero, Rafael Yerena Zambrano. Se presume que el propio dirigente estatal de la CTM por lo menos está enterado de los millonarios “moches” que gasta Munguía.

Cuando buscamos información sobre el tema, una fuente nos aseguró que si “el gío” opera en favor de Munguía, lo hará por órdenes precisas de Yerena y que inclusive el gobernador Enrique Alfaro está enterado y ha dado visto bueno para generarle cursos a Munguía. Inclusive, el gobernador pudo haber hecho la petición de involucrar a sus amigos y aliados priistas.

Preguntamos de Jaime Castillo, que de periodista saltó a ser funcionario público y de entrada nos recordaron que se trata de un funcionario impuesto por Ramón Guerrero en la contraloría del Seapal. “Tú sabes, es incondicional del mochilas y él también está metido en los moches”.

El amigo inversionista se mostró preocupado de la posibilidad de que Munguía sea presidente municipal. Reprocha se aprovecha de los ciudadanos, de los empresarios, de todos los usuarios del Seapal para hacerse de dinero y solventar sus gastos. Dijo tener una idea clara de que el diputado Munguía se exhibe como un político propenso a la deshonestidad.

Revolcadero

Por cierto, nos dicen que el exregidor, Ramón Ruelas Hernández es otro priista ligado a Rafael Yerena Zambrano que abiertamente se dedica a promover a Luis Munguía. cuando Ramón Ruelas fue regidor, padeció la enfermedad del ladrillo de un modo tal que hasta se distanció de su padre, Ramón Ruelas Mascorro. Éste último se apartó del PRI y aceptó la invitación de Arturo Dávalos Peña a integrarse a su gobierno, con el nombramiento de coordinador del Sector 18 (Aramara, Palmar de Aramara, Vallarta 750, condominios La Marina, Vallarta 500, Puerta del Sol, Tabachines) de Desarrollo Social. Históricamente los Ruelas han estado vinculados políticamente a Rafael Yerena y a la CTM, aunque Ruelas padre se maneja con independencia. ******* Divertidas fueron los pack de fotografías difundidas por separado por Luis Munguía y por Víctor Bernal de su ida a las fiestas patronales que se celebran en honor a María Reina en Los Llanitos. En las de uno, no se ve la imagen del otro. En las imágenes de Bernal Vargas se ve al alcalde Arturo Dávalos, pero a éste, lo rasuraron los fotógrafos de Munguía. O bien, Dávalos no se dejó fotografiar al lado de Munguía. Todos son  naranjas pero cada quien tiene su berenjenal.******* “El junior”, Juan Ignacio Calderón Ibarría, asistió ayer a la congregación cristiana Nuevo Amanecer se le vio con cierta decencia y respeto peor no dejó de buscar promover su imagen. En realidad, a eso fue a la congregación del pastor Bryan Henderson y Ernesto Rueda Flores. Al final de la reunión pidieron permiso para pegar su calcomanía del sombrero en los vehículos. Pero como que se dejaron ver muy marros, codos, como dicen los regios. Pidieron permiso para pegar la calca en un vehículo del autor y a la negativa intentaron recuperar la calca: “Si no la van a pegar, nos la regresan”.

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *