Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

La corrupta superdelegación de AMLO en Jalisco

CONTEXTOS

El 13 de septiembre, Luis Armando Vargas Prado, Leonel Olaf Guzmán Flores, Blanca Olivia Vargas Mendoza, María de Jesús Padilla Romo, subdelegados federales en Mascota, Tequila, Zapopan y Los Altos, acusaron al “superdelegado” Armando Zazueta Hernández de crear una estructura corrupta. A la usanza antigua y como en otros tiempos, la investigación se congeló y ellos perdieron el trabajo.

El superdelegado Zazueta sustituyó a Carlos Lomelí Bolaños, quien fue separado del cargo ante la avalancha de señalamientos por vender medicinas al gobierno. Sin embargo, a Zazueta, con las acusaciones le hicieron “lo que el aire a Juárez”.

Darle tema al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador para su mañanera, quien anunció el “castigo” a cuatro subdelegados “corruptos” de Jalisco, nos confirma que el nuevo régimen de gobierno mantiene intactas las redes proteccionistas de su elite. Como en otros tiempos, se rompió el eslabón débil de la cadena, se impune la impunidad al eslabón más fuerte y se “castiga” quitándoles la chamba a quienes osaron denunciar al jefe.

La nueva clase gobernante no es distinta a quienes les antecedieron en el poder como lo presume todos los días López Obrador, con su reiterativa retórica, discurso con el que solo alimenta la desenfrenada soberbia de sus seguidores, chairos o fans.

El triste destino de los cuatro subdelegado regionales es apenas un ejemplo que el gobierno de López Obrador  trabajó para ensanchar la brecha entre pobres y ricos, poderosos y débiles, el más efectivo de los caminos para  construir una sociedad alineada a ellos.

Carlos Lomelí representaba la imagen de un influyente y poderoso superdelegado en la entidad y Zazueta demostró muy pronto que es superior a él. Lo es por ser miembro del grupo político de Gabriel García Hernández, el superpoderoso coordinador de los superdelegados de los estados, que impulsa a Bertha Luján y ha logrado mantenerla en la disputa por la presidencia nacional de Morena.

El senador, Alejandro Peña Villa también brinda protección a Zazueta. Pero el superdelegado tiene otro poderoso padrino y es el secretario particular del presidente de la república, Alejandro Esquer Verdugo. Si éste maneja la agenda de López Obrador, pues con la mano en la cintura blindó a su subordinado. Zazueta fue auxiliar del secretario de Amlo, las últimas dos semanas de diciembre pasado, pero no en Palacio Nacional sino como secretario de Finanzas del Partido. En enero le dieron nombramiento de director de área en la Secretaría del Bienestar y de ahí, el 15 de agosto, lo mandaron a Jalisco para sustituir a Lomelí.

El senador Alejandro Peña fue “enlace” del Morena en Jalisco, la figura con la cual se conocía al dirigente formal de Morena. El diputado local Bruno Blancas Mercado, por ser parte del grupo, ejerce el control como “enlace distrital” y gracias a ello llegó al Congreso local.

Carlos Lomelí trabajó para construir candidatura propia para repetir su candidatura al gobierno del estado pero en el accidentado proceso para elegir al dirigente nacional, apoyó a Yeidckol Polevsnky, enemistada a muerte con Bertha Luján. Esta dama es la “candidata” de Bruno Blancas, Zazueta Hernández, el senador Peña Villa, el jefe de los “superdelegados”, Gabriel García y el secretario particular de Amlo, Alejandro Esquer.

Los cuatro subdelegados regionales de Bienestar no supieron a quién enfrentaban cuando fueron azuzados para acusar a Zazueta de obligarlos a firmar un escrito en donde pedían la separación de una funcionaria incómoda para el proyecto de sus jefes. Después de hacerse público el escrito, trascendió información que comprometía al superdelegado. Cuando se convirtieron en una piedra en el zapato, por poner en riesgo el proyecto, Zazueta y sus jefes acordaron despedirlos y se ejecutó el 15 de noviembre.

López Obrador se erigió como el paladín de la lucha contra la corrupción, un presidente que se ha propuesto luchar contra los políticos corruptos, nacido con la misión de  construir los cimientos para extirpar ese mal ancestral que padece el país.

Los cuatro subdelegados, todos seguidores de Amlo,  morenos declarados y convencidos, creyeron el discurso de su mesías y cuando Zazueta y emisarios los amenazaron para firmar ciertos documentos, atenidos al llamado de López Obrador de denunciar actos de corrupción, denunciaron a Zazueta. Ya despedidos por semejante osadía, deben sentirse engañados.

Las superdelegaciones estatales fueron creadas para disminuir la alta burocracia de los anteriores gobiernos. Lomelí fue presa de sus ambiciones políticas y económicas y dejó el cargo. Su predecesor, de limitadas aspiraciones personales, concentró sus energías y apostó al proyecto político nacional de Bertha Lujan. Para cerrar pinzas y controlar a todos los funcionarios federales en Jalisco, importó un equipo de amigos y los colocó en posiciones de relevancia. Quienes resistieron a la orden de alinearse a un solo proyecto, el de sus amigos, fueron despedidos.

La “superdelegación” Jalisco del gobierno federal se convirtió en una estructura laboral bañada de nepotismo donde reinan los llamados “servidores de la nación”, la corriente política que impulsa a Bertha Luján y tiene de rodillas a la Polevsnky y reventó el proceso de renovación de su dirigencia nacional.

Zazueta tiene en la nómina a su pareja Ivón Guadalupe Mercado Baena, a su suegra y a una pléyade de amigos y parientes.

A Jalisco, la austeridad república aplicó para todos pero no para dos o tres familias, incluyendo la del superdelegado y sus amigos de Servidores de la Nación.

Además de su pareja Ivón, María Baena Torres, su suegra y madre de Ivón, también cobra el primo hermano de Ivón, Carlos Alberto Baena Muñoz. Todos con un salario de 8 mil 173 pesos.

Los siguientes datos son del dominio público, existen denuncias, pero avanza ninguna denuncia. La subdelegada de Tonalá, María Elizabeth Flores Vázquez, metió a la nómina a sus primos, Edgar Alejandro Flores y Antonio Flores Salmerón. Todos son miembros de “Servidores de la Nación”. La coordinadora administrativa, Antonia Araujo Jasso tiene a su hermana Angélica.

Marco Tulio Rosas  Romero es el subdelegado en Autlán y cónyuge de la jefa en Tonalá, poderosa razón para darles chamba a sus “primas”, Elucinda y María Isabel Flores González. Marco Tulio fue secretario general de Morena en Jalisco fue candidato a alcalde de Zapopan en 2015. No es todo. Parafraseando a López Obrador, a las “primahermanas” de Marco Tulio, Silvia Karina Romero Torres y María del Rosario Ríos Rosas, también les dio chamba.

En Zapotlán Clara Cárdenas Galván colocó a sus hermanos Antonio Ramón y Rosalía de las Nieves, a sus sobrinos, Ana Mariela, Felipe de Jesús y Sergio, Víctor y Benito, todos de apellido Cárdenas, por un tiempo también cobró su cuñado  Vicente Barreto Gallardo y su concuña, Rosalya Muñoz López.

Considerando que Rosa María Cardona le asignó un sueldo de 6 mil 173 a su hijo Edwin Jonathan Cardona Alegría, no quedan muchas dudas: No, el gobierno morenista no es diferente a los demás.

Revolcadero

Que el junior, Juan Ignacio Calderón Ibarría armó el mitote al incorporarse a marcha de los discapacitados y provocando el malestar de los organizadores. Armó el mitote por tratarse del oportunismo de un muchacho con aspiraciones políticas y con esas intenciones llegó al malecón. Que cuando la marcha ya avanzaba, llegó y muy orondo se puso adelante en donde caminaban los organizadores y algunos representantes de las organizaciones participantes. David de la Rosa, fue con él y le pidió respetar a los marchantes, abandonar la marcha o irse atrás, pues no estaba en la lista de invitados especiales.******* La firma cervecera Heineken auspiciará una gran jornada de limpieza a realizarse este domingo en cuatro distintos playas de la Bahía de Banderas. La cervecera trasnacional se coordinará con los gobiernos de Puerto Vallarta y de Bahía de Banderas, particularmente con Arturo Dávalos Peña y con Ana Berúmen, la presidenta del DIF del vecino municipio. Los organizadores informaron que tendrán la colaboración de otras 20 empresas. Se prevé la participación de unos 600 voluntarios mismos que se distribuirán en las playas de loca de Tomates, Mismaloya, del lado de Puerto Vallarta, y Bucerías y La Cruz de Huanacaxtle, en Nayarit. La presidenta del DIF de Bahía de Banderas invitó a la ciudadanía participar en estas tareas y destacó este tipo de acciones. Dijo que es una muestra de la metropolización en la Bahía. El biólogo Pedro Antonio Ulloa Ramírez dijo que estas acciones son un ejemplo a nivel nacional y añadió que a los participantes se les entregará un kit para la recolección de los desechos. Las colillas de cigarro se entregarán a un investigador del CUC para generar insecticidas y las tapas de botellas de pet se entregarán a organizaciones que apoyan la salud para su venta. El plástico, papel un metales, son un tercer tipo de basura.****** Benigno “el winnie pooh” Lara está por incursionar en el mundo de los negocios con la pronta apertura de un negocio de venta de alitas y otros bocadillos. El negocio estará en Ixtapa, por la entrada de Mojoneras, y nos ha dicho que en su apertura echará  la puerta por la ventana.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *