Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Félix Barbosa, un lastre para la delegación de Las Juntas

CONTEXTOS

A los vecinos de Las Juntas les causó sorpresa ver en el desfile de éste 16 de Septiembre a jovencitas concursantes a Reina de Fiestas Patrias 2018. En efecto, el nulo poder de convocatoria, o más bien la incapacidad del encargado de la Delegación Municipal, Félix Barbosa Colmenares dejó sin reina a esa comunidad. Y lanzan la advertencia: la conducta antisocial de Barbosa es una amenaza para la organización de las Fiestas Patronales, ya en puerta.

El caso del “delegado” de Las Juntas debería preocupar al alcalde Arturo Dávalos Peña o al secretario general del Ayuntamiento, Francisco Vallejo Corona, su jefe superior inmediato de Félix Barbosa. Problemas y conflictos se acumulan y se traducen en malestar contra el gobierno municipal.

Con cierta insistencia amigos vecinos de la colonia Crucero se han quejado de las desatenciones de Barbosa Colmenares por sus constantes inundaciones de sus casas en este temporal de lluvias. Ni siquiera ha sido capaz de visitarlos y menos de brindarles algún tipo de ayuda. Lo curioso es que vive en esa misma colonia, pero su apatía es monstruosa, poco sociable y es enemigo del diálogo.

En el edificio delegacional de Las Juntas, es comentario cotidiano las tensas relaciones del delegado Barbosa con la subdelegada, Janet Osiris Sagrero Pineda. Hoy nos han confirmado lo que semanas atrás nos comentado, que ellos dos viven enseñando sus dientes, que no existe ninguna comunicación, y que como una pandemia, otros funcionarios de menor rango asumen conductas similares.

Hemos hablado con algunos buenos amigos de Las Juntas, vecinos participativos y nos han reiterado que es una desgracia para la comunidad tener a un delegado de las características de Félix Barbosa. Es apático, poco sociable, cerrado en sus decisiones, aún sean erróneas y es falto del diálogo.

El desdén con el que trata el delegado a sus vecinos de El Crucero tiene una explicación. Su propiedad no tiene ningún problema con las inundaciones que sufren sus vecinos porque al término del primer mandato de Arturo Dávalos, gestionó el arreglo de su calle Arnulfo R. Gómez, desde Luis Moya hasta Hidalgo en concreto hidráulico. Nos han reiterado que fue la única y última obra que se ha realizado en Las Juntas en esta gestión.

Hurgamos un poco en su trayectoria pública y hallamos que de Casimiro Castillo vino a avecindarse a Las Juntas hace algunos años con una mano adelante y otra atrás. Pronto se integró al grupo político priista de Las Juntas y de buenas a primeras, junto al ya desaparecido Abel del Toro, se incrustó en el proyecto de Javier Bravo Carbajal. Eso sería entre el 2003 y 2005.

Gustavo González Villaseñor hizo la designación apoyándose en una consulta, misma que arrojó el 70% a favor de Jorge Mendoza Bernal y dejó en el camino a los profesores Paco Arreola y Modesto Rodríguez. Ya con Javier Bravo, Barbosa se apuntó y le compitió al propio Paco Arreola pero la designación favoreció a Florentino Pérez García. El premio de consolación fue ser designado coordinador del sector.

Apenas olfateó el favoritismo de Bravo a Salvador González Reséndiz, se le acercó y buscó afanosamente otra vez la delegación y volvió a fracasar al ser designado Gregorio Velasco, un vecino de la colonia Villa de las Flores, distante de Las Juntas. Ese fue el berrinche que marcó sus siguientes pasos.

Los periodistas conocieron a Félix Barbosa cuando organizó a un grupo de amigos por un plantón en el palacio municipal para exigirle a Salvador González Reséndiz dar marcha atrás a la designación de Goyo Velasco y él ocupar el cargo. González Reséndiz no aceptó su reclamo, marcó distancia pero lo ratificó como coordinador del sector. Desde ahí se encargó de bloquear las labores de la delegación. Cualquier solicitud o petición vecinal para servicios municipales diferentes, obras, maquinaria para calles, se perdía en sus oficinas y nunca llegaban a los escritorios de directores.

En su gestión de coordinador enseñó el colmillo retorcido. Fueron tres años de dedicarse a intervenir en peticiones y dotación de obras y servicios a la delegación. Desviaba gestiones, apoyos o trabajos a su coordinación para hacer quedar mal al delegado Goyo Velasco.

En las postrimerías del gobierno de Chavita y todavía como coordinador, pactó con Ramón Guerrero Martínez su incursión al Movimiento Ciudadano. Su interlocutor sería Guillermo Salcedo Contreras, a quien hoy se le responsabiliza de promoverlo, apoyarlo y mantenerlo en la delegación.

Ramón “el mochilas” Guerrero le compró a Barbosa el discurso de ejercer un liderazgo en Las Juntas pero apenas le alcanzó para una segunda ratificación. Arturo Dávalos le firmaría su tercera ratificación y sumar 12 años de ser el coordinador de ese sector hasta que en los primeros días del gobierno reelecto de Dávalos, octubre del año pasado, éste lo nombró delegado municipal.

Nos asombra el oportunismo de Félix Barbosa para granjearse la complacencia cada tres años del presidente municipal en turno y su paciente perseverancia para alcanzar el sueño de ser delegado de Los Juntas. Jorge Gallardo, Toño Arreola, Ariadna Luquín, otros más, lo buscaron y nunca pudieron cumplir su sueño.

El sentimiento sin embargo de los vecinos y nativos de la demarcación es que les ha quedado a deber. Hay deficiencias en los servicios públicos en general, como en el emparejado de calles, balastre y limpieza de desagües naturales, lo cual correen detrimento y deterioro de vehículos, accidentes de peatones y problemas de tránsito. Los vecinos ya pasan por alto al delegado y prefieren ir directo a directores o regidores, sobre todo a Juan Solís, para labores de limpieza. El camellón en la zona del ingreso norte, sobre todo el triángulo frente al Bar Punto 18 ahora mismo tiene la maleza tan crecida que obstruye la visibilidad de los conductores que procuran incorporarse a la carretera 200, ya sea para tomar el retorno e ir al centro de Puerto Vallarta o para ir a Bahía de Banderas. Es por demás pedir apoyo al delegado para regularizar semáforos o instalar reductores de velocidad en dicho crucero tan peligro. Y eso que su fuerte es andar de jardinero.

La organización de la celebración de las Fiestas Patrias evidenció la conducta apática del delegado y su indolencia absoluta. Por primera vez en muchos años, Las Juntas no tiene Reina de Fiestas Patrias. Por distintas razones, Barbosa no quiso o no pudo convocar a las damitas a participar en un certamen que es toda una tradición en la comunidad. Al delegado no le entusiasma el espíritu patrio y así no se puede contagiar al personal que ahí labora. El edificio no tiene ningún listón tricolor ni adorno patrio en su fachada.

Padece de profundos problemas de comunicación con las personas, subordinados o no. No ha hecho equipo con su antecesor y coordinador de delegados, Paco Arreola, ni con los trabajadores de la delegación. Hace ya meses dejó de hablarse con la subdelegada, Osiris Sagrero. Tampoco ha construido puentes de comunicación con otros sectores de la población, con el comisariado ejidal o con el cura, solo por citar dos ejemplos.

A los vecinos les preocupa que la apatía de Barbosa obstruya las fiestas religiosas de la comunidad. En menos de dos semanas se rompe el listón de las fiestas patronales y el delegado no tiene comunicación con el párroco cura de la iglesia. Es vital coordinarse autoridad e iglesia para organizar las mejores fiestas y ahorita no se ve por donde se pongan de acuerdo.

Y luego preguntan porque en Las Juntas añoran los tiempos de don Arturo “el ceguetas” Jiménez, quien se ganó el reconocimiento por los eventos ´patrios que organizó en la época que fue delegado.

Revolcadero

En Ixtapa, el delegado Felipe “McKoy” Fernández ha trabajo horas extras en los preparativos, toda la organización, supervisando y participando personalmente en los eventos de las fiestas Patrias. Nos llamó la atención el corte a los “vivas” en la ceremonia del Grito de Independencia. Se ahorró el “viva” a la corregidora, Josefa Ortiz de Domínguez y también el “viva” a la Independencia Nacional. Tampoco entonó el Himno Nacional pero le dio sus tres jalones y troques a la campanita. Quién sabe si solamente le dio su toque personal pero se comió a otros próceres de la patria, como a Matamoros. Pero bueno, no es grave la falta pues es sabido que en esto de las arengas patriotas no hay protocolo por cumplir. Si Don Santo Amlo le grita vivas a “la 4t”, nada de raro tiene que algún alcalde del MC le grita sus vivas a la naranja.******* Y en Las Palmas la que se le armó a la encargada del despacho de la delegación municipal, Rocío Daniela Torres Pérez. A la guapa abogada se le salió de control la final del concurso de la Reina de Fiestas Patrias, por haber confiado en el encargado de Eventos Culturales, Ramón Bobadilla. Al final, a éste último lo señalaron de inducir y coaccionar al jurado para favorecer a una de las candidatas. El descontento contra la delegada y su subordinado, Ramón “el monchi” Bobadilla es generalizado en aquella comunidad. No pues sí, con esos ayudantes de amigos, para que quiere enemigos “la huarachera”, el apodo como sus paisanos le llaman a la delegada municipal.****** Nos reportaron quejas en contra de los organizadores de la Copa Jalisco, cuya juego decidido de la semifinal, Puerto Vallarta contra Lagos de Moreno, se jugó el sábado en la cancha local. Que dichos organizadores son unos auténticos gorilas, igual de prepotentes que su jefe el gobernador, Enrique Alfaro. En todo momento obstaculizaron el trabajo de la prensa local, se acercaban a los reporteros exigiendo una acreditación que nunca entregó el Consejo Municipal del Deporte. Y pues también le tocaron mentadas y calificativos al responsable del área de prensa del deporte local, que nos dijeron es el ex reportero Ubardo Aguilar, un ex asistente de la ex regidora Magally Fregoso. A éste, de inepto no lo bajaron por ser quien nunca entregó las susodichas acreditaciones. Ante el acoso de los gorilas de Alfaro, Ubardo Aguilar supo del problema y nunca intervino.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *