Tamaño de texto


Gerardo Sandoval Ortiz |

Despilfarros y feria de vanidades en festejo de Munguía

CONTEXTOS

El amigo Luis Munguía deberá sentirse agradecido con la vida por tener varios miles de amigos y se desprenden de su dinero para ofrecerle su cumpleaños soñado.

El motivador Ramón Chávez dijo haber gastado tres mil pesos para una gran rosca, de la que no dijo si la partieron durante la velada del festín sabatino y la consumaron antes en la gira de las rosca.

Si es cierto que los amigos de Munguía armaron su vaquita para refaccionarle al diputado su fiesta de ensueño, el éxtasis de Ramón Chávez se multiplicó, en modo zancudo del dengue, y en las condiciones más adversas. En los tiempos actuales no se fácil convencer a un amigo coopere para fiestas ajenas y Munguía necesito de varios cientos de miles de pesos.

Hemos leído que la fiesta del “amigo LM” costó hasta dos millones de pesos. Por lo bajito, un millón de pechereques, calculan los más conservadores.

Si en el precio de la tortilla los vallartenses no nos ponemos de acuerdo, es natural que tampoco existe unanimidad en estimar la asistencia a la explanada del decadente Armando Villaseñor. Las distintas versiones van desde los dos mil cumplidos invitados, hasta las 11 mil almas. Para ellos se “rentaron” mesas para colocarlas en hileras cuadradas de filas 22 por 22, cada una con capacidad para diez personas. En un corralito se colocaron dos o tres decenas para invitados “vips”. Las 484 mesas las ocuparon las primeras familias en llegar. Los lugares exclusivos la desdeñaron. Pareciera que los invitados de gala prefirieron subir al graderío para ver a los Vaqueros.

Las diversas gráficas permiten observar que las mesas se ocuparon, por adultos y niños, lo cual indica que el conteo se aproxima a la cifra de 484 invitados perfectamente bien sentados. Si usted es muy escrupuloso, puede descontar a los niños. Eso aplica para fines electorales. Sume algunos cientos, no miles en el graderío. Y considere la mesa especial del jerarca obrero, Rafael Yerena Zambrano y de Jorge Luis García Delgado, “el gío”, y uno o dos “guachomas” de la CTM.

Dejemos de lado el costo de la botana pero consultamos a conocedores de la renta de mueble, de equipo de sonido, tarifas de bandas musicales, y de ahí se establece que el costo del baile de Munguía es oneroso.

La renta del equipo de audio puede costar entre 30 y 40 mil pesos. Una pantalla mediana puede salir en unos 15 mil cada una y una grande, va de 25 a los 30 mil pesos. Cada rentista de muebles para fiestas tiene precios diferentes pero en general, el precio por una mesa para diez personas puede sr de los 175 hasta los 200 mil pesos. “El Güero Camba”, que del elenco es de los baratitos, cobra como se deje el cliente, peor no se baja de una decena de miles de pesos. Chayo de la Lola puede cobrar hasta los 35 mil, pero puede aceptar una paga de 25 mil pesos.

Nos dieron un dato de asombro: Vaqueros Musical cobra normalmente 450 mil pesos. Esas son palabras mayores y nos quedamos mudos. Pero, al amigo LM, seguro le hicieron buena rebaja o simplemente, le pagó la banda un amigo.

Son números que facilitan hacer cálculos de gastos. No sabemos si vendieron o regalaron cerveza o si simplemente no hubo alcohol. Como hubo mesas, algún alimento se sirvió y pues ni modo de no ir acompañado de alguna bebida. Donde hay taquito, hay traguito, dirá Layín Ramírez el de Huaristemba.

Como no tenemos la más remota idea del costo y capacidad de consumo de los invitados de Munguía, nos declaramos incapaz de aportar un número para el cálculo de costos. Si de algo sirve, ahí está el total de mesas rentadas y ocupadas, 4840 y dos o tres cientos de quienes ocuparon el graderío. Aquí, para fines de tacos y refrescos, suman los niños. A duras penas se superó la cifra de los cinco mil asistentes, niños y adultos.

Lo de Luis Munguía fue un mitin político masivo. En Puerto Vallarta existe una tradición arraigada de cumpleaños cargados de tintes políticos y el de Munguía lo fue. Por alguna razón lo trató de simular, posiblemente para ocultar el gasto. Puede ser cierto, tal vez mentira lo de ser un gasto de los amigos, pero se gastó una millonada.

En tiempos de austeridad, hacer gala de derroche de dinero, dilapidar una fortuna en satisfacer egos, no es bien recibido por el grueso de la población. Pudiera justificarse diciendo que Munguía tiene dinero y lo gasta como él quiere, que cada año organiza fiestones de cumpleaños. Pero no es cierto. Munguía no se distingue por desprenderse con facilidad de su dinero ni tampoco es un potentado. Aun más, tiene una cartera como las de Coppel y Electra de vecinos que lo persiguen tratándole de cobrar alguna renta.

Hasta antes de zumbarle al teclado teníamos dudas en retomar el tema de la fiesta de Munguía. El amigo LM impuso su fiesta como tema semanal y no hubo forma de eludirlo. Como “el layín” con sus fiestas, el diputado Munguía debe sentirse feliz de tener amigos dispuestos a satisfacer sus vanidades.

Ensoberbecido, ya el domingo escribió: “¡Ya nos amaneció el domingo! las imágenes hablan por sí mismo ¡La mejor celebración de cumpleaños que he tenido! Muchísimas gracias a las más de 10 mil amigas y amigos que nos acompañaron y a todos quienes lo hicieron posible ¿Sigo emocionado! ¿Cómo la pasaron?

Un hombre que ha gastado uno o dos millones en una fiesta no se siente feliz al día siguiente. Claro, a menos que ese dinero no sea el suyo. Para empezar todo indica que más bien Munguía fue el primer gran gorrón en la fiesta del sábado. Pudo haberle costado adquirir nuevos compromisos con quienes le financiaron la fiesta y aun así, debe sentirse bien pues eso es lo suyo.

Munguía sigue una tradición que hizo moda su padrino Ramón Guerrero Martínez. “El mochilas” sabía hacer de cualquier evento, social o de gobierno, grandes mítines políticos. Es el mentor del amigo Luis. Antes era atraído por fiestas privadas pero al de Ayutla le aprendió el gusto y le halló el tonito a las fiestas de pueblo y sacarle raja política. En una de esas, “el mochilas” le heredó también los padrinos proveedores de dinero.

Posiblemente se conozca de donde salió el dinero ni el costo real. Dirá “El Güero Camba” que no cobró. También los otros banderos. Quizá la abuela les creerá.

Quien conozca de esos menesteres sabe que en esto nada es gratis y todo tiene un costo. Los padrinos apuestan a invertir en un proyecto y en algún momento cobrarán dividendos. Es un absurdo creer el cuento de cooperar para un fondo perdido. La deuda se pagará y con dinero del pueblo.

Revolcadero

No sabemos si es lo peor del PRI pero con la presencia de dirigente estatal de la CTM, Rafael Yerena Zambrano se confirma que los priistas vallartenses son infieles y desleales a su partido el Revolucionario Institucional. Ya en este espacio se habían dado algunas señas del éxodo yerenista al Movimiento Ciudadano, para unirse al Luis Munguía. En distintas época, Yerena abrazo causas contrarias al PRI. En algún momento se acercó al PAN, a Fernando González Corona, quien luego lo persiguió y hasta lo encarceló. Se distanciaron pero años después, los “intereses” los volvieron acercar y hasta marcharon de la mano por el malecón en apoyo a Salvador González Reséndiz cuando esta era presidente municipal. Hoy, Yerena se viste de naranja. Que todo es por frenar a los morenos.****** El senador Miguel Ángel Navarro Quintero también celebró su cumpleaños la semana pasada en Tepic. Por lo menos un amigo personal asistió y nos dijo que como regla, cada uno de los asistentes pagó su boleto del platillo. Ahí si no dejan dudas para tachar de gorrones ni de haber ido acarreados, obligados o condicionados a ir por mantener la chamba. Consideremos que el médico Navarro Quintero es senador por el gobernante Morena y también aspira a ser candidato a gobernador del estado. En su mensaje agradeció a quienes dieron la oportunidad de ser servidor público y rememoró sus inicios en el servicio público, su paso por la dirección del Hospital del ISSSTE, su paso por la delegación estatal del mismo Instituto, cuando fue titular de la Secretaría de Salud, de cuando fue diputado federal y de las dos veces que ha sido Senador de la República. Que asistieron amigos de profesión pero también muchos políticos, diputados locales, presidentes municipales, ex funcionarios. Sí, hay diferencia entre el ser oportunismo y hacer del cumpleaños para transformar la fiesta en un momento de reparto de dádivas político electorales.******* También en Tepic se llevó a cabo la mañana de este lunes 20, la gran marcha para exigirle al gobernador Antonio Echevarría García dé marcha atrás a las enmiendas que amenazan la autonomía de la Universidad Autónoma de Nayarit. Como nunca, la UAN está dividida. Unos apoyan la propuesta ya aprobada en el Congreso del Estado de la reforma a la Ley Orgánica de la UAN para poner un freno al despilfarro de los recursos universitarios. Son 25 artículos de la Ley Orgánica que toca las enmiendas y la más cuestionada tiene que ver con el procedimiento para la elección del rector. Además, se propone cambiar la forma de administrar el no menos polémico Impuesto Especial destinado a financiar a la institución, impuesto que algunos alcaldes no lo enteran a la UAN y se quedan con él. En Bahía de Banderas es común que el dinero de ese impuesto se pierde en el camino. También se contempla modificar la facultad de crear lo transformar la estructura organizativa, quitándole dientes al rector en turno, a su equipo de trabajo y a sus consejeros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *