Tamaño de texto


Javier Frias |

Cambios a fines de semana largos afectarían a prestadores de servicios

Mientras empresas estiman pérdidas que los obliguen a realizar recortes de personal, “lancheros” se dicen “vacunados contra malos tiempos”

La eliminación o posibles cambios en los llamados “fines de semana largos” o “puentes vacacionales” afectaría a los prestadores de servicios turísticos de la Bahía de Banderas, pues mientras algunos estiman que se tendrían cuantiosas pérdidas que los obligaría a realizar recortes de personal, otros de dicen “vacunados contra los malos tiempos”.

Y es que con el objetivo de que las fechas importantes de la historia del país fueran conmemoradas en su día específico, el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador propuso la semana pasada la eliminación de los puentes vacacionales, pero posteriormente, ante el reclamo del sector turístico del país, el mandatario nacional ratificó su propuesta y dijo que se crearían “nuevos fines de semana largos”.

El mandatario nacional abrió la posibilidad de crear “nuevos fines de semana largos”, al realizar una serie de ajustes al calendario en coordinación con la Secretaría de Educación Pública.

“Ajustar el calendario escolar, en coordinación con el titular de la SEP, para propiciar a través de nuevos ‘puentes’, la convivencia familiar y los viajes a las 134 plazas turísticas, para fortalecer el turismo interno y beneficiar económicamente a la población local”, informó en su cuenta de Twitter el secretario de Turismo Miguel Torruco Marqués, quien previamente había sido instado por el sector empresarial a convencer a López Obrador de desistir de su idea.

Posibles recortes

Empresarios del sector turístico en la región se manifestaron desde un inicio en contra de la propuesta y contrapropuesta del mandatario nacional, al considerar que esto representa un duro golpe al sector, mismo que ya había sido afectado con la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y lo que consideran “nuevas ajustes fiscales” en su contra.

Isaí Pelayo, propietario de Embarcaciones Perla del Pacífico considera que la eliminación o cambios a los fines de semana largos afectarán al sector y a su empresa, de la cual dependen varias familias.

“Sí nos va a afectar, pues al no haber o cambiarse los fines largos dejará de venir turistas y no tendremos trabajo”, expresó el empresario que opera en rutas dentro y fuera de la Bahía de Banderas, sobre todo a las Islas Marietas.

En un fin de semana largo, los prestadores de servicios turístico-marítimos llegan a realizar hasta cuatro a cinco recorridos por la bahía al día, lo que representan cuantiosos ingresos, pues dependen de lugar a donde se visite y el pasajeros, que va de acuerdo a la capacidad de su embarcación.

Pelayo explico que los fines de semana largos vienes a mantener la actividad y evitar las llamadas temporadas bajas en las que se veían obligados a descansar al personal, pero ahora “podríamos tener que hacer recortes”, dijo, al no existir certeza de qué sucederá.

Altibajos

Por su parte, un tanto más optimista, Manuel ‘Nene’ Almejo, vendedor de paseos turísticos, dijo que la propuesta del mandatario nacional podría afectar y no, pues “estamos acostumbrados a los altibajos. Como quién diga ya estamos vacunados para los malos tiempos”.

Y es que a pesar de que no existan muchos turistas nacionales, quienes son los que acuden a la zona durante los fines de semana largos, existe en turista internacional “o ya en el peor de los casos, pues nos vamos a descanzar unos días para estar con la familia”, detalló.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *