Contextos Politica

¿Quién será el bendecido del “padillato” en la UdeG?

Este miércoles 6 se efectuará la asamblea general del Consejo General Universitario de la Universidad de Guadalajara para elegir por su próximo rector general y sucesor de Miguel Ángel Navarro Navarro. Los 200 notables de la red universitaria, directivos, académicos y alumnos, decidirán entre seis opciones, todos alineados al grupo de Raúl Padilla López.

No queda claro quién de los seis candidatos registrados es el bendecido de la nomenclatura del “padillato” pero cuando desistió a competir Alfredo Ramos Peña pareció abrirse una luz a Alberto Castellanos Gutiérrez, aquel de apodo “el cone”, popular desde los tiempos estudiantiles.

Los candidatos inscritos son: Jaime Federico Andrade Villanueva; Alberto Castellanos Gutiérrez, Ruth Padilla Muñoz, Héctor Raúl Pérez Gómez; Héctor Raúl Solís Gadeo y Ricardo Villanueva Lomelí.

Bien, al situarse todos como parte de la elite universitaria que por años pululan cobijados por Padilla y su grupo, por el solo hecho de tener un lugar en el relevo del mando, son ganadores. Cualquiera de ellos puede ser elegido rector general. Ninguno encaja en el honorable supuesto del candidato no meritorio. El “candidato independiente” que amenazó con participar, profesor de filosofía, Ignacio Mancilla Torres, no se animó a llevar sus credenciales.

Basta con saber los cargos actuales que la media docena de aspirantes ostentan ahora mismo. “El Cone” es el rector del CUCEA, Ricardo Villanueva, rector del CUTonalá, Andrade Villanueva es el jefe del CUCSH y Ruth Padilla está al mando del centro Universitario de Ciencias Exactas, el CUCEI. En tanto Pérez Gómez es el director de los Hospitales Civiles.

La sorpresa sin duda la dio Alfredo Peña Ramos al hacerse a un lado. Es una decisión que despierta demasiadas suspicacias. Él era visto como el hilo que ata a dos generaciones que conviven en el grupo que hace ya tres décadas se apoderó de la UdeG. Peña Ramos, actual secretario general y por muchos años director del Sistema de Educación Media Superior, es el último de aquella camada de amigos que al lado de Padilla le arrebataron el control a Alvaro Ramírez Ladewig en las postrimerías de los 80.

Ruth Padilla, del linaje del gurú patrón, llegó después y entre sus cargos, también se desempeñó como directora del nivel medio o prepas.

Consultados algunos amigos universitarios para fines del tema casi nadie considera a Ruth Padilla en la línea sucesoria actual. No es su tiempo.

Más allá de mantenerse vigente el hecho de imponerse la condición única y decisiva de cumplir y aprobar el examen de obtener el voto de Raúl Padilla, los casi 30 años de este cacicazgo muestran su agotamiento. Entre los seis candidatos hallamos dos que han sido presidentes de la Federación de estudiantes Universitarios y representan la sangre nueva de un grupo a los que urge inyectar nuevos bríos, nueva sangre, renovarse.

Raúl Padilla fue dirigente de la FEG y en 1989 alcanzó la rectoría general. Álvaro Ramírez cavó su propia tumba al imponerlo y pagó con su destierro. Dos años después Padilla impulsaba la creación de su red universitaria y fundó la FEU. Lorenzo Angel González Ruiz fue su primer presidente. Le siguieron Felipe Ocegueda y el tercer fue precisamente “el conejo” Castellanos. Luego Leopoldo Pérez, Ricardo Villanueva, el polémico Carlos Corona Martín del Campo, Cesar Barba y los últimos tres, Carlos Antonio Núñez Becerra, José Alberto Galarza y Jesús Medina Varela.

EL CGU es el máximo órgano de gobierno y en el papel ahí se concentra representada a cabalidad los gremios académicos-directivos, trabajadores y estudiantes. Es bien sabido que un requisito para ser parte de la plantilla docente es la lealtad a Padilla. No hay cargo directivo donde no esté la mano del patrón. No se percibe desde fuera pero la mano de profesores influye cuando los estudiantes votan para elegir a sus consejeros en cada uno de sus planteles. En cada inicio de  calendario escolar se nota esa efervescencia en el CUC o en la prepa regional. Al final, cada uno de esos consejeros universitarios responden al mandato.

Ricardo Villanueva fue candidato del PRI a la alcaldía de Guadalajara. Perdió y solo pudo ser regidor, cargo al que renunció para irse de rector de un plantel. No está hoy en su  mejor momento para competir para ganar.  Los ex dirigentes universitarios.

Nos afirman que “el cone” Castellanos des el elegido. Sin embargo, y a menos de una semana de la gran elección crece el rumor de que Andrés Manuel López Obrador ha decidido meter mano e impedir que Padilla haga su voluntad. Si los consejeros optan por una opción que no sea Castellanos habrá un elemento para apenas considerar esa posibilidad.

No estamos del todo convencidos de haber en esa media docena de aspirantes a rector general de la UdeG un candidato que con un mínimo de independencia frente al “padillato”. Elegir rector a un candidato que no sea los tres registrados no está permitido.

Ahora, “el Cone” Castellanos y Ricardo Villanueva representan de alguna forma la vía alterna generacional para romper el padillismo. Así lo han planteado observadores del proceso universitario. No sabemos y abundan dudas alrededor de esos dos ex presidentes de la FEU. Ignoramos si  están preparados para armar la primera revolución universitaria del nuevo milenio y caminar con aires revolucionarios. Finalmente, desde sus tiempos de estudiantes la rinden cuentas a Padilla López.

Hace menos de diez años, el rector Carlos Briseño Torres ya retó al padillato y apenas logró su destitución y acabó por suicidarse.

“Sabes qué, el Cardenal, Herbert y Emilio me traicionaron”, publicó un amigo de Guadalajara hace dos semanas. Le preguntamos y nos confirmó que en efecto, es una frase escrita para ser parte de un proyecto biográfico de Carlos Briseño.

Rescatamos el detalle anterior por ser una simple confirmación de haber un manoseo político alrededor de la elección del rector de la UdeG. Si un cardenal y un gobernador y asesores de éste o dirigentes de partidos, metan mano en la política universitaria, no debería asombrarnos que un presidente de la república pretenda influir en la UdeG. La UdeG pasó por el control de dos familias de ex gobernador, Margarito Ramírez, el padre de los hermanos Alvaro y Carlos Ramírez Ladewig, y de José Guadalupe Zuno Arce. Como dato adicional éste último era suegro de Luis Echevarría Alvarez.

Por lo pronto, los consejeros del CGU están convocados para su asamblea está miércoles 6 de febrero. El rector general Navarro Navarro se despedirá el último día del mes y a partir del viernes 1 de marzo, despachará el nuevo rector. El cambio arrastra vientos y augurios que avisan la llegada de nuevos tiempos. Si hay mano negra, si López Obrador le cobra la última afrenta a Padilla, tal vez no se vea en este mes pero el cambio generacional pudiera materializarse a través de un rector de la nueva camada.

REVOLCADERO

La tarde de este jueves último de enero saludamos al exsíndico Alfonso Bernal Romero allá en su lienzo charro Arena Vallarta. Estaba de buen humor el abogado que está por alcanza diez años retirado de la política y dedicado a los asuntos propios de su despacho jurídico y negocios personales. Se tomó su tiempo para soltar bromas de todo tipo. Pero guardó silencio, sin afirmar opero tampoco negarlo, cuando le preguntamos si era cierto el rumor de estar ya dedicado a trabajar en el proyecto político consistente en construir la candidatura a la alcaldía, proyecto que haría punta el actual secretario general del Ayuntamiento, Víctor Bernal. Ya no le preguntamos si también es otro priista que salta del tricolor al team naranja.****** Que arrancó ya el operativo Vallarta Limpio y de acuerdo a los reportes de Seguridad Pública, como parte de dicho trabajo, se llevaron a la chirona a un grupo de cinco individuos por alterar el orden público en la zona turística. De acuerdo al reporte del operativo especial, el ingreso a la cárcel de Juan Carlos, Adrián Manuel, Rubén Alejandro, Luis Ernesto y José Antonio, se registró a las 20:30 horas. La razia de malvivientes cubrió las colonias turísticas, Emiliano Zapata, 5 de Diciembre y todo el centro de la ciudad. Los agentes de esos rondines, se acercan a grupos sospechosos y si los ven consumiendo bebidas embriagantes, molestar a paseantes o en simples actitudes de vagancia los invitan a irse a sus casas y si desoyen las recomendaciones, cargan con ellos. Se les pone a disposición del juez municipal y les aplica alguna multa para que les de su jalón de orejas y si es válida, les aplica una multa administrativa.****** El que se las vio negras fue “el niño blanco”, el apodo de Antonio Ibáñez Padilla, velador de Flogas, la gasera que se localiza por la carretera rumbo a Las Palmas, más adelante del reclusorio Ceinjure. La noche del jueves llamó por auxilio a la policía y a los bomberos y le mandaron a la unidad B-61. Resultó que “el  niño blanco”  casi se intoxica con el fuerte olor que despedían los 250 tanques en desuso que en el transcurso del día había recibido su estación para ser llevados a los hornos de Guadalajara. Les quitaron las válvulas para permitir el escapa de los residuos pero el olor le “pegó” al hijo predilecto de La Desembocada.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like