Suben tarifas de hospedaje por efecto Trump

Martes, 06 Diciembre 2016

* Puerto Vallarta de los destinos nacionales que aumentan las tarifas en esta temporada que auguran la mejor de los últimos años

La Redacción

De acuerdo a Gerardo Murray, vicepresidente de marcas y mercadotecnia para IHG para América Latina, expuso que el sector hotelero prevé incrementos en tarifas de hospedaje, principalmente para los destinos turísticos de Los Cabos, Puerto Vallarta y Cancún, debido al encarecimiento del dólar frente al peso, provocado por las elecciones presidenciales en Estados Unidos, donde resultó ganador Donald Trump.

“La llegada de Donald Trump como presidente de Estados Unidos afecta en la parte cambiaria, pero tenemos destinos que son mixtos, visitantes nacionales e internacionales. Habrá destinos más afectados que otros”, indicó Murray en una entrevista publicada en el portal especializado de mundo ejecutivo.

Además que las autoridades de Turismo pronostican que será la mejor temporada en los últimos años en Puerto Vallarta, en donde ya es difícil encontrar habitaciones sobre todo para las últimas dos semanas de diciembre.

Mientras que según experto , estos efectos por el tipo de cambio podrían notarse en más destinos que son los que reciben a los visitantes extranjeros queines realizan sus pagos con esa moneda.

Al tener demanda internacional las tarifas se ajustarán con los avances del dólar estadounidense sobre el peso mexicano, con diferenciales para no afectar a los mercados que también atienden a viajeros nacionales, explicaron representantes del sector turístico.

“La demanda sigue existiendo y siguen abriéndose desarrollos importantes a lo largo de la República Mexicana que van a ser focos generadores de negocio, si tienes demanda necesitarás esa oferta para cubrir esa necesidad”, agregó Murray.

 

 

Canaco espera derrama de mil MDP

Lunes, 05 Diciembre 2016

* Se tienen grandes expectativas para la temporada de invierno

José Fernando Ortega

Acorde a la línea ascendente que muestra el destino desde hace años, en el próximo periodo vacacional de invierno Puerto Vallarta podría captar una derrama económica cercana a los mil millones de pesos.

Así lo manifestó Teresita Marmolejo López, presidenta de la Canaco Servytur Puerto Vallarta-Bahía de Banderas, quien explicó que estos números se plantean de acuerdo a proyecciones del organismo en base a un incremento en las ventas.

“Por la tendencia positiva que ha tenido el destino durante todo el año y en particular en los periodos vacacionales de Semana Santa y Pascua, así como el verano, puentes y fines de semana largos, se espera un crecimiento en la derrama económica durante este invierno”.

Recordó que en torno a las celebraciones de San Valentín las ventas registraron un crecimiento de entre el 5 y 6 por ciento, para el día de las madres se aumentó al 6%, en los periodos vacacionales el avance ha sido de entre el 7 y 8 y El Buen Fin superó las expectativas y estuvo arriba 25 por ciento.

“De acuerdo a la información que se tiene de parte de la hotelería, que reporta casa llena, consideramos que el incremento en la derrama económica para este fin de año y en general para la temporada de invierno 2016 – 2017, será mucho mayor, esto en comparación con el mismo periodo del año pasado”.

La dirigente empresarial resaltó el panorama positivo para el destino y la región, por lo cual la Cámara de Comercio ha instado a sus agremiados a estar preparados para recibir de la mejor manera a los miles y miles de visitantes que se tendrán las próximas semanas.

“Un número importante de gente vendrá a pasar su periodo vacacional largo, los vuelos directos que arriban desde Estados Unidos llegan llenos y eso habla de que va a haber mucha certeza en cuanto a esta temporada”.

 

 

Se registró la temperatura más baja del otoño

Lunes, 05 Diciembre 2016

* Las lluvias del fin de semana refrescaron el clima en la región

José Fernando Ortega

Esta madrugada se registró la temperatura más baja en lo que va de la presente temporada de otoño, ya que tras el periodo húmedo que se vivió el fin de semana el termómetro descendió hasta los 16 grados centígrados.

Así lo informó el titular de la Unidad de Meteorología del Centro Universitario de la Costa, maestro Víctor Manuel Cornejo López, quien explicó que el clima lluvioso que prevaleció a partir del viernes pasado se debió a un jet asociado a un centro de baja presión.

El sábado el acumulado de lluvias apenas llegó a  6 milímetros y el domingo a 22 milímetros, además se presentaron algunas rachas de viento de hasta 40 kilómetros por hora.

La temperatura máxima del domingo fue de 23 grados.

Esta madrugada la temperatura llegó a 16 grados centígrados en la zona de Ixtapa, mientras que el centro de Vallarta reportó 17 grados.

Agregó que el jet a partir de este lunes se desplazó hacia el sur y de esa forma liberó a la región de Bahía de Banderas de la franja de nublados y lluvias, aunque existe la remota posibilidad de que retorne.

La franja se recorrió hasta ubicarse entre Chamela (Jalisco) y Colima y sale al norte por la costa de Tamaulipas, por lo que continuarán las lluvias más al sur.

Indicó que tras el jet y la banda de nublados se desplaza una masa de aire polar que propicia algunas nevadas en sierras de los estados del norte y también descensos de temperatura en la mitad norte del país.

En la región de Bahía de Banderas este lunes se fueron los nublados y las lluvias, regresó el tiempo soleado.

Sea como sea, la recomendación sigue siendo que menores y personas de la tercera edad se abriguen por las mañanas para evitar cambios térmicos bruscos que suelen provocar enfermedades de las vías respiratorias.

Este clima que algunos consideran “atípico” provocó opiniones encontradas, pues mucha gente se quejó del frío que generó, que en cierto modo lo es en una región donde pocas veces baja el termómetro a esos niveles, y otros lo vieron por el lado bueno porque nos olvidamos un rato del calor y la lluvia no provocó grandes problemas.

 

 

Alto déficit de elementos enfrenta Seguridad Pública

Domingo, 04 Diciembre 2016

Javier Santos

La Dirección de Seguridad Pública enfrenta una carencia de elementos en el puerto.

Hace años había alrededor de mil elementos y hoy oscila en poco más de 300, aunque el número es mucho menor en las calles debido a que algunos se encuentran en el área de custodia y otros se enferman, cuentan con vacaciones o tienen asignaciones específicas.

Debido a ello, el director de Seguridad Publica, Jorge Antonio Hernández Valencia, reconoció que enfrentan un déficit de elementos por lo cual en breve lanzaran la convocatoria para incorporar nuevos prospectos a la Academia de la Policía Municipal.

“Puerto Vallarta llegó a tener mil elementos hace seis años, ahorita tenemos una tercera parte de lo que en ese momento se manejaba, por eso mismo estamos creando una convocatoria” desde ya, sostuvo el jefe policíaco.

El principal delito que existe en Puerto Vallarta es el robo a casa habitación, afirmó el director de Seguridad Pública Municipal, Jorge Antonio Hernández Valencia.

El jefe policíaco dijo que ello es la preocupación principal por lo que se “trabaja en el tema para prevenir e inhibir” ese delito que más golpea los bolsillos de las personas.

Una de las estrategias a seguir es una mayor presencia policíaca y cursos de capacitación continuos, además de los que elementos se sientan acompañados y respaldados, indicó Hernández Valencia.

 

 

“Así es esto del abarrote”…entre la desmemoria e ingratitud

Domingo, 04 Diciembre 2016

* En memoria de Ismael Macías Garibay por sus contribuciones a Puerto Vallarta * El pleno del Ayuntamiento no dignó a guardarle un minuto de silencio al ex regidor que abrió las sesiones del cabildo y ex vicepresidente municipal que logró la Central Camionera  

Martha Ramírez Ruiz

Las muertes no por esperadas dejan de ser dolorosas, y así fue con noticia de la reciente muerte de don Ismael Macías Garibay, uno de los personajes más extraordinarios que este oficio me ha permitido conocer.

Hombre controvertido que despertaba pasiones, podría ser hasta odiado por algunos, admirado y querido por muchos, pero no se podía permanecer indiferente ante su personalidad.

Sin embargo, lo que no se vale es la ingratitud e indiferencia, por una desmemoria de la historia reciente del municipio, donde Ismael Macías Garibay se ganó un merecido lugar por ser un personaje que contribuyó desde diferentes trincheras a un mejor Puerto Vallarta.

Con más de medio siglo de residir en Puerto Vallarta, donde dejó su huella en la hotelería, restauranteria y no se diga en la política, murió a la edad de 74 años el pasado miércoles 23 de noviembre.

Ex regidor y ex vicepresidente municipal, pero no cualquier ex edil y ex vicepresidente. Fue uno de los tres primeros regidores de oposición en un cabildo y el primer ex vicepresidente municipal emanado del PAN, instituto político del cual fue parte de la planilla que encabezó Humberto Jiménez Rosales en 1988 y el primer presidente del Comité Directivo Municipal del blanquiazul en 1989.

No obstante, en la sesión ordinaria del Ayuntamiento que se llevó a cabo a unos días de su muerte, contrario a lo que podría esperarse a que le guardasen un minuto de silencio en su memoria, en el pleno del ayuntamiento no se dignaron a reconocerle ni después de muerto.

Entre la desmemoria y la ingratitud, “así es esto del abarrote” habría dicho don Isma a quien esa omisión le habría sido “intramuscular”.

Si en vida estaba consiente que no faltaban los que le tildaran de “loco” o un “viejo tupamaro”, poco debió importarle que el cuerpo edilicio no cumpliesen con el protocolo con un minuto de silencio a la muerte de un ex regidor, ya que a él “cualquier cicle le sabía a menta”.

Van estas líneas en su memoria y para refrescar la memoria colectiva sobre lo hizo Ismael Macías Garibay, aunque no alcanzaría el especio para reseñar las aportaciones que hizo en su andar de más de 50 años en esta ciudad.

De entrada algo que no debe olvidarse es que hasta antes que Ismael Macías Garibay, junto con el también desaparecido Humberto Jiménez Rosales, y Olivia Pérez González fuesen ediles de oposición, las sesiones del cabildo eran cerradas.

Porque si bien la ley ya consideraba también que fuesen públicas, como era la época antes de la internet, no se podía acceder tan fácilmente a esa información.

Se abrieron en 1989 con ley en mano que entregaron Macías Garibay y Jiménez Rosales a los reporteros que cubríamos la fuente, pero no solo eso, uno de ellos quitó el seguro a la puerta del salón de cabildo, mientras otro la detenía para dar acceso a un pequeño grupo de reporteros, entre ellos la que esto escribe.

Viene a la memoria un gesto que refleja parte de esa generosidad de don Ismael cuando en los meses de la huelga del Diario de la Bahía, solidario siendo regidor nos entregó 1 mil nuevos pesos para repartirse entre los huelguistas, una cantidad que en 1989 alcanzo para comprar despensas y repartir de 50 o cien pesos sobre todo en los huelguistas que tenía una familia, alho que hizo sin condicionamiento alguno, al tiempo y la distancia unos quizá lo olvidaron pero a algunos diario nos ofreció ir a comer a su restaurante de “Los Pingüinos”, así fue como esa relación que había surgido del trabajo, paulatinamente se fue convirtiendo en una entrañable amistad que perduró hasta su muerte.

De ahí que me caló su partida, y más me dolió no poder escribir en esos días. Ni darles datos para que otros lo hicieran subsanaron el pesar.

Lo que no impidió que me hiciera presente en su velorio. Embargada por la tristeza de ir a despedir a un amigo, de los más extraordinarios personajes del Puerto Vallarta del siglo pasado.

“Yo les puse el columpio donde hoy se mecen los panistas”, dijo en alguna ocasión siendo vicepresidente municipal, me consta que así fue, ya que siendo regidor y el primer presidente del CDM del PAN hizo que este creciera al apoyar demandas ciudadanas y crear los bastiones panistas que una vez fueron las colonias de Las Peñas, Los Tamarindos, las Canoas y Palito Verde.

Cabe aclarar que en la vez que contendió por la vicepresidencia municipal en la planilla encabezada por Fernando González Corona en 1995 lo hizo como candidato externo -lo que hoy dirían “ciudadano”- ya que nunca regreso al blanquiazul, y una vez concluida esa administración se alejó de la vida política aun cuando en por lo menos en dos ocasiones el PRD le ofreció la candidatura a la alcaldía, solía decir con ese sarcasmo que le caracterizo “a mi denme por muerto” lo que solía repetir cada vez que le llegaba a hablar de su retorno a la política, de la que decía que ese fue el peor error que habría cometido en la vida.

Ocuparía varios tomos para mencionar los episodios que protagonizó desde los tiempos en que fue presidente de los hoteleros o cuando a principios de los 70s cuando el huracán Rosa causó estragos en esta ciudad y las noticias de esos daños alejaban al turismo, y él fue a la ciudad de México y consiguió un minuto en 24 Horas con Jacobo Zabludovsky, para decir que el agua que corría en las calles eran ríos con langostinos.

O cuando siendo propietario del hotel Posada del Río Cuale, harto de las extorciones de inspectores de Turismo federal, les puso un “cuatro” hasta con Notario Público, esa denuncia le valió prácticamente ser secuestrado por agentes de gobernación que sí iba a armar la revuelta. Pero al ver que solo era un empresario indignado por la corrupción, consiguió no solo la destitución de esos inspectores, sino que la SECTUR abriera la primer delegación en esta ciudad.

Esos y más recuerdos se revivieron en su velorio en donde además de la familia y unos amigos y vecinos, fue notoria la ausencia de la clase política o autoridades, a excepción de los panistas José Pablo Ruiz y Ricardo Ponce Ibarría, de la nueva generación, y los que tampoco podía faltar a ir esa noche, pese a su edad y sus dolencias, sus compadres, Olivia Pérez y Nacho González.

A ingratitud, pero eso como él dijera le habría sido “intramuscular” ya que sabía que “así es esto del abarrote”, si ahí estaban los suyos, que le acompañaron en los últimos meses en que supo afrontar con valor que su hora estaba cercas, y así lo dijo en la última conversación telefónica que sostuvimos allá por mayo, a la muerte del don Luis H. Álvarez.

“Lo que tengo que opinar de él, ya se lo dije en vida, y lo que hoy podría decir, muy pronto se lo diré a él”, comentó el alusión a la concertación que se dio en 1992 en que fue por un mes diputado local plurinominal y que se la quitaron para dársela a otro partido lo que provocaría su renuncia al PAN, tras ese comentario retomó la breve platica para lucido hasta el final pasara a emitir severas críticas desde Peña Nieto hasta al alcalde vallartense, “dirás que genio y figura”, dijo para dar por terminada la llamada, la que sería la última vez que tuve oportunidad de hablar con una persona excepcional.

Dicharachero, irreverente, franco hasta ser hiriente, pero generoso y desprendido como pocos, con una integridad hasta las cachas, dicen que los hombres se van, pero las obras prevalecen, y entre muchas que se le deben agradecer a don Isma es que Puerto Vallarta cuente con una Central de Autobuses, ya que siendo vicepresidente municipal fue directamente el responsable de las negociaciones entre transportistas, taxistas y ejidatarios para poder hacerla una realidad. Y eso no se debe, ni puede echarse al olvido, Gracias don Ismael Macías Garibay.